No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Hugo & Fabián

El segundo semestre trae vientos alentadores para todo aquel al que le dé igual cómo anda el país porque no afecta su bolsillo, ni su casa, ni su otra casa, ni su auto ni su moto; minoría dichosa entre la que no nos cuento, mi querido. Por eso te escribo para proponerte un sueño.

No, tranquilo, no va por política la mano. Pero te escribo sí para proponerte algo.

Mi amigo Gabriel está prácticamente regalando una porcioncita de Puerto Madero, él tenía una vinoteca que no rindió y necesita plata fácil y rápido por familia y pibes y questo quelotro. Posta la remata, Fabi. Entonces lo que pensé es que capaz podemos comprar a medias, vos y yo, y nos ponemos uno de esos lugares de ensaladas y sánguches, todo pura lechuga que a la gente paqueta se la metés hasta en la guantera con toda esta movida de comer sano.

Sería 50-50, vos estás en la cocina y yo gestiono personal y proveedores. Pensá en ser tu propio jefe, Fabicito. La oportunidad que siempre quisimos nos metió la traba y si no nos levantamos rápido nos va a dejar mirando el asfalto. Te adjunto un detalle con los datos de la compra, las cuotas montos y demás.

Podemos darle laburo a un montón de gente que lo necesita. Un ambiente laboral copado. Cumbia vieja en Puerto Madero. Genuidad en Puerto Madero, buena onda, todo. Cocinando como cocinás y con la manija de hacer la tuya que tenés hace años, yo no lo dudaría.

Bueno, loco, ustedirá.

Abz,
H-

*****

Huguito, petiso querido! Qué campeón! Leí el detalle y es verdad, lo está regalando.

Mirá, no sé qué decirte. Anoche no pegué un ojo pensando y pensando. Es una oportunidad única, de esas que no vas a volver a tener. Es esa linda que viste pasar y te voló la peluca en la playa, pero la vida no te la cruzó de nuevo en la peatonal. Si no la cazás en el aire, se te vuela de las manos.
Pero al mismo tiempo es asumir un riesgo y vos viste como soy, no les saco el plástico a las sillas nuevas. Siempre te envidié eso, pensás el peligro como un desafío. En la vida vas en moto, no te importa ser tu propio paragolpes.

En el almacén las cosas están cada vez peor. Laburo casi doce horas y apenas saco para darles de comer a mi mujer y a mi hija. Con lo que la negra hace limpiando casas pagamos el alquiler y algunos impuestos, a fin de mes contamos las monedas. Eduardo me prometió que cuando se jubile me va a dejar el negocio, quizá de dueño pueda hacer una diferencia para vacaciones o zapatos de cuero, aunque no creo porque manejo los números y cada vez hay menos filas en el haber. El panorama es terrible, pero es algo seguro. Si me la juego y pierdo quedo en la ruina, no es fácil encontrar laburo a mi edad y con mi currículum. Nunca estuve en blanco, ¿podés creer? Además me da cosa dejar al viejo solo, es casi un padre para mí y ya no le da la cabeza para manejar proveedores.

Imaginate si caigo en Puerto Madero con esta carucha y la chata destartalada, las viejas fifí van a pensar que les voy a robar. El otro día se me quedó enterrada en el barro, no sabés lo que fue sacarla. En cualquier momento me deja a pata para siempre. Tengo algunos ahorros y pensaba usarlos para comprar una camionetita usada, porque aparte la uso para el reparto del almacén, pero ahora que está esta oportunidad… no sé.

Petiso, inventé una tortilla que te deja seco y lleva UN HUEVO. Lo creativo que te pone la pobreza, no te podés imaginar.

Abrazo, turbina.
Fabito.

*****

Oíme Fabi, es la nuestra. Esta es la nuestra. Lo sé. ¿Si vamos 65-35 estás adentro? Además de necesitarte, quiero hacer esto con vos. Sos mi hermano. Cuántas veces pensamos en que sólo la íbamos a ver pasar. Ahora nos toca ser protagonistas, papá. Pensalo bien, posta.

Además, “mi mujer y mi hija”, hijo de puta, tu novia y la pendeja con la que aterrizó en tu derpa. Y Eduardo te viene negreando hace más de 15 años. En ese tiempo te escuché decir que querías cambiar de vida más veces de las que te vi sonreír. La verdad que no se qué esperás para dar el paso. Si no funciona, vas a pelearla a otro lado, como hacés siempre, como hicimos siempre. Somos hilanders de cualquier traspié de guita vos y yo, aparece un rayito de luz y te acurrucás en la cueva de entrada. Pensalo bien, por favor. Y en lo posible antes del 17 que tengo que ofertar.

Mirá, yo la verdad que solo no puedo, al margen de que seas un cocinero de la concha de la lora y me gustaría verte hacer lo que querés hacer, no llego a más del sesentipico. Pensalo bien y lo que decidas te lo voy a respetar. De ninguna manera va a afectar nuestra amistad, eso está tan de más decirlo que me parece una falta de respeto, pero bue.

La última vez que rompí huevos fue cuando se me cruzó una vieja cargando un maple y yo me la llevé puesta por relojear un orto.

abz

*****

Huguito,

Pensé tanto en este tema que ahora tengo el cerebro como tambor usado. Está bien, acepto. Hagamos una oferta. Vamos 50-50 como dijiste al principio. Si me decido, me tiro de cabeza, no me quedo midiendo la temperatura del agua en la orilla.

Estoy arriesgando mi futuro, pero también es cierto que mi futuro hace agua por todos lados. Y ya tengo las bolas infladas de que me digan que soy demasiado bueno. Vos y los pibes me volvieron loco haciéndome sentir un boludo, creo que al final les dio resultado.

La negra no quiere saber nada pero le paré el carro, es hora de que haga algo por mí aunque la posibilidad de fracasar me dé miedo. Me la pasé laburando para que a ella y a la nena nunca les falte nada, me hice cargo de cosas que no me correspondían, basta. Cocinar es un sueño que tengo de pibe y las oportunidades no llueven del cielo día por medio.

Le comenté algo muy por arriba a Eduardo, se puso loco. Que cómo me vas a hacer eso, que por qué me dejás tirado, que qué voy a hacer sin vos, que no me falles así. Hace dos años que no me sube el sueldo, ¿ahora se acuerda de que me necesita? Ya no sé de dónde recortar gastos. Me quedé al lado suyo porque cuando era pendejo me sacó de una jodida y me dio laburo, pero en la vida me reconoció todo lo que hice por ese puto almacén, y mirá que le saqué las papas del fuego mil veces. Si puede se hace el boludo con la plata de la nafta de los repartos, ¿podés creer? Encima que pongo la chata.

Vamos a darle para adelante antes de que me arrepienta, que estoy haciendo un esfuerzo terrible para valorarme un poco.

¿Nos juntamos mañana? Escribime.
Fabito.

*****

Se ve que se me borró el mail original por eso corto la cadena pero no, querido, no es así. Yo dejé la llave de paso abierta pero el que me aseguró hace años cuando arrancamos que había hecho el papeleo del seguro fuiste vos. Me mandé un moco tremendo y me estoy haciendo cargo como puedo. Al margen de que esa llave está en la cocina que vos comandás, la cocina que yo piso cada tanto cuando hay algún bardo con el personal. Pero ta, ese día cerraba yo y fui irresponsable.

Busco presupuesto para pisos y de carpintero. Estoy tratando de redondear con un mayorista para todo lo que refiere a tu cocina. Pero la plata para pagar la reforma entera no la tengo, Fabián, y el lugar es de los dos. Creció por los dos, no me tires el fardo ahora como si no me debieras tu presente de casa propia de cuatro ambientes y un 0km. No te estoy pasando factura, pero tu mail era realmente agresivo y bastante distorsionado. Arrancamos juntos y lo justo es que resolvamos esto juntos.

¿No te pusiste a pensar en que si en vez de encanutarte la plata destinada a las pólizas hubieras hecho las cosas como debías esto lo resolvíamos en un mes, mes y medio? ¿O qué hiciste si no con esa plata? Porque yo en nuestras reuniones antes de abrir recuerdo destinar presupuesto al seguro, lo recuerdo perfecto, te di la tarjetita del que me aseguraba a mí la zapatería en ese entonces.

Antes de acusarte necesito entender porque de verdad no creo que te la hayas quedado. No creo que ese sea mi socio ni mi amigo ni mi hermano.

No sé qué te pasa Fabi pero estás sacado, preciso que te vuelvas a encaminar y saquemos el lugar adelante. Vos y yo podemos repuntar cualquier desastre, eso lo sabemos desde pibes. Pero ya estamos viejos para los arranques. Para tenerlos y para soportarlos. A mí también me da bronca, eh. Yo también laburé hasta el hartazgo por esto. No es que por no tener críos no aposté todas mis fichas a nuestra sociedad. A mí también se me acaba de desarmar el mundo. No caigas en esa de pensar que vos arriesgaste más que yo por favor te lo pido. Sabemos muy bien de dónde venimos.

Dale loco ponete las pilas, que este lugar nos ha dado más alegrías que cualquier teta en cuarentitantos años. Sacudite la bronca y nos sentamos a hacer cuentas. Arriba y para adelante, como toda la vida.

(Si releés tu mail te vas a dar cuenta de que de verdad estoy siendo más que comprensivo).

abrazo

*****

¿Cómo no voy a estar sacado? Se me está viniendo el mundo abajo. Nunca me imaginé que pasaría algo así. Te pido perdón por mis arranques y por el maltrato. No sabés lo que es mi cabeza, o sí, lo podés ver. Me estoy volviendo loco.

Al final ayer llamé a la negra conchuda. No solo que me dejó por el proveedor de gaseosas y vació la cuenta bancaria que teníamos juntos para cobrarse sus “bienes gananciales” (patasucia, cuando la conocí no tenía dónde caerse muerta), no, también se patinó la plata de las pólizas en ropa y boludeces para la pendeja. Le daba lo del seguro para que pagara, jamás lo hizo. Ahí tenés el misterio develado. Me mintió tanto y de tantas formas que ahora celebro no tener que volver a verle la cara.

Estoy arruinado. Tengo que pagar la cuota del crédito hipotecario y del auto, poner la mitad para la reforma y rendirte toda esta deuda. El negocio va a estar cerrado pero a los empleados hay que pagarles igual, no sé cómo dibujar guita. Yo te prometo que te voy a dar todo, nunca te fallé, por más histerias que tenga sabés que soy un tipo con principios. Quiero meter la cabeza en la tierra tipo avestruz, sacarla y que todo se haya solucionado. Ya no sé para dónde correr.

Se me cae la vida, hermano. Te juro que pensé que después de tanto laburo, el cielo me iba a tirar una soga y todo iba a salir bien. Ser dueño me trajo tantos dolores de cabeza que a veces extraño mis tardes en el almacén, así no ganara un mango. Ahora solo cuento deudas y problemas.

¿Cómo se hace, Huguito? Te juro que fui un buen tipo, nunca cagué a nadie, no me aproveché de ninguna situación. Parece que tenés que ser una mierda de persona para que te vaya bien. Cómo nos va a pasar este desastre. Con lo que nos costó tener clientela, en dos días la perdemos, estamos rodeados de locales que hacen lo mismo.

Lloro, Huguito. Te lo juro. Hoy fui de mi vieja, la abracé y me puse a llorar. No paraba, parecía un pelotudo. Me dio una estampita de San Cayetano, viste que las viejas quieren resolver todo con una estampita.

Venite a casa así veo si saco un crédito o qué.

Fabito.

*****

Negrito escuchame vamos a salir. Cuando me fui del café me di cuenta de que esta es sólo otra prueba, pero no es la definitiva ni a palos. Es pasarla y seguir. Estamos calientes y cabrones y no nos merecemos esto, es injusto que a buena gente como nosotros, que vive en la pelea, que les pone el 110% a todos los putos días de su vida se le venga el mundo abajo en dos patadas. Pero tocó, y hay que salir a flote (daba el chiste?) como los luchadores que somos.

Voy juntando el papeleo para el banco. Si nos casamos será más fácil que nos den el okey? Qué decís fabicito? Te ves yendo de blanco al altar con la cortina de No toca botón?

Vos preparate para la charla del jueves. Tenemos que intentar que nos entiendan sin dejar de entenderlos a ellos que se están quedando sin laburo por una irresponsabilidad con la que no tuvieron nada que ver.
Qué terrible es cuando un boludo te salpica su bosta. Y ahora de este lado te digo qué terrible ser ese boludo.

Por lo pronto y en cuanto a las prioridades con la guita, vos emparchá tu vida y con el restó vamos viendo, matar no nos van a matar, a lo sumo nos mataremos entre nosotros, y si eso ya no pasó confío en que no va a pasar.
Si te mato capaz te hago un favor.

Del casamiento al homicidio. Debo estar menstruando.

abrazo papá arriba que de este pantano también vamos a salir limpitos.

*****

Huguito, tener a los pibes laburando sin sueldo me parte el alma. Ya sé que todos estuvieron de acuerdo en la reunión, que es solo por dos meses y que ellos se ofrecieron para bancar la parada del crédito hasta que pase el tornado, pero igual. Candela tiene una nena y se toma dos colectivos para llegar a Puerto Madero, no es joda. Entiendo que prefieran no cobrar dos meses a quedarse sin laburo, pero perdimos tanta clientela que no creo que podamos repuntar.

¿Por qué no vendemos el fondo de comercio? Ya está, dejémonos de jugar a los empresarios exitosos. Paguemos lo que debemos y empecemos de cero, como siempre. Yo puedo agarrar unas changas de albañilería, no sé.

Me voy a dormir. Mañana será otro día.

Abrazo, turbina.
Fabito.

*****

¿Dónde estás, Huguito? Te dejé como cuarenta llamadas perdidas!

Resulta que esta mañana entra al local una piba y la atiende Candela. Veo que le da una ensalada y no se la cobra. La piba sale y la agarro a la otra, lo único que nos falta es andar regalando comida. Ahí me cuenta que la que entró es Ariadna Negroni, la hija del Relámpago Negroni. La pendeja es actriz o cantante o no sé qué carajo y tiene millones de seguidores. Escuchate esta: subió una foto de la ensalada 3verdes etiquetando el lugar. A LAS DOS HORAS TENÍAMOS UNA CUADRA DE COLA. No dimos a basto en todo el día. Mares de pibitas pidiendo “la ensalada de Ariadna” (ahora se llama VegetAriadna). Tuvimos que cerrar recién a las ocho.

¿Dónde estás? Mañana vas a tener que venir a ayudar un poco, yo sigo acá en el local, me quedo hasta tarde haciendo panes que se terminaron todos. Llamame.

Fabito.

*****

Fabito, recién llego, me robaron el saco del respaldo de la silla con la billetera, llaves de casa y el celular. Me largué a llorar boludo. No podían ser tantas malas juntas. Todas las malas como en dominó y al final yo sin puta idea de qué hacer. Fui hasta lo de Ale a buscar el juego de repuesto y recién ahora llego, me siento en la computadora y leo esto. Ya volví a llorar. No lloraba hace siete años desde que tuve que ir a reconocer el cuerpo de mi viejo. No puedo creer lo que me contás.
Yo te dije que íbamos a salir de esta pero no sé si alguna vez me lo llegué a creer.

Estamos en carrera otra vez hermano. Qué alegría, la concha de la lora.

Mañana voy, no sé a qué hora llego porque tengo que hacer las denuncias de los documentos y trámites y eso, pero voy.
Nos vemos, fabicito, no sabés lo que te quiero amigo.

*****

No creo que llegues a leer esto pero venite con camisa que cayeron los de Comilona TV y nos van a hacer una nota. Esto es una locura, petiso.

Fabito.

 


Tenemos lo mejor del primer año empaquetado en formato libro para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero. ACÁ.

Anterior

Yoel & Tiziana

Siguiente

Laureana & Adolfina

4 Comentarios

  1. Que bien que, con todas las dudas y adversidades, a fin se les dio. Se lo merecían.

  2. La vida, la amistad, las crisis economicas, los exitos comerciales todo eso tiene cara humana y ustedes le sacaron una foto.
    Gracias
    Sigan.
    MartinS

  3. Ana Rosa Cantiello

    Qué bueno!! La amistad ante todo y la lucha compartida, que finalmente triunfa (aunque no siempre es así), resulta una bocanada de aire fresco ante tantas cosas desagradables que nos suceden.
    Las felicito. Gracias.

  4. Marie

    Sonreí cuando terminé de leer. Me encantan estos finales. 😊
    Genias totales! 👏

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén