No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Horacio & Eliana

Voy a confiar en vos como nunca confié en nadie en mi vida. Te siento una hermana y lo sabés, el título “mejor amiga” te queda chico. Lo que te voy a explicar es muy complejo y yo tengo bocha de información en la cabeza, voy a tratar de bajarla lo más limpia posible.

Todo empezó hace cuatro años. Quise colaborar con un emprendimiento solidario sin fines de lucro cuya misión era darle batalla al abuso de menores, y buscaba voluntarios para hacer tareas específicas relacionadas con la detección web de pedófilos y pornografía infantil. Hay muchos agentes especiales y civiles trabajando tipo superhéroes en ese mundo siniestro. La cosa es que mi papá ME PROHIBIÓ inscribirme porque decía que iba a poner en riesgo mi vida, y que además los casos son inventos para poder meter presa a gente inocente (¿?).

En su momento acaté la orden pero las palabras me quedaron resonando en la cabeza. Después de un año de negación, me desperté a la vida con ganas de prestarles atención a las señales. Mi viejo nos tiene prohibido entrar a la oficina que tiene en casa; nadie puede acercarse, ni la señora que limpia. Dice que “le podemos desordenar los papeles”. No estamos autorizados a usar su computadora personal o su celular. Todas sus adquisiciones son sagradas.

Hay muchas particularidades que lo hacen especial, siempre tuvo una personalidad extraña, me cansé de escuchar la frase: “tu papá es raro”. Vos lo conocés, sabés que es así. Introvertido, antisocial, cerebrito. Cero aptitudes sociales, genio de la programación. Me consta que maneja la Deep web de taquito.

¿Sabés lo que es la Deep Web? El sector de la red al que solo podés acceder con un software especial y realizar todo tipo de actividades ilegales, desde comprar heroína hasta contratar un sicario o pagar para ver un video de como un hijo de re mil puta viola y mata una pibita víctima de la trata. En 2014 se calculaba que tenía 500 veces más información que la internet a la que todos accedemos, imaginate ahora. La data se mueve encriptada y antes de llegar a destino pasa por múltiples servidores que forman parte de redes de voluntarios. Cada paso remueve un nivel de encriptación hasta que el mensaje llega al destinatario, lo que hace muy difícil rastrear al autor. Nada se encuentra con un buscador común, obvio.

Es muy bardo, te estoy quemando la cabeza, lo sé. Pero bancame que ya llego al punto.

Estuve dos años y medio recabando información, gestos, detalles. Es muy largo y tedioso de explicar, algún día te contaré el paso a paso. Mi movida más grosa fue ir hasta su oficina a la noche, pedirle al de mantenimiento que me abra con la excusa de necesitar un teléfono guardado en su computadora, “pero no le digas a mi papá que vine porque quiero darle una sorpresa por su cumpleaños”. Tuve literalmente dos minutos y lo único que llegué a ver es que estaba logueado en Facebook con el perfil de un tal Ger Man, y la foto de un pendejo de trece, catorce años.

Sé que todo suena a policial fantástico pero tengo razones fundadas para sospechar que mi viejo anda en alguna MUY turbia. Quiero ver si lo puedo hacer caer. Necesito probar que estoy equivocado.

Me abrí un perfil trucho de una tal Florencia Martínez (¿el nombre más común de la tierra? probablemente), 13 años, jugadora de hockey. Hace seis meses que vengo laburándolo, quiero hacerlo lo más creíble posible. Las fotos las capturo de un Fotolog (¿te acordás?) abandonado de una piba cordobesa que tiene material como para hacer trescientas cuentas. Imágenes con su familia, amigos, mascota, selfies, todo. Yo no sé cómo no se dan cuenta de que cualquiera tiene acceso libre a su intimidad, es como un tenedor libre para enfermos.

Perdón, es el correo más largo del mundo. Pero acá es donde te involucro:

Primero, quiero tenerte al tanto de todo y que seas mi bastón. Me hago el fuerte pero por dentro estoy carcomido. Segundo, ¿seguís teniendo el perfil trucho que usabas para stalkear a tu ex? Porque me vendría muy bien que empieces a interactuar desde ahí con Flor. Estoy tomando algunos recaudos para que a mi viejo le sea muy difícil encontrar a la chica original, o hackear a mi fake.

Quiero que Flor agregue a Ger Man y organicen un encuentro, y ver si va mi viejo.

Sí, lo que leíste.

Si llega a ir o se prende en alguna complicada, lo voy a denunciar.

Tercero, dame consejos. ¿Qué subo al perfil? Estoy compartiendo canciones y fotos de algunas bandas teen. ¿Cómo inicio la conversación? Dame data para el verosímil. Ya sé que cumpliste 13 hace 19 años, pero trabajás en una escuela. ¿Qué estados? No tengo margen de error.

Te adoro,
Horacio.

Es un montón para procesar, lo sé. No duermo hace meses.

*****

Horacio, vos entendés que me estás pidiendo que me meta en una muy pesada, ¿no?
Estás abordando gente que tiene absolutamente ninguna consideración por la vida de otro, que ve todo como un negocio y tiene un millón de nodos. Va a caer tu papá en cana y a las 20 horas van a haber encontrado la forma de sacarlo. Y ahí van a venir por nosotros. Yo no puedo arriesgarme así, tengo un pibe de 3, ni sé si deberíamos estar hablando de esto por mail.

Puedo darte usuario y contraseña del perfil ese para ver las cosas de Juan Cruz, y lo usás como querés. Mi consejo es que vayas de una computadora a otra, dejá tan pocas huellas como te sea posible. Y una vez que hayas dado con algo, denuncialo y hacé la tuya, Horacio. Que tu viejo se pudra en su locura y su mugre. No sigas. Te lo digo en serio. Estas cosas son adictivas, una vez que logres destruir un granito de maldad vas a creerte todopoderoso, omnipotente, y te va a terminar destrozando. No se puede extirpar toda la mierda del mundo. No se puede, es así. Hay que aprender a convivir con lo sumamente imperfecto. Porque si no es venta de drogas, de gente, de todo por internet; es la vida real, la palpable, Horacio. Vos andás por la calle, ¿eso no te abruma la cabeza? Gente que literalmente se muere de no comer, chicos a los que el paco les consume el cerebro como termitas, madres pidiendo aunque sea migas para sus hijos, bebés condenados a pasar hambre y frío. No se puede contra todo, pero si decidís dar batalla, cosa que me parece no sólo admirable sino también muy hermosa, yo te diría que no empieces por tu papá. Empezá por cualquier desarraigo, los golpes van a doler menos. Ahí contás conmigo.

De todas formas, te adjunto bandas y pavadas culturales de pre-adolescentes. Hacé lo que vos quieras, pero pensalo bien.
No me metas, te lo pido por favor.

*****

Dejá, Eli. Perdoname. Buscaba apoyo, no complicidad. Ni se me cruzó por la cabeza que podrías pensar que te quiero involucrar.

Corto el tema acá, hagamos de cuenta que jamás te escribí. Te libero de cualquier carga que pude haberte generado al enviarte el correo. Tarde o temprano te vas a enterar de las novedades, no por mí, si todo sale bien.

Me importa que sepas que soy consciente del monstruo al que me enfrento y no tengo miedo. Me rehúso a seguir siendo cómplice desde el silencio. Entiendo tu punto, pero no tengo nada que perder. Nada es más importante que eliminar la lacra social, ni mi vida. Pretendo encontrar un granito de arena en un desierto, lo sé. Pero estoy un poco cansado, ¿sabés? Y esto como generalidad. Quedarme callado ante las injusticias, ver pasar las horas sin mover un pelo. Escuchar al mundo respirar con dificultad y no llamar a la enfermera. Patear la mugre que otro tiró en la vereda. Vivir como si fuera ciego.

No tengo hijos, tampoco pareja. Quizá sea yo, quizá me toque a mí hacer algo por los hijos de otros. Ningún superhéroe urbano. Un pelotudo jugando a la ruleta rusa con su suerte.

Ya tomé varios recaudos, si te escribo desde mi cuenta personal es porque no importa. Porque está bien. Porque estoy solo en esto.

Gracias por los links, no voy a usar ninguno. No vas a estar involucrada de ninguna manera.

Te mando un beso enorme, te adoro con el alma.
Horacio.

*****

Horacio, ¿dónde estás? ¿Dónde te metiste?
Estoy hace semanas intentando ubicarte. Por favor, decime que está todo bien, Horacio.

Por favor.

*****

Eeellliii amigaaa este Horacio no es tu amigo? Boluda me mueroo muerta!!!
Sol.

Su hijo lo vendió: Mirco H. Ribotruzzi acusado de integrar red de pedófilos.

El día martes por la mañana detuvieron al famoso empresario Mirco H. Ribotruzzi, dueño de la empresa constructora que lleva su nombre, acusado de integrar una banda dedicada a la venta y distribución web de pornografía infantil.
Otros dos masculinos fueron arrestados días después, supuestos cómplices del empresario. En tres allanamientos simultáneos realizados por la Policía Federal se secuestraron cinco computadoras, diez teléfonos celulares y varios discos rígidos externos. Al parecer, lograron detectar más de 138 GB de fotos y videos; en donde se observan menores de edad (de sexo femenino, en su mayoría) realizando todo tipo de prácticas sexuales y aberraciones indescriptibles.
El oficial Jorge Gutiérrez expresó que se trata de una organización masiva, pero que tienen en sus manos a un pez gordo. “De a poco vamos a completar la foto”, aseguró. A su vez, el abogado del detenido solo comentó que se trata de un error y optó por evadir las cámaras.
Lo interesante del caso es que fue su propio hijo mayor, Horacio Ribotruzzi, quien lo denunció. En una entrevista exclusiva para la televisión que alcanzó picos de 30 puntos de raiting, expresó: “leí movimientos raros y actué en consecuencia. No puedo dar detalles porque forma parte de la investigación, pero me tomó varios meses. En cuanto tuve certezas me contacté con una organización no gubernamental, ellos siguieron el caso y trabajaron en conjunto con la policía. Yo solo di el puntapié inicial.”
Así mismo, confiesa entre lágrimas que su familia está destruida y que tiene miedo. “Mi mamá no me habla y mis hermanos cuestionan lo que hice. Vengo a los medios en busca de protección. Estoy solo y no sé qué puede llegar a pasarme. Me metí en una grosa. Es muy triste.”
Varios referentes de los derechos humanos le ofrecieron asilo. Miles de personas están compartiendo su foto en las redes sociales considerándolo un héroe. El hashtag #YoEstoyConHoracio fue tendencia durante tres días consecutivos.
Se investiga si la organización también está involucrada en la trata de blancas ya que se encontraron imágenes y material audiovisual de al menos quince menores desaparecidas en los últimos cinco años.
La justicia ya se encuentra trabajando para esclarecer el caso que mantiene en vilo a la sociedad argentina.

*****

Horacio, veo tu foto pasar por todos lados, tu cara y tus testimonios; ¿dónde estás? ¿Por qué no me respondés a mí?
Me llegan noticias tuyas por terceros, pero llamo a tu celular y me dice que está inhabilitado. Fui hasta tu casa y nada. Te estoy buscando, estoy desesperada. No puedo creer que desaparezcas de mi vida y tenga que escribir esto en un mail. Tan impersonal, tan lejos.

¿Cómo estás con lo de tu papá? ¿Lo van a cremar? ¿Querés que te acompañe en algún trámite?
Quisiera estar para vos en este momento. Lamento mucho lo que sucedió y también haberme enterado por los diarios.
Creo que, bajo encierro, vio todo lo que cargaba y no lo pudo sostener.

Si necesitás ayuda por favor comunicate conmigo. Sé que en su momento elegí abrirme pero tuve miedo. Eso me pasó, tuve miedo.
No sé, a veces me imagino que tu vida corre peligro y me angustio y no puedo dormir.

Estás bien, ¿no?
Vas a estar bien, ¿no?

Por favor, haceme llegar, sino por acá, por algún medio noticias tuyas.
Necesito saber que estás bien.

Eliana

*****

Perdón por la letra horrible, redactar a mano no es mi fuerte. Hola, amiga querida. No necesito presentarme porque el trazo imperfecto me define lo suficiente, pero soy Horacio, y te estoy mintiendo. Ahora tengo otra identidad, los mismos tocs.

La situación en Argentina se puso tan imposible que tuve que exiliarme, recibí todo tipo de amenazas. Que me quiera cortar en pedacitos un pedófilo vaya y pase, pero el “¡Arruinaste la familia!” de mi hermano cuando mi viejo “se suicidó” (lo suicidaron), eso sí que me asustó. Momento memorable, asqueroso, imborrable. Echarme la culpa a mí era más fácil que tener que lidiar con el dolor de la realidad. Pasaron ya ocho meses pero todavía me resuenan las palabras en la cabeza.

Ahora estoy en una suerte de programa de protección a testigos que no es exactamente eso, trabajando para combatir el mal del mundo desde una computadora. No, no me dedico a eso. Calmate, Batman. Pero digamos que si sos un erudito de la ingeniería informática te quieren los malos, pero también le sos muy útil a los buenos.

Ser impreciso es tedioso pero necesario, lo importante es que sepas que estoy bien. De verdad. Tengo trabajo, vivo tranquilo. Conocí a una mujer hermosa que está en una situación parecida a la mía. No, no es parecida. Pero nuestros mundos se tocan en el tener que vaciarte para armar una vida desde cero.

Me encuentro muy lejos de vos pero te llevo conmigo en todos los recuerdos. Si me estuviste escribiendo, no leí. “Mis” cuentas están abandonadas hace mucho tiempo. Ahora tengo otras, más de setenta. Ninguna es mía. Pero yo te sigo, eh. A diario. Eso me recuerda: ¡dejá de agregar gente que no conocés! Carita feliz. Tu pibe está divino, es para morfarlo. Te felicito por el nuevo emprendimiento, era hora de que abras tu propio centro de estética. El pelo morocho te queda bien pero colorada sos la más linda del planeta. Igual estás hermosa, como siempre. Tu novio está jugando en una sala de póker online medio turbia pero nada preocupante. Si veo que se pone picante lo saco de alguna forma. Desde donde pueda, te voy a seguir cuidando. Y queriendo, obvio.

No respondas a la dirección del sobre porque jamás me va a llegar. Voy a tratar de escribirte más seguido pero no es tan simple como redactar e ir al correo. La conversación más egoísta del mundo, lo sé. Pero te leo, Eli. Te leo todos los días.

Quemá esta hoja apenas termines de leer.

Lloro a cada rato y no me va a alcanzar la vida para pedirte disculpas por los momentos que te hice pasar. Sos lo único que me queda, lo único real que tengo.

Un abrazo lleno de calor para vos.

(No sé cómo firmar porque ya ni sé quién soy. Pero lo que es seguro, es que soy mejor.)

Anterior

Marcelo & Ernestina

Siguiente

Lucio & Noemí

11 Comentarios

  1. Laura

    Piel de gallina..algo tan real que asusta. .como siempre impecable chicas

  2. Mariana

    Wow! Que fuerte intercambio. Hacía mucho no hacían algo tan distinto, entiendo que no es fácil y por eso, me saco el sombrero cada vez que entro a este blog ❤

  3. Vir

    Fuerte. Muy real. Muy humano.

  4. palix

    ufffffffff!!!!
    no es el aire acondicionado de la oficina-búnker en la que laburo, es este martes de NMODV que me saca piel de gallina!
    chicas, lo suyo es de otro planeta. Gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. Agustina

    Muy fuerte, todavía tengo piel de gallina. No me canso de decirlo: ¡aguante nomeolvidedevos loco! Las quiero mucho 💜

  6. Stefania

    Excelente

  7. Ana Rosa Cantiello

    Increíble!!
    Hoy sí que entraron en un tema duro y muy doloroso.
    Son muy geniales, las admiro mucho.

  8. Wowwww!!! Que buen dialogo!

  9. Candela

    Esto es de otro universo. Gracias por cada martes.

  10. KarmaRocker

    Cuándo la tecnología se utiliza para desenmascarar cosas de mierda o cambiar un poquito el mundo, es realmente cuándo empieza a valer la pena. Como este blog y esta terapia. Impecable. Gracias como siempre!!!

  11. Fr

    De los mejores, nuevamente gracias! Placer leerlas.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén