No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Categoría: Uncategorized (Página 1 de 10)

Melisa & Bautista, la continuación

(Para la primera parte, click acá).

Un amigo está cagando a la novia y hace un rato nos explicó sus estrategias para encontrarse con su amante. Me fue inevitable acordarme de vos. Las horas inconvenientes, las excusas fantásticas, los planes improvisados, la dualidad del amor.

No estoy borracho y son casi las tres de la mañana. Te extraño pero no te lo voy a decir.

Soy feliz, muy feliz. Soy beige. Ja. Todo fluye, no hay baches. Pero qué feliz que soy. Un noviazgo repleto de todo lo esperable, ¿quién no lo querría? Habría que ser un estúpido para despreciar la estabilidad. Por eso estoy muy contento, muy contento. Tengo suegros que me quieren e invitan a comer asados los domingos. Chiara sube fotos de los dos con frases de canciones románticas al pie, siempre me pregunta sobre cómo dormí y le preocupa que no descanse lo suficiente. Tenemos citas con otras parejas, vamos al cine, miramos series juntos y nos enojamos si el otro adelanta capítulos. Planeamos escapaditas de fin de semana, la paso a buscar por el trabajo, me espera a la salida de kick boxing. Celebramos aniversarios con pequeños gestos, la abrazo cuando llora, me peina cuando me olvido.

Estoy un poco borracho y son casi las cuatro de la mañana.

Escribo mientras miro animé, me disperso.

Te había dicho que cambié. Bueno, eso pensé.

Estas oraciones aisladas parecen un chat conmigo mismo. Qué patético. No yo, esto. Yo aprendí a quererme y no me gustó.

Me aburro, Melisa. El amor recíproco es un tedio insoportable, no tiene gusto. La fascinación dura tres meses y después es todo un sinfín de obviedades. Me acostumbré a la herida, creo. A que todo sea difícil, a interpretar gestos, a encriptar mensajes, a hacerme mil preguntas por cuadra.

Con vos fui tan feliz como miserable y sin embargo no dejo de pensarte. Hace un año que no sé nada de tu vida y no creo haberte olvidado, estoy como aguantando la respiración abajo del agua. Tengo recuerdos de mierda, de haberla pasado feo; pero hoy a esta hora no duraría en volver a tomarme dos colectivos en plena madrugada solo para cogerte contra el portón de una fábrica a la vuelta del boliche y que vuelvas corriendo a encontrarte con tus amigas. Me volvería a quedar tres horas encerrado en tu lavadero esperando que se fuera tu mamá, no lo dudaría.

Estoy borracho y son las cinco de la mañana. Te extraño pero no te lo voy a decir.

*****

El amor recíproco es lo más lindo que hay, si te aburrís es porque lo que tenés con ella es otra cosa. Creeme, de esa otra cosa algo sé. No todo lo que me gustaría como para terminar de entender, pero algo.

Hola.

Yo tampoco te olvidé, aunque tengo más recuerdos lindos que feos. De esto estoy segura porque te pienso mucho, porque pensé mil veces en no dejarte dejarme. Pensé en escribirte y decir que no podés abrirte, que lo lamento pero no te toca, que es momento de estar juntos porque es lo que buscamos los dos hace rato y que el resto se cague muriendo. Desistí de cada una de las ideas que tuve: si resolviste que no querés estar conmigo o que no te convengo, tratar de convencerte me iba a hacer sentir una boluda intergaláctica.

Estoy sola desde la última vez que hablamos. No era lo que buscaba pero tampoco sabía cuánto lo necesitaba. Todo lo que me contás de tu novia ya lo sé. Lo vi varias veces, al principio entraba para saber de vos pero después se me hizo divertido chusmear qué posteaba ella, y ahora ya hace bastante que no entro. Es buena, es linda, te quiere. Nada de eso importa si a vos no te pasa lo que uno espera que le pase con la persona a la que abraza cuando en plena madrugada se encuentra semidormido con su piel.

¿Por qué o para qué me escribiste? Por ahí por acá suena violento, no es la intención, sólo quiero saber. ¿Es para contarme que sos feliz pero te sabe a poco? No sé qué hacer con esa información. Repito: no estoy ortivándome, sólo que me gustaría entender un poco más. Si después de un año te emborrachás mientras me escribís un mail, sabiendo exactamente qué me estás diciendo, qué no, qué me estás insinuando y qué me puede confundir, bueno, te pido que me lo aclares a mí; porque a mí me confunde todo.

Puedo no tenerte, puedo sobrevivir a eso, lo que no puedo es volver a no saber si te tengo o no o cómo o cuándo o cuánto.

Me alegra que seas feliz, yo estoy en eso también.

Besos

*****

Perdoname, me junté con los pibes y después me emborraché solo en casa mirando animé, cualquiera. No sé ni qué escribí, no me des bola. Hacé como que nunca existió.

Beso, Mel.
Suerte con todo.
Bauti

*****

Ah, me dijiste cualquiera. Qué bueno porque yo también.
Al final sí volví con mi novio pero me daba vergüenza darte la razón.

Fue hace poco igual, estuve bastante tiempo sola, limpiando mi cabeza de vos, de nosotros, de lo otro.
Me dije que quería hacer las cosas bien esta vuelta, pero me escribiste y te mentí porque me agarró esa sensación que no tenía hace mucho de que las manos me empiecen a transpirar, el pecho se me desordene y quiera salir a correr con música muy alta.

Pero tranqui, ya fue, todo bien.
Besos,
Meli

*****

Qué bien que me viene este mensaje. Te felicito, me debés una cerveza.

Por un momento se me puso el mundo de cabeza y estuve a punto de abandonar mi vida como la conozco solo para correr a abrazarte, suerte que recibí la verdad a tiempo. Pensar que hay gente que reniega de la verdad, con lo que libera.

Después de escribirte el correo anterior me sentí un cobarde, un imbécil, un pobre tipo comiéndose los mocos ante un noviazgo decadente y una vida infeliz. Ahora pienso en lo pelotudo que hubiese sido si me la jugaba por vos. Mirá si le cortaba a Chiara. Hasta el nombre, que al principio me fascinaba, me molesta. Pero mirá si le cortaba. ¿Qué tenías para ofrecerme, un pase vip en Amantelandia? Conozco los juegos de memoria y ya no me divierten.

Lamento haber abierto la puerta una noche inconsciente porque ahora no puedo dejar de pensar en vos. Lo que más me duele es tu piel. Me duele tu piel en la mía.

Sé exactamente qué es que el pecho se te desordene porque no volví a vibrar desde tus besos.

Por qué es tan complicado para nosotros conjugar verbos comunes.
Por qué nuestro destino está manchado de terceros y desencuentros.
No son preguntas, solo pienso, poco importa.

Quiero seguir escribiendo pero no vale la pena. Además… nah, ya fue.

*****

Me pasó lo mismo hace dos días cuando recibí el tuyo. El abandono de lo propio, el correr a vos, todo eso.

Creo que ya ni siquiera nos podríamos hacer felices estando los dos solteros y sin mentirnos. La cagamos entre nosotros. Nos manejamos mal, o si querés hablo por mí: yo me manejé como el culo desde cero. Siempre con un tire y afloje entre irme, quedarme, quererte, no tanto, la verdad y el ocultar. Ya está, nos podemos querer desde lejos que parece menos nocivo.

Yo no soy infeliz pero me atormenta no sentir por él lo que siento por vos. Es eso, así de claro. Y sí, hubieses sido un pelotudo, porque yo no sirvo para esto evidentemente. No puedo cuidarte y me hace muy pero muy mal. Así que mejor que no cortaste. Me parece terrible saber cómo nos sentimos y no lograr que funcione algo que nos haga bien; a veces pienso que hasta preferiría herirnos pero estando al lado para por lo menos estar al lado tuyo.

No sé, pavadas.
Beso, bauti.
Ojalá te quieran mucho siempre.

*****

Así como me escribiste alguna vez: mil veces me imaginé contándote esto y yendo a tu casa a comerte la boca: corté.
No por vos, o sí, pero no “vos” con alevosía. Es por lo que me generabas que no pude replicar. Se siente o no se siente, es así, no hay conveniencia que valga. El cerebro sabe el doble que el corazón, pero la piel puede más que el cerebro.

Se lo veía venir, es triste. “¿Hay alguien más?” me preguntó. Sí, tu recuerdo, pero cómo explicárselo. Estoy hecho tiritas y se empiezan a desparramar con el viento. No sé cómo seguir.

También te pienso, mucho te pienso. Pero me visualizo encerrándome OTRA VEZ en lo mismo y me quiero cagar a trompadas. Es como si lo buscara, no sé. Podría aparecer de nuevo con una foto en el bar cerca de tu casa diciendo que hola, que si querés bajar a tomar un café, que si te interesa arruinar tu presente conmigo. No lo voy a hacer. Tu novio es elenco estable y yo hago participaciones especiales. Nunca fue negocio y ahora cuento con quererme.

Cómo me duele todo esto.

Estoy enamorado de vos. Intenté exiliarte de mi cabeza pero no pude hacer nada, te juro. Bueno, ahora estoy llorando. Pero es así: te amo. Qué le voy a hacer. Sos lo peor que podría pasarme y sin embargo lo que más feliz me haría. No hay lógica, es amor.

Antes de despedirme quería volver a decírtelo para que nunca camines de noche por la calle sintiéndote sola.

Sé que va a haber otras, lo sé. Sé que no sos la única capaz de deshacerme con una mirada, es paciencia. Y confianza. Y suerte. Y yo voy a tener todo eso y más.

Chau. Sos la más dulce, la más linda de todas.

*****

Mucho.
Te amo mucho.

No me quería ir sin decirlo.
Confío en que nos las vamos a rebuscar para ser felices en el desorden, en la disonancia entre lo que sentimos y lo que vivimos.
Pero te amo, y bue.

 

 


¡Felices 100 intercambios, lectores! Hicieron esto posible, los queremos mucho. Recuerden que las mejores historias del primer año están empaquetadas ACÁ.

Hilén & Bárbara

LEELO SOLA, NO ES UN CHISTE Y ES SOLO PARA VOS.

Hilu, tengo que escribirte porque no encuentro un segundo para hablarte a solas, de hecho en este momento te estoy viendo sacar una golosina de la máquina expendedora a cinco metros de mí en el hall del hotel, pero hay demasiada gente alrededor y no quiero seguir sumando leña al fuego.

Redacto esto como capitana sin sacarme la cinta de amiga. Nos conocemos hace muchos años, vos sabés lo que nos costó clasificar para este campeonato: lo que entrenamos, lo que lloramos, la cantidad de veces que nos corrió esa mezcla de sangre y transpiración por las piernas. Estamos en la categoría que siempre quisimos, nos comimos varios descensos doblados y hoy llegamos a nuestra meta. Es un gran momento en nuestras vidas.

Y aclaro que me alegra de todo corazón que Flor y vos hayan iniciado una relación, de novia es tu mejor estado. Ahora, yo me pregunto: ¿lo tenían que anunciar en el micro de ida? Vamos a estar solo cuatro días en Rosario, 96 horas. ¿No podían esperar 96 horas? Si lo mantuvieron en secreto un mes, ¿no se aguantaban un cachito más? Era respirar hondo y pasar el fin de semana.

El problema no es que sean compañeras, mientras rindan y no traigan conflictos de pareja al vestuario o a la cancha, por mí pueden cogerse entre todas que yo cero historia. Y en ese sentido no puedo decir nada: Flor está atajando como nunca y a vos no te la sacan ni con una orden judicial. Acá el problema es otro: Natalia. Cuando escuchó la “alegre” noticia, se le pusieron los ojos vidriosos y se encerró en el baño a llorar (baño de un micro de larga distancia, panorama más que desolador).

Ahora está súper pinchada y ya empezó a decir que le duele la cabeza, la excusa que usa cuando está triste, tengo miedo de que no quiera jugar el partido de mañana. ¡Es la goleadora! Hilén, ¡me lesionaste a la goleadora!

No me quiero poner en tu contra ni en la de Flor, para nada, al contrario. Tampoco voy a permitir que se armen bandos; necesito al equipo unido, concentrado y con la cabeza haciendo foco en la pelota. Pero actuaron de forma egoísta. Este campeonato era un sueño para todas y ahora es un gallinero, siento que está perdido y ni siquiera lo jugamos (NUNCA digas que la capitana dijo eso, este mensaje se autodestruirá).

Qué mal timing, la puta madre. Ya sé que pasaron ocho meses y debería haberte superado, pero bueno, no. Si Nati tuviera la misma fuerza para olvidarte que cuando patea, la historia sería otra. Pedí estar en la habitación con ella para tratar de inflarla un poco, vamos a ver qué puedo hacer. También le avisé a Manuel, va a pasar después de cenar.

Te escribo a vos pero a tu novia también la voy a agarrar por este tema, ambas son responsables. Eran 96 horas nomás.

Te adoro, amiga. Lo sabés. También me pone feliz la relación, quiero que vengan a cenar a casa cuando pase el temblor. Pero ahora me tiraste un muerto.

*****

Barbi no entiendo por qué me escribís si estamos a tres habitaciones de distancia, me hubiera gustado charlarlo cara a cara.

Te entiendo, creo que te entiendo al menos. Y sí, puede ser, el timing nos falló; pero necesito empezar a poner mi vida antes que el torneo y antes que el equipo.

Ibamos a tener que bancarnos varios días enteros de estar juntas y caretear y ya no damos más negra, de verdad te lo digo, pretender que no nos queremos nos está haciendo mal. Es una payasada ignorarnos. Y deberíamos dejar de subestimar a Natalia, ella es grande y va a estar bien. Casi un año pasó (y no es nada que no le hayas hecho vos hace años cuando de repente te pintaron los hombres, además).

No quiero pelear y tampoco quiero que esto sea un vaiven misantrópico sobre gente que en realidad queremos mucho, entre ellas vos y yo; así que contame cómo podemos hacer para que esto no crezca, ¿querés que hable con Nati? Lo único que pido que no me pidas es que me haga la que no estoy enamorada, eso no puedo. Voy a regular el azúcar, pero el amor no.

Me voy a dormir, mañana lo vemos. Es una noche importante, mañana un día más importante todavía; quiero tener la cabeza limpia. Yo también tengo que concentrarme en el partido, eh.

Beso.

*****

Hilula, te fui a buscar a tu habitación pero te habías ido con Maca a conocer el Monumento a la Bandera. Si llegás a leer esto a tiempo y pasás por un kiosco traeme un Chocodulce, cuando vuelvas te lo pago.

Che, no me pintaron de repente los hombres! Se cruzó Mauro en mi camino y me partió el cráneo. Pensé que era lesbiana, jajaja! Bah, era lo que todos me decían, yo nunca lo sentí del todo así pero asentía con la cabeza para no polemizar. Hay una necesidad casi vital de ponerles etiquetas a las personas, te tienen que encasillar para poder lidiar con lo “distinto”, para digerirlo mejor, porque lo distinto sin marco es un escándalo. Y después se sorprenden porque rompiste la etiqueta que ellos mismos te pusieron, es absurdo. Pareciera que es un pecado asumir que nada te define, una confusión pasajera, la prima de una crisis. Qué sé yo, todo muy retrógrado. Además lo que tenía con Nati era tan chiquito y carente de compromiso que no hubo heridos después del cimbronazo.

Claro que va a estar bien, eso no lo dudo. A la larga nos reponemos y el amor que sentíamos se trasforma en resiliencia. Cuesta, duele en el estómago, gotea en los ojos. Pero recién después del tornado uno entiende que el pasado, aunque todavía viva en algunos restos, ya no vale la pena.

Sí, por favor, hablá con ella. No es necesario que la trates como si fuera de cristal, solo hacele saber que todavía la querés. Desde otro lugar, con otra forma; pero que no es una más del equipo. Creo que lo que la tumba es eso, pensarse insignificante para vos. Fijate, manejalo y avisame.

Hoy ganamos gracias al golazo que metí, modestia aparte. Pero esto recién empieza y todavía tenemos cuatro partidos por delante, no podemos contar con que a mí se me alineen los patos que tengo en la cabeza. Y con la goleadora mareada adentro de la cancha, necesito mucho de todas.

Nos vemos en la cena, migamía.

*****

Tengo un problema y necesito que me ayudes. Hablé con Nati, terminamos dándonos un beso, y fue largo. No fue un beso tuqui y cuando procesé la información le corrí la cara. No, fue como de a dos. Te juro que no quería, pero se empezó a desmoronar adelante mío y decía cosas como que yo tenía razón en no querer estar con ella porque ni ella quería estar con ella, que era una persona tan insegura y tan pendiente de todo que era imposible de querer. Me pidió perdón por hacerle perder el tiempo el año pasado. Estaba tan hecha mierda que necesité darle más amor del que había en lo que le estaba diciendo. Te juro que intenté contenerla, la abrazaba pero nada funcionó y no sé, me salió, ni lo pensé. Y ahora está como toda ilusionada con nosotras, con un ‘nosotras’ que no existe y que yo no pretendo porque estoy bien con Flor. No es que se volvió loca y piensa que volvimos, pero se separaron los labios y le cambió la cara, se le iluminaron los ojos. Ahí yo le dije perdón y me dijo no, me gustó que hicieras eso. Quedó todo medio raro y le dije que era un error, que yo la quiero muchísimo pero no para empezar de nuevo la historia con ella. No sé, terminó todo entre tenso e incómodo. Me fui porque tenía que ducharme para la cena pero no creo haber solucionado mucho o nada.

¿Me ayudás? Perdón, no quise embarrarla, te juro que fui clara con ella pero estaba partida en mil.

*****

Hilén, ¿vos para qué equipo estás jugando? ¿DEFENSORES DE GERLI? Mamita querida, nos trajimos al demonio de Tasmania! Jajajaja! Quedate tranquila, yo me encargo. Vos descansá y concentrate.

*****

Ay Hile recién volvimos de la guardia, dos horas tardaron en atenderla. Encima le tocó un médico de nuestra edad, pobre Romi, se puso bordó de la vergüenza. Por suerte le pudo sacar la copita menstrual con la mano y rápido, estaba atascada pero no como para tener que pasar por un quirófano. Lo que transpiré mientras la esperaba, ni en la cancha se me caen las gotas de esa manera.

Cuando llegué me fui a ver a Cami, no para de llorar por el esguince, no se quería perder la final pero con el tobillo así no puede ni correr. Le prometí que me bañaba y volvía para jugar a las cartas, pero antes me hice un tiempito para el quilombo número cincuenta mil. Qué viaje, por favor. Voy a necesitar vacaciones después de esto.

Como habrás visto en estos últimos dos días, Nati está más repuesta, bastante mejor. Tuvimos varias charlas, trato de no despegarme de ella. Todavía está enamorada de vos como el primer día, te menciona y se le dibuja una sonrisa, te rompe el corazón escucharla (entiendo por qué la besaste, bardo aparte). Igual sabe que ustedes no van a volver, creo que necesitaba una caricia después de tantos meses de separadas en los que compartieron tanto y a la vez tan poco. Esto se cura con el tiempo, como todo. Por las dudas mantenete alejada y no me revoluciones más el gallinero 😉

Encima y como si lo anterior fuera poco, mientras subía la escalera me crucé con Pilar (¿te acordás? La preparadora física de Banfield con la que anduve en el torneo pasado) no sabés LO BUENA que se puso, está mil puntos. La saludé así nomás y salí corriendo, ME ESCAPÉ DE ELLA para no tentarme, trastabillé contra un escalón, me caí, me preguntó: “¿estás bien?” y fue todo muy terrible. Quedé como una boluda. Ya fue.

En fin, tratá de descansar y poner la cabeza en remojo. Eso lo escribí para mí. Mañana jugamos la final y, si todo sale como hasta ahora, volvemos con la copa abajo del brazo. Es la recta decisiva, plata o mierda.

Estoy muy orgullosa de vos, tu progreso fue el más notorio del equipo y me encanta que te llenen de halagos porque los merecés. Como capitana te digo: “¡Vamos, Hile! Seguí así que vas a llegar lejos”, como amiga te digo: “Siempre supe que podías, incluso cuando vos no lo creías.”

Me voy a jugar al truco con la maldita lisiada, te cruzo por ahí. Voy en ascensor aunque sea un piso, por las dudas.

*****

Me causa mucha gracia este vaivén de mails como si vos estuvieras en China y yo en Buenojaire. Mirá, por lo que vi en la charla de equipo de ayer, ya está todo masomenos solucionado, al menos encaminado. Yo me mostré con Flor como veníamos, sin problemas, y Nati no parecía destruida o destruyéndose en el momento. No sé si vamos a ganar la Copa, con todo lo que pasó en tres malditos días me olvidé de cuándo me importa esto.

Lo único que necesito es dejar de perseguirme con que Flor se entere del beso. De repente todo se volvió una novela de secretos y me parece una mierda, porque yo siempre fui higiénica con mis novias y mis ex, siempre me manejé con la honestidad y calma, tratando de romper lo menos posible. Pensé, de hecho, en contarle a Flor cómo se dieron las cosas. Pero tengo tanto miedo de herirla y que me deje que creo que prefiero aguantarme la paranoia. Voy a darme unos días para pensar cuando volvamos. Te pido que por favor vos no le digas nada, quiero que sea entre ella y yo esto.

Qué simpático tu reencuentro, te merecés más episodios de sonrisas vergonzosas. Ojalá los tengas. Sos una gran amiga. Te cargaste todo esto al hombro en plena pelea por la copa. Nosotras ya ganamos (?)

Te quiero barbi, me choco los cinco por ser tu amiga.

*****

No! No le digas! La sinceridad está sobrevalorada. Ya fue, ya está, más quilombo al pedo. El pasado hay que enterrarlo para que florezca algo mejor. Yo soy una tumba y lo sabés. En una hora llegamos, apenas pise casa te llamo así hablamos como corresponde.

Ahora disculpame pero me tengo que ir a tomar YAMPAIN DE LA COPA CON LA CINTA DE GOLEADORAAA. DAAALLLEEE CAMPEÓNNNN, DAAALLLEEE CAMPEÓNNNN!!!

Subí así nos sacamos unas fotos, me vine para el asiento 42.

 

 


Hicimos un libro con lo mejor del primer año y lo podés tener en tus manos, aroma a nuevo incluido. Se consigue ACÁ.

Cecilia & Álvaro

Necesito entender. Disculpame que te lo escriba así de la nada. Pero llegué un día a mi casa, a nuestra casa, te comenté che qué caro se puso el barrio, antes con 100 mangos tirábamos dos o tres cenas, me miraste y me dijiste soy infeliz. Te largaste a llorar, pensé que te había pasado algo en el trabajo o a tu familia. Me dijiste que hace meses que no sentías lo mismo. 20 minutos de pedirme perdón, hiciste un bolso y te fuiste. Pasaron diez días, ya no hay cosas tuyas acá y yo todavía no caí. No entiendo qué pasó y no entiendo por qué decidiste sin siquiera charlarlo y ver si podíamos solucionarlo.

¿Un día te estabas bañando y descubriste que se te había ido el amor? ¿Te enamoraste de otra chica? Yo con una explicación, aunque duela, porque duele, me tranquilizo. Estoy triste y supongo que voy a estar triste un tiempo, pero necesito entender qué fue lo que pasó por tu cabeza para tirar por la borda nuestra relación y nuestro proyecto. No sé si vos llegás a comprender la desolación que siento, tuve que escuchar tus pasos yéndote para no volver, vos diciendo chau, vos que para mí ibas a envejecer conmigo, en la mecedora de al lado, riéndonos y lamentándonos por todo.

Sé que me tengo que dar tiempo y si te desenamoraste no puedo hacer nada, tampoco te quiero mandar a la concha de tu madre pero ayudame a apagar el motor mental porque me estoy quemando la cabeza pensando qué carajo pasó. Nos llevamos bien Álvaro. Cogemos. Tenemos amigos en común y amigos por separado, hay amor, nos acompañamos, cada uno puede ahorrar un poco de lo que gana, nuestra casa es linda, entonces no entiendo realmente qué pasó.

Por los años que te hice feliz al menos, te pido que me expliques un poco.

Cecilia

*****

mamita esto no e pa habla por aca ya te dije te explique todo variad vece no se como desirte lo mismo por q no te quiero lastima pero me pone en una situasion de mierda vo sabe como fueron la cosas como me conosiste quien era yo de entrada nunca te menti ni nada vo quedaste embarazada y eramo lo do re pives q no savian ni entendian yo tube que larga todo yo tenia la moto que era mi bida mi banda lo rayos del asfalto eran mi ermanos yo me iva la carabana solidarias lo motoencuentro era felis y hasta peru llegamo una ves. tube que larga todo vender MI MOTO lo ma importanre q tenia y poner a labura para q y vo NUNCA te ise falta nada nunca cecilia
avandone toda lo q me me hacia una sonrisa a la mañana no me arepeinto me ise cargo por q no soy hijo de puta.

despue empese a estranar todo lo que tenia y paulito se no fue pal cielo y vo caiste en deprecion y me de ise “cargo ” como siempre y se me iso tarde pero quiero recupera el tiempo por q vo ya esta bien pero yo ya ni la sonrisa?
Me compre una moto q a vo no te va a gusta es ermosa la mma linda el fin de que biene vamo a chaco tengo una nueva y me ciento vivo Ya lo hablamo mami ase memoria

*****

Álvaro, yo sé cómo eras cuando te conocí pero también sé en lo que te convertiste conmigo. A riesgo de sonar ególatra, sé (y creo que vos también) que los dos nos hicimos mejores personas estando juntos. De vos aprendí a verle el lado encantador a la simpleza, aprendí a reírme más, mucho más, a que no hay mapas ni burocracia para ir recorriendo el camino hasta llegar a quererse bien. Yo pensé que el amor era esto, vos y yo empujándonos el perímetro hasta hacer algo más grande, más lindo, más todo. Conocerte fue lo mejor que me pasó, Álvaro, y de repente un día me decís que no querés estar más conmigo y te vas y me mandás este mail explicando a medias que te hinchaste las bolas de la vida conmigo, no lo decís pero lo insinuás.

Tuvimos un hijo juntos. Perdimos un hijo juntos. ¿De verdad me estás hablando de haber tenido que renunciar a tu moto? Se te murió un hijo, Álvaro, no sé si es algún mecanismo de defensa que activás y no te deja caer en la cuenta de que Paulo no está ni va a volver nunca. No está flotando en el aire, no te vio terminar el secundario hace año y pico ni a mí deslomarme por conseguir este laburo que tanto amo. Siento que estoy haciendo cien duelos a la vez, vivo de faltas y de ausencias.

Decis que me lo repetiste mil veces pero jamás me planteaste que no estabas bien. Sólo tenías que decir eso, “che, gorda, no estoy bien” y lo charlábamos y veíamos cómo podiamos hacerlo funcionar. Pero no, explotaste y diste un portazo y me dejaste llorando con mil preguntas.

Si te sentís como decís que te sentís en tu mail, dejá, no me expliques más nada. Bien muerto estás para mí.
Estoy segura de que vos y tu moto van a ser muy felices juntos.

*****

por q no atende el “ telefono”? vo save lo q me cuesta ewscrivir no soy como vo y estudie pero vo tene un montonaso de palabra y vo sabe q no ve voy a pode no sale y me da verguensa pedi ayuda me ciento un fracazado vo me asia la tarea en el colegio atendeme ante no podia lee ahor me cuesta puedo igual ed difici y me ase mal
siempre te diverguensa desi la verda siempre me senti un pobre tipo alado tuyo todo el tiempo corrijiendo tube q cambia porque tu amiga te desia como te va a junta con ese negro vo lo save deje todo y ise lo q pude y ma y deje mi bida mi casa mi barrio a mi familia mi vieja yo tenia mi moto mi amigo pero vo q este e un falopero q ete e un chorro q no te junte con tal

fui un esperimento pa vo me di cuenta y ise un clic estube dormido por ase todo bien pa vo pa todo meno pa mi ahora quiero recupera el tiempo perdio mencontre con la jeni y me dijo papa por fin volvistes te esperamo tanto anio y me esta vordando la campera de cuero con q dice paulo y una ala a lo costado yo vo deci q no te dije q no estava bien en la mirada todo se dava cuenta …. vo no me dijite q iva a estar tre mese en la cama tirada dos muero abia el paulito y vo te avandonastes la vata de toaya verde la tubiste no te depilaba el pelo un desastre y te tube q empuja la bola majica no la tenemo y toy cansado de aser que arranque ya ta roto

yo deje la moto por q nacio no por q murio por q murio quiero volve pa q sepa q su padre es feli ciendose fiel a simismo cuando me mire del sielo y inbente forma en la nuve pa nosotro

*****

No atiendo el teléfono porque me llamás desde otro número Álvaro, y sabés que no atiendo desconocidos; no tiene nada que ver con que me guste hablarte por acá. De hecho me hubiera gustado una explicación en la cara como estoy segura de que merezco. No fuiste un experimento para mí, me enamoré de alguien que sentí que me completaba y quise hacer todo lo posible para completarlo. Si me hubieras dicho todo esto antes hoy estaríamos a tiempo de barajar y dar de nuevo. Y sí, me deprimí, se me murió lo que más quería en el mundo, se me fue un amor irreemplazable.

En algún momento dejaste de ser feliz conmigo y yo no me di cuenta. Estoy haciendo un esfuerzo infernal para no castigarme por eso.

Sos un fracasado, pero no por no saber escribir, no por no saber leer, no por cómo te vestís o cómo hablás; sos un fracasado porque pensás que todo eso importa más que el amor que te tengo. A mí no me entra en la cabeza que de un día para el otro te desenamores; pero bueno, debo estar negada.

Ya está, sé feliz con tu vida tu familia tu moto y tu campera.
No me llames ni me escribas porque no quiero hablar más de vos ni de nosotros ni de nada.

Si te herí pido disculpas, de que me heriste me voy a olvidar.

Cecilia

*****

no fue e un dia pa otro vo save todo bibimo junto a lo utimo no abia amor yo te mirava estava muerta po dentro … . pero bue no lo quere ve
cuando buelva vo a pasa po ahí po tu casa hoy salimo pa una trabesia solidaria en tucuman y ivamo a llega a tucuman y no se puede por q la ruta no esta en condicione escuche no quiero q este triste va esta mejor sin mi va a aber paulito desde el sielo no va a cuida va aber todo queremo q sea feli y trae lo q te asia sonrei al presente e una manera de q la felicida deje e se un recuerdo e importante
no so egoista soy sinsero si no fuera sinsero me odiaria ma y tengo gana de todo
voa pasa lo prometo

 

 


Tenemos lo mejor del primer año empaquetado en formato libro para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero. ACÁ.

Laureana & Adolfina

Adolfina, hola! Hacía mucho tiempo que tenía ganas de escribirte pero no me animaba, debés recibir mil mensajes por día y no quiero ser una pesada más, pero necesito decirte que te admiro, soy tu fan! Me encanta tu vida! Me descubrí entrando a todas tus redes sociales al menos seis veces por día, no me quiero perder nada de lo que publicás, soy tu megusteadora compulsiva! Jajajajaja! Es que todo es hermoso bajo tu mirada! Y hacés TODO bien. ¿Cómo lo lográs? A veces pienso que sos de otro planeta, uno superior.
Tus dibujos son fantásticos, tus tatuajes perfectos, tus cuadros inspiradores. Estoy ahorrando para comprarme una remera con una de tus estampas, lograste que Mía Calchaquí te elija para su marca de ropa, sos grosísima!

Y lo loco es que no se reduce a tus ilustraciones, toda tu vida es hermosa. Tu novio es divino (con todo respeto, jajajaja!), me muero de amor cuando subís una foto con él. Tus amigas son perfectas! Tienen una onda que ni muriendo y resucitando podría conseguir. Me compré lentes grandes y labiales rojos por ustedes! Tus dos gatos, tu departamento con vista al parque, tus acuarelas, tus cafés; podría estar horas mencionando lo linda que es tu vida.

A veces siento que deberían conocerte millones de personas, pero compartirte con veinte mil me alcanza y sobra! Mis amigos me dicen que te tengo muy idealizada y que tu realidad no debe ser maravillosa, pero para mí no se bancan que hagas todo bien. Hasta los sándwiches te salen preciosos! Jajajaja!

Yo no tengo una vida tan linda como la tuya, pero el solo hecho de verte me alegra los días.
No creo que me respondas pero igual quería decirte: gracias!

Laureana.

*****

Laureana, ¿cómo te va?
Qué timing tu mensaje, me acabo de separar. Y sí, ahora me voy a tener que fumar todos los comentarios de “y Leo??? Donde estaa? Cortaron?” porque se ve que para mucha gente el minuto a minuto de mi vida es de suma importancia.

Pero bueno, hay que seguir andando. Si necesitaba un tiempo o distancia se lo tengo que respetar, aparte otra no me queda.

Gracias por tu cariño, vos también sos divina. Ahora me voy a enchufar a dibujar sin parar que es lo que me distrae la tristeza y las ganas de llorar. Eso probablemente no lo veas en ninguna foto pero ahí está.

Si querés tirarme ideas o ver algo que te interese dibujado, te leo.

Besos y, de vuelta, ¡gracias!
Adolfina

*****

Ay! No puedo creer que me respondiste! Te juro que cuando leí tu mensaje me refregué los ojos, me pellizqué los brazos y me tiré agua en la cara para probar que no estaba soñando. Muchas gracias!

No sé muy bien si debería seguir escribiendo porque de verdad no quiero que te sientas en el compromiso de leerme (no digo que me hayas respondido por compromiso, solo que no quisiera que te sientas presionada por toda la emoción que me desborda!). Me siento una estúpida, perdón! Te juro que con mis amigas redacto mejor, hasta sé qué decir y todo! No es que te trate de amiga… jamás estaría a la altura. Bueno, voy a seguir.

Lamento muchísimo lo que pasó con Leo! ¿Distancia de VOS? ¿Está loco? ¡¿QUÉ NOS QUEDA AL RESTO?! Siempre me quejo de que estoy sola, pero si las pibas perfectas sufren por amor, es obvio que a mí me va a tocar peor. Eran mi relación ejemplo, esto es como que se separen mis padres. O peor, porque ustedes son hermosos. Bah, él no. Él es un boludo que no valora una mierda! A partir de ahora lo recordaré así. Vas a conseguir uno mucho mejor en nada de tiempo. No te merece!

Se me vienen muchas ideas pero quiero que sepas que cualquier cosa que ilustres me va a encantar! Así sea una cuenta en una servilleta, para mí va a ser perfecta. Bueno, ahí va: siempre tuve ganas de que hagas un caballo! Nací en el campo, en el interior de la provincia, de chica estaba rodeada de caballos. Después me trajeron para la Capital y perdí ese contacto con ellos y con la naturaleza, lo extraño.

Ay siento que es re largo esto que escribo, perdón. Te admiro tanto! Abrazos!
L.

*****

Intenté hacer una viñeta sobre un caballo que llegaba a su nuevo dueño y le sonreía porque su mejor atributo, creía él, eran los dientes; y toda la vida le habían dicho que cuando se fuera nadie se los iba a mirar. El remate era que el tipo, el nuevo dueño, le empezaba a hacer mimos y decía que tenía buen pelaje. Es una estupidez para contradecir el dicho popular o el sentido común, y como no le encontré la vuelta quedó este caballo en tres recuadros distintos pero sin más escena ja ja ja ja.
Te lo regalo, mirale los dientes 😉

Gracias por todo lo que me decís. Es difícil de entender porque vos ves mi vida y ves otra cosa que lo que vivo yo. Es como si vieras la vidriera impecable pero adentro fuera una feria de usados con olor a naftalina.

Ahora necesito gustar de alguien para matar el tiempo stalkeándole la novia. Que seguro va a ser bellísima, tener cama grande, el cuarto siempre ordenado, desayuna panqueques y se hace máscaras faciales. Ya me la veo venir. Es tremendo como cuando me gusta un pibe de repente quiero ser toda otra persona, pero me re pasa. Igual, hoy por hoy me mudaría a cualquiera con tal de no ser yo.

Otra cosa: te recontra juro que te contesto porque quiero, no te hago un favor ni mucho menos. Es todo lindo lo que me decís, imaginate que si me sacás una sonrisa ahora lo mínimo que puedo hacer es responderte.

En fin, espero que te guste el caballo. Perdón si no, me frustré a mitad de camino y resolví como pude: mal.

Adolfina

*****

Ves que sos increíble! Mirá todo lo que se te ocurrió! Y pensar que yo me sentí mal porque dije: “cómo le voy a pedir que dibuje un caballo, con lo difícil que es hacerlo!” y sin embargo, una obra de arte. Es como darle una pelota a Messi, sabés exactamente lo que tenés que hacer, estás a la altura de cualquier circunstancia.
Si no te molesta, me gustaría tatuarme el caballo del segundo recuadro. Es perfecto. Además tiene toda una historia detrás que te involucra y me encanta más! No va a ser mi primer tatuaje pero sí el que más me va a gustar!

No hiciste nada mal, no te digas eso. Nunca podrías hacer nada mal! Quizá suene exagerada pero sos como mi gran heroína y no me gusta leerte así. Si algo destaco de tus fotos es que parecés la mujer más segura del mundo! Me pone triste que estés triste.
Si te querés mudar a mi vida, estás más que invitada! Jajajaja! Con gusto te ocupo la tuya! En definitiva, siempre estamos provocando al destino y queriendo lo que no tenemos.

Ah! Y gracias por seguirme! Cuando vi tu corazón en una de mis fotos me hice un poquito de pis, no te voy a mentir. Espero que no te asuste el hecho de que mi acolchado es viejo; que hay días en los que desayuno gomitas y gaseosa sobre una mesa de plástico que me prestó mi tío; que una de mis amigas es bizca, otra se está quedando pelada, otra está por explotar de gordura y todas compramos ropa de liquidación; que el monoambiente que alquilo tiene una sola ventana que da al pozo del edificio; que el ascensor está todo escrito y se cae a pedazos; que vivo en un barrio a cincuenta cuadras del tuyo pero acá no existen los gimnasios caros, la leche de almendras o las franquicias de café para llevar; que uso las mismas zapatillas de lona para casi todos los eventos de mi vida y que nunca me cambio la campera de abrigo porque no tengo otra. Todo eso soy. Tengo la vida menos fotografiable de todas! Y por más que le ponga onda, no hay caso! El otro día me quise sacar una selfie en la placita de la esquina y no encontré un hueco en el pasto en el que no hubiera una cagada de perro.

Pero bueno, qué sé yo. “Es lo que me toca vivir” como dice mi abuela. Por eso fantaseo tanto, sobre todo con vos. Me saca de esto, me saca de mí. Me distrae. También me frustra, obvio! Pero, como otra no me queda, en parte aprendí a valorar lo que tengo. En definitiva, es lo mismo pero no tan lindo. Y no hay nada tan subjetivo y prescindible como la belleza.

Re largo este mensaje, qué bodrio!
Te adoro!
L.

*****

Pero ¿qué tiene que ver con tu vida que haya cagadas de perro en el parque? ¡Es lo lógico mujer!
Todo lo que me enumerás es algo que parece molestarte a vos, no sé, la verdad que yo ni lo vi. La verdad tampoco miré tanto. Pero quedate tranquila que nadie es lo feliz que se muestra en redes, son todos relatos que contamos e intentamos creernos.

Sobre el caballo, obvio, me halaga que te lo quieras tatuar, adelante con eso, y después mandame una foto.

Sobre cambiar de vida, te cuento: me levanto entre las 4 y las 5 casi todas las mañanas, agitada por trastornos de sueño y con las piernas dormidas porque tengo problemas de circulación. A las 6.30 masomenos me vuelvo a dormir y a las 7.40 suena el despertador, me baño, me encremo, me tomo el subte y un bondi, transpiro la crema, laburo sesenta mil horas en una oficina, me pagan dos mangos, me como las uñas, me como los pellejitos, soy chueca para afuera (por es nunca subo videos caminando), tengo los dos colmillos torcidos y ni hablar los dientes de abajo, toda la ropa que tengo me entra en tanto use faja (quizá no te diste cuenta pero jamás muestro la panza) y el departamento en el que vivo es de un amigo que está haciendo un posgrado afuera, en octubre me tengo que ir. Estábamos pensando con Leo en que me mudara al suyo, pero esa idea se fue con él, así que no sé que voy a hacer. Si cambiamos de vida, te pido que me ates ese cabo.
No serán los problemas más terribles del mundo, pero me persiguen igual.

Sobre la belleza, subjetiva sí, prescindible creo que nunca. Con lo bueno y lo malo que hay detrás de eso.
No te castigues tanto, tenés una linda vida y muchas amigas.

Te mando un beso, A.

*****

Qué placentero es leerte enumerar tus defectos! Un poco lo necesitaba, otro poco lo estaba buscando. Me hace bien humanizarte, me calma la ansiedad. Mambos míos, pero quedate con todo lo bueno que generás en mí!

Tengo un amigo que hace tatuajes y me cobra solo los materiales así que en cuanto me dé un turno, serás la primera en recibir la foto! Muchas enormes inmensas mega archi gracias por responderme!

Ya no te quiero joder más, me da vergüenza. Pero lo foto te la voy a mandar! Ojalá te haga feliz y pueda devolverte aunque sea una mínima parte de todo lo que me hiciste sentir.

Te adoro!
L.

 

 


Tenemos lo mejor del primer año empaquetado en formato libro para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero. ACÁ.

Hugo & Fabián

El segundo semestre trae vientos alentadores para todo aquel al que le dé igual cómo anda el país porque no afecta su bolsillo, ni su casa, ni su otra casa, ni su auto ni su moto; minoría dichosa entre la que no nos cuento, mi querido. Por eso te escribo para proponerte un sueño.

No, tranquilo, no va por política la mano. Pero te escribo sí para proponerte algo.

Mi amigo Gabriel está prácticamente regalando una porcioncita de Puerto Madero, él tenía una vinoteca que no rindió y necesita plata fácil y rápido por familia y pibes y questo quelotro. Posta la remata, Fabi. Entonces lo que pensé es que capaz podemos comprar a medias, vos y yo, y nos ponemos uno de esos lugares de ensaladas y sánguches, todo pura lechuga que a la gente paqueta se la metés hasta en la guantera con toda esta movida de comer sano.

Sería 50-50, vos estás en la cocina y yo gestiono personal y proveedores. Pensá en ser tu propio jefe, Fabicito. La oportunidad que siempre quisimos nos metió la traba y si no nos levantamos rápido nos va a dejar mirando el asfalto. Te adjunto un detalle con los datos de la compra, las cuotas montos y demás.

Podemos darle laburo a un montón de gente que lo necesita. Un ambiente laboral copado. Cumbia vieja en Puerto Madero. Genuidad en Puerto Madero, buena onda, todo. Cocinando como cocinás y con la manija de hacer la tuya que tenés hace años, yo no lo dudaría.

Bueno, loco, ustedirá.

Abz,
H-

*****

Huguito, petiso querido! Qué campeón! Leí el detalle y es verdad, lo está regalando.

Mirá, no sé qué decirte. Anoche no pegué un ojo pensando y pensando. Es una oportunidad única, de esas que no vas a volver a tener. Es esa linda que viste pasar y te voló la peluca en la playa, pero la vida no te la cruzó de nuevo en la peatonal. Si no la cazás en el aire, se te vuela de las manos.
Pero al mismo tiempo es asumir un riesgo y vos viste como soy, no les saco el plástico a las sillas nuevas. Siempre te envidié eso, pensás el peligro como un desafío. En la vida vas en moto, no te importa ser tu propio paragolpes.

En el almacén las cosas están cada vez peor. Laburo casi doce horas y apenas saco para darles de comer a mi mujer y a mi hija. Con lo que la negra hace limpiando casas pagamos el alquiler y algunos impuestos, a fin de mes contamos las monedas. Eduardo me prometió que cuando se jubile me va a dejar el negocio, quizá de dueño pueda hacer una diferencia para vacaciones o zapatos de cuero, aunque no creo porque manejo los números y cada vez hay menos filas en el haber. El panorama es terrible, pero es algo seguro. Si me la juego y pierdo quedo en la ruina, no es fácil encontrar laburo a mi edad y con mi currículum. Nunca estuve en blanco, ¿podés creer? Además me da cosa dejar al viejo solo, es casi un padre para mí y ya no le da la cabeza para manejar proveedores.

Imaginate si caigo en Puerto Madero con esta carucha y la chata destartalada, las viejas fifí van a pensar que les voy a robar. El otro día se me quedó enterrada en el barro, no sabés lo que fue sacarla. En cualquier momento me deja a pata para siempre. Tengo algunos ahorros y pensaba usarlos para comprar una camionetita usada, porque aparte la uso para el reparto del almacén, pero ahora que está esta oportunidad… no sé.

Petiso, inventé una tortilla que te deja seco y lleva UN HUEVO. Lo creativo que te pone la pobreza, no te podés imaginar.

Abrazo, turbina.
Fabito.

*****

Oíme Fabi, es la nuestra. Esta es la nuestra. Lo sé. ¿Si vamos 65-35 estás adentro? Además de necesitarte, quiero hacer esto con vos. Sos mi hermano. Cuántas veces pensamos en que sólo la íbamos a ver pasar. Ahora nos toca ser protagonistas, papá. Pensalo bien, posta.

Además, “mi mujer y mi hija”, hijo de puta, tu novia y la pendeja con la que aterrizó en tu derpa. Y Eduardo te viene negreando hace más de 15 años. En ese tiempo te escuché decir que querías cambiar de vida más veces de las que te vi sonreír. La verdad que no se qué esperás para dar el paso. Si no funciona, vas a pelearla a otro lado, como hacés siempre, como hicimos siempre. Somos hilanders de cualquier traspié de guita vos y yo, aparece un rayito de luz y te acurrucás en la cueva de entrada. Pensalo bien, por favor. Y en lo posible antes del 17 que tengo que ofertar.

Mirá, yo la verdad que solo no puedo, al margen de que seas un cocinero de la concha de la lora y me gustaría verte hacer lo que querés hacer, no llego a más del sesentipico. Pensalo bien y lo que decidas te lo voy a respetar. De ninguna manera va a afectar nuestra amistad, eso está tan de más decirlo que me parece una falta de respeto, pero bue.

La última vez que rompí huevos fue cuando se me cruzó una vieja cargando un maple y yo me la llevé puesta por relojear un orto.

abz

*****

Huguito,

Pensé tanto en este tema que ahora tengo el cerebro como tambor usado. Está bien, acepto. Hagamos una oferta. Vamos 50-50 como dijiste al principio. Si me decido, me tiro de cabeza, no me quedo midiendo la temperatura del agua en la orilla.

Estoy arriesgando mi futuro, pero también es cierto que mi futuro hace agua por todos lados. Y ya tengo las bolas infladas de que me digan que soy demasiado bueno. Vos y los pibes me volvieron loco haciéndome sentir un boludo, creo que al final les dio resultado.

La negra no quiere saber nada pero le paré el carro, es hora de que haga algo por mí aunque la posibilidad de fracasar me dé miedo. Me la pasé laburando para que a ella y a la nena nunca les falte nada, me hice cargo de cosas que no me correspondían, basta. Cocinar es un sueño que tengo de pibe y las oportunidades no llueven del cielo día por medio.

Le comenté algo muy por arriba a Eduardo, se puso loco. Que cómo me vas a hacer eso, que por qué me dejás tirado, que qué voy a hacer sin vos, que no me falles así. Hace dos años que no me sube el sueldo, ¿ahora se acuerda de que me necesita? Ya no sé de dónde recortar gastos. Me quedé al lado suyo porque cuando era pendejo me sacó de una jodida y me dio laburo, pero en la vida me reconoció todo lo que hice por ese puto almacén, y mirá que le saqué las papas del fuego mil veces. Si puede se hace el boludo con la plata de la nafta de los repartos, ¿podés creer? Encima que pongo la chata.

Vamos a darle para adelante antes de que me arrepienta, que estoy haciendo un esfuerzo terrible para valorarme un poco.

¿Nos juntamos mañana? Escribime.
Fabito.

*****

Se ve que se me borró el mail original por eso corto la cadena pero no, querido, no es así. Yo dejé la llave de paso abierta pero el que me aseguró hace años cuando arrancamos que había hecho el papeleo del seguro fuiste vos. Me mandé un moco tremendo y me estoy haciendo cargo como puedo. Al margen de que esa llave está en la cocina que vos comandás, la cocina que yo piso cada tanto cuando hay algún bardo con el personal. Pero ta, ese día cerraba yo y fui irresponsable.

Busco presupuesto para pisos y de carpintero. Estoy tratando de redondear con un mayorista para todo lo que refiere a tu cocina. Pero la plata para pagar la reforma entera no la tengo, Fabián, y el lugar es de los dos. Creció por los dos, no me tires el fardo ahora como si no me debieras tu presente de casa propia de cuatro ambientes y un 0km. No te estoy pasando factura, pero tu mail era realmente agresivo y bastante distorsionado. Arrancamos juntos y lo justo es que resolvamos esto juntos.

¿No te pusiste a pensar en que si en vez de encanutarte la plata destinada a las pólizas hubieras hecho las cosas como debías esto lo resolvíamos en un mes, mes y medio? ¿O qué hiciste si no con esa plata? Porque yo en nuestras reuniones antes de abrir recuerdo destinar presupuesto al seguro, lo recuerdo perfecto, te di la tarjetita del que me aseguraba a mí la zapatería en ese entonces.

Antes de acusarte necesito entender porque de verdad no creo que te la hayas quedado. No creo que ese sea mi socio ni mi amigo ni mi hermano.

No sé qué te pasa Fabi pero estás sacado, preciso que te vuelvas a encaminar y saquemos el lugar adelante. Vos y yo podemos repuntar cualquier desastre, eso lo sabemos desde pibes. Pero ya estamos viejos para los arranques. Para tenerlos y para soportarlos. A mí también me da bronca, eh. Yo también laburé hasta el hartazgo por esto. No es que por no tener críos no aposté todas mis fichas a nuestra sociedad. A mí también se me acaba de desarmar el mundo. No caigas en esa de pensar que vos arriesgaste más que yo por favor te lo pido. Sabemos muy bien de dónde venimos.

Dale loco ponete las pilas, que este lugar nos ha dado más alegrías que cualquier teta en cuarentitantos años. Sacudite la bronca y nos sentamos a hacer cuentas. Arriba y para adelante, como toda la vida.

(Si releés tu mail te vas a dar cuenta de que de verdad estoy siendo más que comprensivo).

abrazo

*****

¿Cómo no voy a estar sacado? Se me está viniendo el mundo abajo. Nunca me imaginé que pasaría algo así. Te pido perdón por mis arranques y por el maltrato. No sabés lo que es mi cabeza, o sí, lo podés ver. Me estoy volviendo loco.

Al final ayer llamé a la negra conchuda. No solo que me dejó por el proveedor de gaseosas y vació la cuenta bancaria que teníamos juntos para cobrarse sus “bienes gananciales” (patasucia, cuando la conocí no tenía dónde caerse muerta), no, también se patinó la plata de las pólizas en ropa y boludeces para la pendeja. Le daba lo del seguro para que pagara, jamás lo hizo. Ahí tenés el misterio develado. Me mintió tanto y de tantas formas que ahora celebro no tener que volver a verle la cara.

Estoy arruinado. Tengo que pagar la cuota del crédito hipotecario y del auto, poner la mitad para la reforma y rendirte toda esta deuda. El negocio va a estar cerrado pero a los empleados hay que pagarles igual, no sé cómo dibujar guita. Yo te prometo que te voy a dar todo, nunca te fallé, por más histerias que tenga sabés que soy un tipo con principios. Quiero meter la cabeza en la tierra tipo avestruz, sacarla y que todo se haya solucionado. Ya no sé para dónde correr.

Se me cae la vida, hermano. Te juro que pensé que después de tanto laburo, el cielo me iba a tirar una soga y todo iba a salir bien. Ser dueño me trajo tantos dolores de cabeza que a veces extraño mis tardes en el almacén, así no ganara un mango. Ahora solo cuento deudas y problemas.

¿Cómo se hace, Huguito? Te juro que fui un buen tipo, nunca cagué a nadie, no me aproveché de ninguna situación. Parece que tenés que ser una mierda de persona para que te vaya bien. Cómo nos va a pasar este desastre. Con lo que nos costó tener clientela, en dos días la perdemos, estamos rodeados de locales que hacen lo mismo.

Lloro, Huguito. Te lo juro. Hoy fui de mi vieja, la abracé y me puse a llorar. No paraba, parecía un pelotudo. Me dio una estampita de San Cayetano, viste que las viejas quieren resolver todo con una estampita.

Venite a casa así veo si saco un crédito o qué.

Fabito.

*****

Negrito escuchame vamos a salir. Cuando me fui del café me di cuenta de que esta es sólo otra prueba, pero no es la definitiva ni a palos. Es pasarla y seguir. Estamos calientes y cabrones y no nos merecemos esto, es injusto que a buena gente como nosotros, que vive en la pelea, que les pone el 110% a todos los putos días de su vida se le venga el mundo abajo en dos patadas. Pero tocó, y hay que salir a flote (daba el chiste?) como los luchadores que somos.

Voy juntando el papeleo para el banco. Si nos casamos será más fácil que nos den el okey? Qué decís fabicito? Te ves yendo de blanco al altar con la cortina de No toca botón?

Vos preparate para la charla del jueves. Tenemos que intentar que nos entiendan sin dejar de entenderlos a ellos que se están quedando sin laburo por una irresponsabilidad con la que no tuvieron nada que ver.
Qué terrible es cuando un boludo te salpica su bosta. Y ahora de este lado te digo qué terrible ser ese boludo.

Por lo pronto y en cuanto a las prioridades con la guita, vos emparchá tu vida y con el restó vamos viendo, matar no nos van a matar, a lo sumo nos mataremos entre nosotros, y si eso ya no pasó confío en que no va a pasar.
Si te mato capaz te hago un favor.

Del casamiento al homicidio. Debo estar menstruando.

abrazo papá arriba que de este pantano también vamos a salir limpitos.

*****

Huguito, tener a los pibes laburando sin sueldo me parte el alma. Ya sé que todos estuvieron de acuerdo en la reunión, que es solo por dos meses y que ellos se ofrecieron para bancar la parada del crédito hasta que pase el tornado, pero igual. Candela tiene una nena y se toma dos colectivos para llegar a Puerto Madero, no es joda. Entiendo que prefieran no cobrar dos meses a quedarse sin laburo, pero perdimos tanta clientela que no creo que podamos repuntar.

¿Por qué no vendemos el fondo de comercio? Ya está, dejémonos de jugar a los empresarios exitosos. Paguemos lo que debemos y empecemos de cero, como siempre. Yo puedo agarrar unas changas de albañilería, no sé.

Me voy a dormir. Mañana será otro día.

Abrazo, turbina.
Fabito.

*****

¿Dónde estás, Huguito? Te dejé como cuarenta llamadas perdidas!

Resulta que esta mañana entra al local una piba y la atiende Candela. Veo que le da una ensalada y no se la cobra. La piba sale y la agarro a la otra, lo único que nos falta es andar regalando comida. Ahí me cuenta que la que entró es Ariadna Negroni, la hija del Relámpago Negroni. La pendeja es actriz o cantante o no sé qué carajo y tiene millones de seguidores. Escuchate esta: subió una foto de la ensalada 3verdes etiquetando el lugar. A LAS DOS HORAS TENÍAMOS UNA CUADRA DE COLA. No dimos a basto en todo el día. Mares de pibitas pidiendo “la ensalada de Ariadna” (ahora se llama VegetAriadna). Tuvimos que cerrar recién a las ocho.

¿Dónde estás? Mañana vas a tener que venir a ayudar un poco, yo sigo acá en el local, me quedo hasta tarde haciendo panes que se terminaron todos. Llamame.

Fabito.

*****

Fabito, recién llego, me robaron el saco del respaldo de la silla con la billetera, llaves de casa y el celular. Me largué a llorar boludo. No podían ser tantas malas juntas. Todas las malas como en dominó y al final yo sin puta idea de qué hacer. Fui hasta lo de Ale a buscar el juego de repuesto y recién ahora llego, me siento en la computadora y leo esto. Ya volví a llorar. No lloraba hace siete años desde que tuve que ir a reconocer el cuerpo de mi viejo. No puedo creer lo que me contás.
Yo te dije que íbamos a salir de esta pero no sé si alguna vez me lo llegué a creer.

Estamos en carrera otra vez hermano. Qué alegría, la concha de la lora.

Mañana voy, no sé a qué hora llego porque tengo que hacer las denuncias de los documentos y trámites y eso, pero voy.
Nos vemos, fabicito, no sabés lo que te quiero amigo.

*****

No creo que llegues a leer esto pero venite con camisa que cayeron los de Comilona TV y nos van a hacer una nota. Esto es una locura, petiso.

Fabito.

 


Tenemos lo mejor del primer año empaquetado en formato libro para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero. ACÁ.

Yoel & Tiziana

de: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
para: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
fecha: 13 de julio de 2017, 12:22
asunto: RE: finde en Chascomús

Listo, se terminó, no voy a volver a aparecer en tu vida. No me entra en la cabeza que nuestra amistad de VEINTE AÑOS se termine porque tu novio no quiere que me veas. No me expliques nada más. Leerte me genera rabia y lo último que quiero es seguir alimentando estas ganas de prender fuego todo.

Sos una esclava de su inseguridad. Lo que pasó entre nosotros ni siquiera escaló a relación, cogimos dos o tres veces y al toque nos dimos cuenta de que nunca íbamos a funcionar como pareja, eso pasó hace más de seis años y jamás volvimos a estar juntos de esa manera. Ahora aparece este imbécil y me limpia de tu vida como si hubiera sido tu gran amor, y lo más terrible es que vos lo dejás. ¿Cómo se va a poner celoso de mí? Tengo novia, es ridículo.

Estás tan fascinada con la novedad que perdiste el criterio, Tiziana. ¿Cuándo te convertiste en este monstruo insensible? Siento que repito lo mismo una y otra vez así que para qué insistir con lo que no. Hasta acá llegué. Ojalá duren para siempre porque cuando te des cuenta de que te quedaste sola va a ser demasiado tarde.

Suerte.

Yoel.

*****

de: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
para: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
fecha: 11 de julio de 2017, 16:03
asunto: RE: finde en Chascomús

¿Qué es lo que no entendés?
Además es por un tiempo, es bajar un cambio nosotros. A ver, siendo realista, a mí también me jodería que él tuviera una amiga así como yo te tengo a vos, y más cuando a vos se te escapó que garchamos. Sos bocón yoyo eh!

Te conté lo de Pedro porque me está trayendo quilombos en la pareja y fui a un amigo en busca de ayuda, tratá de comprender vos también que lo nuestro ES UN POCO RARO. No porque no crea en la amistad entre el hombre y la mujer, no porque piense que me puedan pasar cosas con vos, no porque piense que te puedan pasar cosas conmigo (todo eso es rollo de pedro); sino porque realmente nos contamos todo, pasamos mucho tiempo juntos, más del que cada uno pasa con sus grupos, y no sé, te parece mal que lo ponga inseguro? Posta te digo, ponete en su lugar.

Sabés lo que me costó que me devolvieran la pelota. No me hagas abandonar el partido por una estupidez, por favor. Nos vamos más adelante a otro lado, te invito yo si es necesario.

Ya me cansa hablar de esto. Hace cuánto además que no hablamos de vos.
No te fastidies como hacés siempre.
Frená y pensá.

Ziana.

*****

de: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
para: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
fecha: 08 de julio de 2017, 23:58
asunto: RE: finde en Chascomús

No entiendo. ¿Esto es real? No me entra en la cabeza dejar de verte, no poder hablar con vos, tener que pausarte y que mi rutina siga como si no existieras; y menos porque te lo impone tu novio. Es absurdo. Nunca me imaginé estar viviendo algo así. Siempre pensé que, ante todo, me ibas a priorizar por sobre cualquier flasheo amoroso.

Si estás esperando que sea comprensivo, lo lamento: no. Hubiera preferido que no me cuentes la verdad e inventes una excusa un poco menos forra que la realidad. Una cuarentena por enfermedad, un viaje hippie al medio del monte, no sé. Algo que pueda masticar y no me quede este sabor rancio.

Sos mi mejor amiga, Tiziana. ¿Es necesario que te recuerde todo lo que vivimos juntos? Arrancamos jugando a la pelota a los siete años en el portón de Dora y hace un mes descubrimos que saliste en el video en vivo de Vientos Huracanados porque en el recital te subí a mis hombros. Vacaciones, cumpleaños, roturas de huesos, separaciones de padres, mudanzas, recibimientos, murciélagos en el taparrollo de tu departamento, ¿me pasás este nivel de Candy Crush?

Te propuse lo del finde en Chascomús y pensé que, en el peor de los casos, te iba a parecer una idea de mierda. Leerte usar palabras como “distancia”, “tiempo muerto”, “caminos paralelos”… ¿a mí? Boluda, te estás cagando en nuestra historia. Así, literal. Y en mí, te estás cagando en mí.

¿Qué se supone que tengo que hacer? ¿Tomarme vacaciones de todo lo que te quiero? Me parece sádico, te juro que no entiendo.

Yoel.

*****

de: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
para: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
fecha: 7 de julio de 2017, 07:11
asunto: RE: finde en Chascomús

Dios, odio los trámites en el centro. Salgo de mi casa de noche, con frío, el bondi lleno de escarcha que indica que es muy temprano para todo hoy y muy tarde para todo ayer. Por suerte llego rápido. Sobre lo otro, sí, no sé, hay otras cuestiones también. Pero siempre termina saltando eso y yo te juro que lo pateo y le digo que nada que ver pero cualquier discusión desemboca ahí y me tiene un poco hinchada los huevos. Por suerte justo sos vos y lo puedo hablar sin drama. Además de todo este quilombito de celos, él está como en un momento re susceptible, todo lo pone mal y no quiero lastimarlo. La vieja está jodida, independientemente de sus planteos para con vos no sé si es EL MOMENTO para irme un finde a la garcha.

Quizá si tomáramos un poco de distancia nosotros a él se le calmaría la cabeza. Posta nunca lo vi así, todo confundido, angustiado, nervioso. Y me ama como nunca sentí que me amaron en la vida. Y no quiero ser culpable de ningún malestar suyo, al contrario, quiero ser la salida, si todo es una mancha de mil jugadores yo quiero ser “casa”.

Igual vos estás re en la tuya últimamente, no? Me das menos bola que a las pibitas que te responden las historias con fotos de tus primos. Capaz crecimos y estamos yendo por caminos más bien paralelos. Las relaciones cambian, no hay nada de malo en eso. No seamos dos pavotes que se resisten a los cambios porque piensan que de por sí van a traer problemas. Prefiero el movimiento al tiempo muerto.

Capaz que este respiro nos viene bien para apreciarnos más (?)
Bueno se ponía re mística de golpe.
No, pero eso, bancame un tiempito así puedo mantener las aguas calmas con mi muchacho.

Te quiero pipón

*****

de: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
para: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
fecha: 6 de julio de 2017, 23:00
asunto: RE: finde en Chascomús

¿Por qué me decís que no? ¿Estamos ante una nueva función del show de los celos? Qué paja esto, por favor. Sos la única persona que tiene como sueño ir a pescar (?), te propongo hacerlo como regalo de cumpleaños y me como esta negativa doblada.

Tengo la barrita de paciencia muy en el límite, una patada más y salgo del juego.

Te leo mañana que me estoy yendo a dormir. Toda la tarde haciendo trámites, me quiero balear las bolas. Encima no sabés lo que me pasó: voy al banco, una hora haciendo cola, llega mi turno… caen 5 embarazadas. Lo juro, CINCO. Eso me retrasó media hora más. Y después la paja de volver al Conurbano en hora pico. Llegué y me clavé el baño del siglo. Lo bueno de la ducha después del trabajo es que también te arranca la mugre mental del día.

Besote, hermosa.
Yoel.

*****

de: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
para: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
fecha: 5 de julio de 2017, 17:37
asunto: RE: finde en Chascomús

 

Yoyo pipoonn, suena tentador, muy tentador pero paso. Leí tu mail con Pedro al lado y el resto del cuento ya lo sabés. Además no da irme en mi cumpleaños, muy punk. (?)
Capaz podemos organizar algo más tranquilo. Una cena en casa. Le digo a mi muchacho que nos haga unas pastas o algo así multitudinario y les decimos a Sole y el resto. No quiero estar lejos ese día porque a veces me pega emocional y además si se le suma estar mal con Pedro me mando el anzuelo yo directamente.

¿Vos qué onda con tu señora? ¿Venís metiéndole pilas a la relación o estás muy en tu laburo de acá para allá que esta firma esto que aquel papel aquello?

Beso,
T

*****

de: Yoel Paseverino <yo_el@quickmail.com>
para: Tiziana Grubinelli <tizigrubi1990@crazypigeon.com>
fecha: 4 de julio de 2017, 12:22
asunto: finde en Chascomús

Potra de las galaxias, tengo LA idea. Atendeme y fijate como el destino labura a tu favor:

El sábado de tu cumple tengo que ir a Chascomús por laburo, ¿por qué no te venís conmigo y vamos a pescar? Solo voy a tener la mañana ocupada, podemos pasar el día y hasta quedarnos a dormir, o volvemos tarde, lo manejamos.
Tengo un contacto que parece que alquila altas cañas, pesca profesional, nada de chiquitajes.
¿Cómo la ves? ALTO REGALO, me parece que me RE puse las pilas, eh 😉

Yoel.

 


Nuestro libro con lo mejor del primer año se consigue ACÁ 🙂

Irma & SlimPill®

A quien corresponda:

Estimados fabricantes del SlimPill, más bien no tan estimados,

mi nombre es Irma, he dado con este correo@electrónico que aparece en el sitio web de su producto, y mehe dispuesto a escribirles )muy a mi pesar porque odio la computadora y todas sus partes) porque pretenfo demandarlos por publicidad fraudulenta

En su comercial dice que si uno toma la pastilla PUEDE COMER LO QUE QUIERA porque la pastilla va a permitir que el cuerp absorba los nuetrientes necedarios y deseche todo lo demás. BUENO, NO FUNCIONA ASÍ. Estoy tomando la slimpill hace ya dos meses y no solo no he bajado de peso sino que engorde!
Leí el prospecto y dice que solo tiene efectos secundarios en diabeticos y gente con problemas de tiroides y yo no tengo ninguna de las dos cosas. Tiroides tuve pero tome t4 muchos anos y ahora ya estoy bien.

Así que díganme ustedes Que hago!! Porque yo PAGUE por esto y no adelgacé. Estoy cansada de que nada me resulte, quiero ser flaca, y las dietas nome sirven porque tengo muchos kilos que bajar y no puedo con el hambre.

Les estoy reclamando y les estoy pidiendo ayuda!!

Diganme qué hacer para revertir esto porque ya si no voy s dejar de tomar la
Pastilla no sirve para nada?

Irma

*****

Querida Irma,
Muchas gracias por tu consulta y por elegir nuestros productos. Somos una empresa líder a nivel internacional en el cuidado corporal y estrategias de bienestar. Como bien sabrás, el kit Slimpill Body Revolution Millennial Formula® contiene 3 elementos:

– The Ready-to-go Bottle: un frasco con sesenta pastillas de ingesta diaria en ayunas durante dos meses.

– The Doctor at Home Certificate Paper: un prospecto avalado por la Medical and Health Sciences Foundation en donde se explican de forma precisa y detallada cuestiones relacionadas con nuestro producto y la salud, a saber: contraindicaciones, efectos secundarios, fórmula, administración, etc.

– The Pla Pla Plan: un libro con recetas de cocina fáciles y prácticas, consejos de salud, testimonios de vida y frases motivacionales. En la página 36 del mismo, primer párrafo, se explica que la Slimpill® solo funciona si se realiza una dieta de 800 calorías diarias y ejercicio físico de alto impacto al menos una hora por día, tres veces por semana.

Para que la pastilla Slimpill® haga efecto, es necesario activar el metabolismo. No estamos en presencia de ninguna publicidad fraudulenta ya que, técnicamente, podés comer lo que quieras, mientras no supere las 800 calorías diarias.

Saludos y mucha suerte en tu proceso. Que tu frustración se convierta en fuerza para seguir adelante. ¡Vos podés!

Ludmila Díaz.
Atención al cliente (by day, runner at night.)
Leitmotiv personal: “Para poder dirigir, hay que saber qué digerir.”
Peso descendido desde el ingreso: -3 kilos (and counting!).
The Million Dollar Body Company®.

Slimpill Body Revolution Millennial Formula®, Body Erase and Shape Bubble Gum® y Drink Your Weight Away Powerful Milk® son marcas registradas de The Million Dollar Body Company®. Todos los derechos reservados.

*****

Pero Ludmila 800 calorias son 3 yoghures masomenos hija!!
Qué hace la pastilla entonces?
Porque es como que yo te diga”” bueno ahora para hacer este postre solo necesitan la mezcla Irma, y de repente en el paso 5 te digo ah no pero si no tienen 3 huevos no sale”.

Si no hay magia necesito al menos ayuda. Necesito ayuda además de reglas imposibles porque imaginate que son años de kilos de màs. Y ahora me estoy metiendo esto en el cuerpo y no veo cambios y me da ansiedad y la ansiedad me da hambre y el hambre no lo puedo controlar. Para cuando quiero ponerme un freno, ya comí de todo.

Yo. No los voy a demandar porque es verdad eso está pero ayuda!!! Dejo las pastillas? Ya las compré y voy ese tiempo pero no se me terminaron, las tome mal?

Quiero que me miren como miran a las mujeres lindas. Viste ludmila que se nota cuando alguien está mirandoa una gorda y cuando mno, yo veo un dejo de entre pena y asco en los ojos de la gente y me quiero matar pero querer matarme tambien me da hambree!!

Todo me da hambre, y nada me da más que pensar en que no debería comer.

Estoy daliendo a caminar a las mañana. Hace bien viste que dicen.
Avisame si dejo la Slimpill porque yo quierover cambios pero 800 calorias es muestra gratis, es porción de maniquí.

Gracias por responder, no se cuando fue porque no me muestra y prendo la computadora solo cuando viene Juanmi, el mayor que me mira las cosasa ver si hay virus.

Cariños irma

*****

Irmi, ¿cómo va eso?
Mi nombre es Denis y pertenezco a The Marvelous Crew, un grupo selecto de seis integrantes que se encarga de tomar todas las decisiones dentro de la compañía en la sede de Argentina. Podría decirse que a mis veintiocho años tengo voz y voto para determinar las rutas de acción a nivel nacional dentro de una empresa de envergadura mundial. Nada mal, Denis.

Queremos ayudarte, por supuesto. Tenemos una propuesta para hacerte. ¿Escuchaste hablar alguna vez del programa integral de salud y bienestar “Honey, I’m skinny!”? El proyecto se inició en Estados Unidos y hoy en día tenemos más de cincuenta Speakers compartiendo su vida alrededor del globo. Queremos que vos seas la primera de Latinoamérica.

¿Cómo funciona el programa más indicado para mejorar la calidad de vida de una persona? Adjunto un resumen de quince páginas en donde te explicamos la dinámica del mismo, así mismo quisiéramos tener una reunión con vos en nuestras oficinas comerciales.
Para ser breve, te detallo:

– Te abasteceríamos de todos los productos Million Dollar Body® de forma ilimitada.
– Una nutricionista llevaría un control de tu dieta y peso semanal.
– Contarías con un personal trainer cuatro veces por semana y pase libre en uno de los gimnasios más prestigiosos de Buenos Aires.
– Un chef profesional te daría clases particulares de comida sana.

Todo esto durante un año, gratis y cobrando un sueldo. ¿NO LO PODÉS CREER? ¡Esperá porque sigue!

– Remodelaríamos tu casa.
– Tendrías a tu disposición un auto cero kilómetro.
– La empresa Like If you Like te otorgaría una tarjeta con $10.000 para que compres ropa deportiva.

A cambio de todos estos beneficios, te convertirías en Speaker. Para esto, instalaríamos cámaras de grabación en todos tus ámbitos cotidianos (casa, trabajo, auto) y tu vida sería transmitida en vivo durante las 24 horas del día en nuestra página oficial. Un equipo de camarógrafos trabajaría en espacios públicos para captar cada instante de tu proceso (cualquier actividad por fuera de tu rutina debería ser previamente aprobada por logística y producción). A su vez, una vez por semana tendrías videollamadas con tus fanáticos (vas a tener millones, te lo aseguro).

No deberías preocuparte por nada ya que todo va a estar contemplado: pasarías a contar con un manager, un abogado y un Personal Devices Handyman (un adolecente que manejaría tu celular, computadora, tablet e intelligent watch para que la tecnología no te abrume. Nosotros te brindaríamos todos los equipos).

Nos encantaría conocerte y rever cuestiones contractuales. Hasta ahora, solo te vimos en 15 fotos y dos videos. Nos generaste intriga y, como no tenés redes sociales, te rastreamos en las de tus familiares. Tu perfil simple y hogareño nos interesa mucho.

Esperamos con ansias tu respuesta,

Denis Aschemacher.
Marvelous Crew Member (by day, weightlifter at night.)
High Achiever. Born this way.
Leitmotiv personal: “Cuando se inicia y desencadena una guerra, lo que importa no es tener la razón sino conseguir la victoria.” Adolf H.
Índice de masa muscular: 25. Grasa corporal: 8%. Thank you, Body Erase and Shape Bubble Gum®!
The Million Dollar Body Company®.

Slimpill Body Revolution Millennial Formula®, Body Erase and Shape Bubble Gum® y Drink Your Weight Away Powerful Milk® son marcas registradas de The Million Dollar Body Company®. Todos los derechos reservados.

*****

Hola Denis mirá la propuesta es tentadora pero lo estuve charlando con mi familia u la verdad que no quieren, mi marido dice que las camaras en casa no van a medir porque usamos el sillon de tendero a veces cuando el tender del balcon està lleno.

Ademas le tengo que oreguntar a los vecinos porque este es un barrio tranquilo, el ultimo 0km que entró fue el de la gobernadora durante la campaña.

Yo lo único que quiero es ser flaca. Lo único que quiero es saber qué se siente ser flaca. Estas pastillas me deprimen puede ser? O es mirarme al espejo?

Basta de mentirnos, Denis. No hay un año de nada. Vos sos feliz? Quiero saber si con un cuerpo escultural sos feliz. Me haces acordar a mi hijo el segundo mas grande el Martin con como hablás. El era gordito de chico viste y hace algunos años empezó el gim y no para esta todo musculoso ahora pero yo no lo. Veo sonreir hace un monton que queres que te diga. Quiero que se ponga de novio dice que las mujeres estan todas distraidas con cosas triviales a mi me tocaron todos varones podes creer? Quiero una nuera.

No, paso denis. Perdoname vos sos un dulce de leche pero creo que estos trucos no son para mí.

Ojala que estes bien te lo digo de verdad. Se ve que lograste muchas cosas, tu firma es larga. Yo firmo Irma, madre feliz y gordita.

Cariños irma

*****

Denis, mi nombre es Martin Dangrio, me entrena Bruno en SportLife y me comentó que están buscando vocero para LatAm. Me interesa. Te mando fotos. Mi fuerte es la vascularidad en piernas pero en general estoy realmente bien. Podés preguntarle a Bruno. Entreno duro y me cuido mucho con lo que meto en mi cuerpo.

Quedo a la espera de tu respuesta.

Saludos,
Martin
-Hombre de Hierro-

*****

Martín,
Nice, dude! Les paso tus fotos al piberío de scouting.

Keep up the good work!

Denis Aschemacher.
Marvelous Crew Member (by day, weightlifter at night.)
High Achiever. Born this way.
Leitmotiv personal: “Cuando se inicia y desencadena una guerra, lo que importa no es tener la razón sino conseguir la victoria.” Adolf H.
Índice de masa muscular: 25. Grasa corporal: 8%. Thank you, Body Erase and Shape Bubble Gum®!
The Million Dollar Body Company®.

Slimpill Body Revolution Millennial Formula®, Body Erase and Shape Bubble Gum® y Drink Your Weight Away Powerful Milk® son marcas registradas de The Million Dollar Body Company®. Todos los derechos reservados.

*****

Irma,
Qué bien, te felicito. Cuando recibí la noticia te aplaudí con la mente.

Mi nombre es María, también formo parte de la Marvelous Crew y soy la única mujer, para ser exacta. El cargo jerárquico es una pose, me conservan para poder jactarse de ser inclusivos y respetuosos en torno a cuestiones de género. Ojo, al principio tenía días en los que me escuchaban. Con mi primera licencia por maternidad comenzaron a silenciarme, con la segunda, me convirtieron en una secretaria bien paga. No quieren mostrarme porque todavía tengo cinco kilos de mi último embarazo.

Te escribo desde mi cuenta personal para hacerte saber que elegiste la opción correcta. Ser Speaker es someterte a toda clase de humillaciones, es acceder a que se abusen de tu confianza y jueguen a la ruleta rusa con tu salud, es darle permiso a un monstruo para que controle tu vida. Lo que querían hacer era ridiculizarte hasta convertirte en un chiste social. Que no te haya tentando su oferta habla tan bien de vos que necesité hacértelo saber.

Lamentablemente, no hay magia. Bajar de peso requiere de voluntad y concentración. Somos muy malos para ponernos límites, esa es nuestra condena más grande. Seguir tirando de la soga es una tentación, aunque sepamos que su rotura es inminente.

Te voy a dar un par de consejos con toda humildad y, dentro lo posible, ponelos en práctica:
Tratá de reemplazar todos los alimentos y bebidas por sus versiones dietéticas. El paladar, a la larga, se acostumbra. Es mucha la carga calórica que se elimina, sobre todo en las gaseosas. Eliminá los panificados, solo una o dos tostadas de pan lactal en el desayuno y merienda deberían bastar.
Llená la heladera de frutas y verduras. Antes de cada comida podés ingerir una ensalada de hojas verdes como entrada. Eso contribuye con la saciedad. Masticá lento, que cada almuerzo o cena sean una celebración.
Los alfajores de arroz, los postres light, los turrones de maní, las nueces, las sopas en polvo y los caramelos ácidos son grandes salvavidas cuando el hambre ataca de forma inesperada.
El ejercicio físico es fundamental. Reemplazar los viajes en colectivo por caminatas y anotate en alguna clase aunque sea en un club de barrio.

No tomes las pastillas, no sirven para nada. Para perder el peso del embarazo me obligaban a comprarle viandas a la competencia. Imaginate.

Te mando un abrazo enorme.

María
(Como vos decís, madre feliz y gordita.)

*****

Hola Maria no se por que seguis ahi de donde no te valoran te tenés que ir hija.
En cuanto al peso, ya voy a ver que hago, aca somos de buen comer pero med i cuenta de que nos queremos así.

Y la verdad me importa más que nos querramos nosotras a que me quieran otros.

Igual voy a tener en cuenta lo que me decis porque algunas cosas no parecen tan tan cuesta arriba.

Vos qué linda muchas gracias por tu mensaje!!
VAMOS LAS GORDITAS!

Irma un beso

 


Si todavía no pudiste retirar tu libro o tenés ganas de llevarte uno, el sábado 5/8 entre 15 y 18hs vamos a estar rancheando en Colegiales. Date una vuelta así te tomás unos mates y te llevás tu ejemplar firmado y todo.
Pedinos la dirección por privado en cualquiera de nuestras redes sociales (Twitter, Facebook o Instagram) o por mail a: nomeolvidedevos@gmail.com

Francisca & Sara

Tengo que escribirte a las tres de la mañana que es cuando mi vieja agarra el sueño profundo. Esta custodia contraproducente bordea lo obsesivo. Estoy sitiada, no puedo hacer nada sola, ni siquiera ir al baño. Hasta cambiaron la cerradura de casa y sacaron la puerta de mi habitación, ahora tengo una cortina de totora blanca y absurda. Mi celular es tierra de nadie, hasta la que limpia lo revisa. Voy a mandar este correo y lo voy a borrar. Confío en vos, Sara. Sos la hermana de mi papá pero también sos mi tía. Hago la diferencia porque tenés un compromiso para con él pero también para conmigo, y sabés todo lo que te adoro, sos como una segunda mamá.

Escuchar a la gente hablar sobre “la suerte” que tuve me repugna. Suerte hubiera tenido si el cóctel de pastillas no fallaba. “Un milagro”, dicen. Arcadas me da. Que qué fuerte soy, que Dios me dio una misión y todavía no era mi hora, que por qué hice algo así. Cómo le gusta al mediocre meterse en la vida del resto, hacer conjeturas, sacar conclusiones, decirle lo que tiene que hacer.

A mí no me gusta vivir. No creo que tenga nada de malo. Algunos disfrutan de despertarse cada mañana, yo no. A mí me perturba. Me angustia saber que tengo toda la vida por delante en este mundo de mierda. La realidad es un contexto despreciable. Y la forrada de valorar lo que tengo, con todo respeto, me la paso por el orto. A mí no me alivia tener un plato de comida todas las noches cuando sé que hay pibes que no van a cenar. De qué me sirve ver a mi viejo deslomarse laburando y ahorrar cuatro meses para poder reemplazar las cañerías del baño, cuando su jefe hace negocios recontra turbios y cambia de auto dos veces por año. A mamá le liquidaron mal la jubilación docente y ahora tiene que ir hasta La Plata todos los meses a reclamar (tan solo) lo que le corresponde. Cande quiere ser jugadora de hockey y la rompe, pero el entrenador le dijo que le va a ser muy complicado llegar porque no tenemos apellido. Porque González no es un apellido. Fernández Etchemendi, Drachenblut o Blanchett, sí. En la práctica, no valemos lo mismo.

Es todo tan injusto, Sara. Está todo tan mal. No hay justicia por ningún lado. Te matan por un celular, te violan porque pueden. Hacer las cosas bien no te garantiza nada. El karma funciona solo para lo negativo.

Vivir es como que te obliguen a ver una película horrible.
Es eso.
No aguanto más.
No sé por qué no me morí. No sé qué clase de castigo estoy cumpliendo.

Es tanto el egoísmo de los que te quieren que te retienen acá, ¿para qué? ¿Por qué querés que alguien se quede en un lugar en donde la pasa mal?

Te dejo que mamá se movió y temo que se despierte y me tenga que fumar otro discurso sobre lo maravillosa que es la vida.

Fran.
(Respondeme de madrugada que no duermo)

*****

Fran, es hora de que crezcas. Yo te amo con el alma y voy a estar siempre que me necesites, pero no podés evadir tus problemas intentando suicidarte. Te negás a recibir ayuda de psicólogos y psiquiatras, te encerrás a llorar. Si te quisieras morir de verdad, ya te habrías muerto. Eso lo sabemos las dos, por duro que suene. Estoy cansada de que todos te traten como frágil. Estás grande y sos fuerte, por más depresión que te invada. Esto por favor no lo tomes como ataque, te lo digo con mi amor entero, mi amor todo, que sabés que es tuyo. Imaginate que si cada uno que está sufriendo o no tiene ganas de levantarse a la mañana o se siente compungido por el mundo de mierda en el que vivimos se quitara la vida, la población mundial no llegaría a las diez mil personas. Ya sé que el resto no te importa, te importamos los de adentro, pero es para que entiendas, o intentes entender, que hay muchísimas más opciones que no son ni estar así de angustiada ni morir.

A nadie le gusta que le listen el inventario de todas las cosas fantásticas que tiene. Techo, comida, familia, amigos, educación. Esa lista lo único que hace es meter presión y frustración. ¿Cómo es que tengo todo esto y no estoy bien? Bueno, es que hay un trillón de factores que los que hacen esas listas de mierda dejan afuera. Si te aflige que haya gente que no tiene para comer, vayamos a repartir platos calientes de noche, yo le pido al tarta que nos acompañe que “solas” es peligroso. Lo que me lleva a otro punto: te roban y te violan y te matan cada vez con más, digamos, soltura. Porque pueden, sí, como bien decís, pero también porque todavía queda muchísima pelea por dar. Así que te pido que no te bajes. Que si no lo hacés por vos lo hagas por los y las que vienen. Es difícil luchar en nombre de alguien que no conocés; pero mucho peor es dejar de hacerlo sólo por eso.

Tenés que aprender a tolerar la frustración. Ya van a llegar las buenas. Acordate de que en su momento estuvieron. La vida es así, todo es circunstancia. Por eso no hay que dar nada por sentado.

¿Qué te gusta hacer? ¿Qué te distrae del malestar?
A mi, por ejemplo, tener las uñas prolijas me calma. Es una pelotudez, pero te juro que me hace bien. Odio hacer ejercicio pero cuando termino me siento plena, realizada, contenta por haber hecho algo por mí. Ni hablar de las vacaciones, ¿no querés que nos vayamos dos o tres días a algún lado vos y yo? Te invito. Confío en que confías en mí y que sabés que no te voy a tener presa, pero con la condición de que conmigo seas vos. Vos-vos, la que se aplaude los chistes malos que hace y se ríe antes de terminarlos, vos mi cómplice, no vos mi susto.

Sé que por ahí suena a que bastardeo la situación. Quizá sea porque quiero creer que fue un episodio aislado y ya pasó. Quizá porque no me animo a creer que nunca fui capaz de hacerte feliz.

Te amo. No me dejes afuera de tu vida.

Sara

*****

Tía, realmente me quise morir, no juegues con eso porque yo no lo hago. Tomé tantas pastillas que no me entraban en la boca. Si me “encontraron a tiempo” y “mi cuerpo es muy fuerte” fue porque tengo mala suerte, no te vayas a creer.

No estoy deprimida, tengo un punto. No pedí nacer y puedo terminar con mi vida cuando quiera, si la naturaleza nos dio estas circunstancias fue para que podamos elegir. Y yo la paso mal. Y es muy egoísta que te quieran rellenando una foto familiar pero no entiendan que no podés más. Y yo no puedo más. No me da el cuerpo para tanta tristeza.

Para poder ayudar al resto tenés que estar entero, cualquier caridad requiere de un mínimo de amor propio y esperanza, factores muy por fuera de mí en este momento.

Haber fallado y que todos me quieran hacer sentir bien me hace sentir peor. Mucho peor.

Nada tiene sentido.

*****

Tía, acá estoy. Sí, a vos te voy a contar la verdad:
En la madrugada terminé de escribirte y me escapé, me fui para las vías del tren. Mientras esperaba que pasara el primero del día, se me acercó una perrita muy chiquita (me entraba en la palma de la mano) que se venía arrastrando porque tenía una patita lastimada. Estaba sola, pobrecita. Lloraba, temblaba, parecía abandonada. Me dio mucha tristeza así que volví para casa con ella. A mis viejos les dije que había ido a caminar por el barrio y la encontré en una caja en la esquina. No saben lo de las vías, no les digas.

A la mañana la llevamos al veterinario y papá me dejó quedármela. No sabés lo que es, toda blanquita y en el ojo derecho tiene una mancha marrón. Raza perro, hermosa. Después le saco una foto y te la mando porque si la suelto se pone a llorar, la tuve todo el día a upa, bajó para comer y hacer sus necesidades. Ahora duerme sobre mi panza.

El resto sigue todo igual, nada cambió.

Ah, le puse Salvadora.

*****

Mamita, ¡qué lindo que te hayas cruzado con Salvadora! Va a sonar tonto y forzado, pero realmente se te lee distinto. ¿Cómo está de la patita? ¿La puedo ir a conocer? Llevémosla a tomar un helado con nosotras al lugar de las paletas coquetas que te gusta.

Intenté llamarte al celular al par de días de haberte escrito y me atendió Faby mientras pasaba la aspiradora. No escuché nada, obviamente, pero ¿¡qué es eso de que jueguen a Gran Hermano con vos!? Tremendo. Hoy a la tarde voy a pasar a ver si pueden todos aflojar un poco.

No estoy jugando. Estoy intentando acercarme a vos y desdramatizar que querés quitarte la vida, o que quisiste. No es fácil para nadie y no hay forma, realmente no la hay, de apagar la culpa que sentimos. Una culpa, no sé, flúo. No sé cómo hacer para que no te sientas mal con vos, conmigo, con todo. El encierro en eso ayuda poco, pero si se descuidan te escapás a las vías. Entonces yo trato de sacarte una sonrisa, de distraerte, de que sepas que no importa que vos no te quieras porque yo te quiero por vos, por mí y por todos.

No bajes los brazos. Además de una gran persona sos muy inteligente. Tenés que vivir con el mal de saber que todo es una mierda. Tu cableado mental es impecable. Claro, terrenal, realista. No se lo deseo a nadie.

Tampoco digo que la vida tenga que ser aguantar. Digo, creo, que sobrevivir tiene más que ver con distraerse que otra cosa. Si estamos de paso, que sea de paseo.

(Y bellísima. Sos bellísima.)

Hoy a la tarde voy llueva, nieve o esté a dieta. Sí estoy intentando de vuelta. Tu mamá ya me dijo que vos adelgazaste una barbaridad. No me vendría mal una semanita en pozo depresivo.
MENTIIIIRA

Quiero ver a la perrita y que salgamos las tres. Basta de estar en tu habitación. Y además muero por un helado.

Besos reina mía

*****

Me dijo mamá que estuviste por casa y te contó lo de la despensa. Le estoy dando una mano a Celia todas las tardes y de paso me hago unos pesos. Papá me dijo que si ahorro, en el verano podemos llevar a Salvita a conocer el mar; e imaginármela corriendo por la orilla me gustó. De la patita está mucho mejor, ya casi no renguea. El veterinario me había dicho que era probable que se la tuvieran que amputar, pero se recuperó y está imparable. Celia me deja tenerla y las clientas se vuelven locas cuando la ven, ella les hace fiesta a todas, le encanta la atención.

Sigo pensando lo mismo y cada mañana es un nuevo desafío, pero tipo ocho la perra empieza a chuparme la cara para que le abra la puerta del patio y eso me obliga a levantarme, por lo que empecé a dormirme más temprano. Se pone muy densa cuando estoy en la cama, no le gusta, me aparece con la correa en la boca para que la saque a pasar.

Estoy tratando de tomarme la vida un día a la vez. Pensar en el futuro me agobia, me deprime. Pero si me concentro en el hoy, se me hace menos terrible la realidad. Y cuando empiezo a caer, Salvita hace alguna travesura y eso me distrae. El otro día se metió en el cajón de las bombachas y salió corriendo con una tanga de encaje enganchada en el cuello, no podíamos parar de reírnos.

Vayamos a tomar un helado, sí, ¿el sábado a la tarde podés?

¿Estás gorda? Me di cuenta de que estoy tan concentrada en mi tristeza que perdí perspectiva de lo que está sucediendo a mi alrededor.

Te quiero mucho, tía.

Gracias por todo.

*****

De abajo para arriba:
-Sí, estoy gorda. Culpo al invierno.
-Obvio, sábado a la tarde reina. Vos, yo, Salvi, granizado de chocolate y dulce de leche con pedacitos de dulce de leche bañados en dulce de leche y pepitas de dulce de leche.
-Ojo con las bombachas que los perritos tienden a destrozarlas, les gustan esos olores.
-Un día a la vez me parece una gran manera de tomarte las cosas, sobre todo porque sobre el futuro no podés hacer más que intentar ser feliz hoy y esperar que esa sensación se prolongue sin mayores complicaciones. Si algún día te agobiás y podés, me llamás y nos vamos a dar una vuelta. Nada de hundirse en el propio mar que, si uno así lo quiere, puede tener la vastedad y el peligro de una pelopincho.
-Abrigate cuando la pasees.
-Si no llegás con la plata de la despensa, aunque estoy segura de que sí porque pasé y Celia está al borde de iniciar los trámites de adopción tuya, me decís y te ayudo. Con esto, con aquello, con cuidar a la perra, con lo que vos quieras. Teneme, contá conmigo, te lo digo de verdad, te lo pido por favor.

Te amo fran, sos mi reina,
Sari

 


Nuestro primer libro se consigue ACÁ.

Melisa & Bautista

Hola, no sé en qué andarás vos porque te dejé de seguir en todos lados hace un tiempo, y no stalkeo porque para qué tanta mala sangre. Verte feliz con otra chica, verte feliz con otra gente, verte feliz sin mí y yo acá colgada como un par de zapatillas en el cableado de un barrio metido para adentro. Eso soy, un barrio más bien oscuro al que te aconsejan que no vayas. Estoy impresentable emocionalmente. Eso no tiene que ver con vos pero te lo cuento igual.

¿Sabés la cantidad de chicos a los que te parecés? Cada tres cuadras pienso que te cruzo. Una mini taquicardía y los desconocidos y yo seguimos cada uno nuestro curso. Pero ta, sobrevivo, y como sobrevivo puedo mandarte un mail. Esa última frase se siente como los hoteles que tienen un ala vieja y un ala moderna a propósito, ¿ubicás? Para nada importante, igual. Te escribo por algo más que para presentarte este panorama horrible de cómo pienso de más todo el tiempo desde que dejamos de hablar. No sé en qué andarás, como te dije, ni si esto te va a dar lo mismo o caer como el culo, pero siempre me imaginé que cuando finalmente pasara iba a escribirte. Mil veces me imaginé contándote esto y yendo a tu casa a comerte la boca: corté.

Si querés y podés vernos, a mí me gustaría. Si estás en otra, en la tuya, con quilombos, con laburo, cazando vampiros o evitando la tercera guerra mundial, todo bien. Pero te lo quería decir.

Besos,
Melisa

*****

Melisa,
Hola. No sé muy bien qué escribir. Creo que no te entendí. Describís un panorama tristísimo de felicidades ajenas y zapatillas abandonadas, después aclarás que no tiene que ver conmigo pero das a entender que me extrañás y el remate de la separación es el giro abrupto que me deja haciéndole mil preguntas a la pantalla.

Acá escribí un párrafo comparándote con una película de David Lynch. Después lo borré porque me pareció medio estúpido y fuera de tono, pero la idea insiste así que la voy a exteriorizar: sos como una película de Lynch, rara, entre confusa e incoherente. La idea no es entenderte sino disfrutar de lo que mostrás y enganchar lo que se pueda. Siempre tuve esa sensación y nunca te lo dije; aprovecho la ocasión desde la impunidad que me brinda ya no amarte, ya no quererte, ya no cogerte.

¿Estás triste porque me extrañás o porque te separaste de tu (ahora) ex novio? No son preguntas, solo pienso, poco importa. Nada es absoluto y la cabeza es una licuadora. Creo que tampoco tengo muchas ganas de entender.

Hay una canción de Daddy Yankee que dice: “las que juegan se quedan solas”, cada tanto la pongo y canto a los gritos esa frase. Pequeños, pequeñísimos lujos que da el despecho. Igual, y para qué mentir, el despecho del tercero en discordia tiene gusto a poco. No me gusta. No me gusta el gusto a poco. La ruptura de una relación ilegítima no se puede llorar con angustia y yo soy más novelero. Además mis amigos me decían: “mejor”. Más allá del daño, es terrible separarte de alguien y que todos lo tomen para bien. Es como si celebraran tu tristeza. Me sentí medio pelotudo.

Te ayudo a stalkearme: estoy saliendo con una Chiara hace más o menos dos meses. Chiara se llama. Me encanta ella y ese nombre excéntrico que se mezcla con su simpleza. Me gusta de verdad, hago cosas para gustarle. Así me di cuenta, porque empecé a gastar plata en mí. Fui a una peluquería. Me compré remeras sin onomatopeyas de superhéroes. Me lavo los dientes cuatro veces por día. Tomo gaseosa light.
Es más linda. Usa saquitos blancos. Es como fina pero cálida. Y simple. Y soltera, detalle no menor dado mi historial reciente.

Creo que la respuesta es obvia, no quiero verte. Grandes noticias: nadie se muere de ganas de ver. Ya lo sabías, yo lo aprendí.

Beso, Mel.
Suerte con todo.

Bauti

(David Lynch y Daddy Yankee en un mismo mail, en algún lugar del mundo debe haber habido un tsunami.)

*****

Supongo que me lo vi venir. No sé si lo merezco, no quiero preguntármelo, pero lo vi venir. Como esto no va más, entonces, te lo digo: me parece super injusto todo. El año pasado me inflaste la cabeza sin parar. Día por medio hablábamos, que te quiero ver, que me encantaría estar con vos, que si no estás con tu novio almorcemos, que ¿podés hablar ahora?, y así mil cosas más. Entiendo que yo puse mis frenos porque estaba en pareja, y vos los entendiste. ¿Sabés por qué? Porque muy a tu pesar no sos un mal pibe. Sos bueno, por más juegos y pantallas que nos montes al resto. Y porque vos conmigo hubieras hecho lo mismo. De hecho es lo que estás haciendo. Lo que quiero saber es si es porque esta rosca no da para más o porque ya no te pasan cosas conmigo. Me sos sincero con eso y yo me autoexilio de tu vida.

No sé si terminaste dolido o con bronca o qué. Lo digo por el nivel de detalle de tu nueva relación. Me podrías haber dicho que estabas viéndote con alguien y ya. Yo siempre te respeté en ese sentido, en no nombrarlo, en lo que subía o dejaba de subir. Somos muy distintos vos y yo. Creo que una vez te lo dije, sos irrespetuoso con el sufrimiento. Un poco lo envidio.

Te extraño, extraño a mi ex, extraño el amor. Lo que no extraño es el mambo. Gustar de vos es una mierda. Posta. La paso mal. Y eso que yo vivo, me nutro prácticamente de gustar de un chico. Pero de todas estas cosas, sobre todo que te extraño. Miro las fotos que nos mandamos como si fueran de nuestros viajes juntos y en realidad son comidas, cosas que se rompieron en tu casa o en la mía y citas de libros. Nos hicimos reír, ¿no? ¿Nos quisimos o flashié?

Yo también tengo un millón de preguntas para hacer. No sé si a vos o a quién o a qué.

Seguro tus amigos tengan razón.

*****

Sin injusticias no habría superhéroes. No digo que yo sea uno, cinco remeras con onomatopeyas no me hacen poderoso. Acá había escrito una frase en la que me burlaba de mi falta de estilo para vestirme pero la borré. Estoy tratando de quererme un poco.

El año pasado, desde que te conocí hasta que decidimos dejar de vernos, estuvimos casi seis (repletos de intermitencias e ideas y vueltas, pero seis al fin) meses compartiendo lo mejor y lo peor de lo que somos. Diciembre y nuestra ruptura fueron un infierno del que no me voy a olvidar nunca, pasé las peores fiestas de mi vida. El dolor me picaba en la piel, me agitaba de solo pensarte.

Este año lo empecé en cualquiera, pero en cualquiera literal. Amanecí borracho y con una vieja echándome a escobazos del frente de su casa casi todas las madrugadas de domingo. Para febrero conocí a Marina, una tipa casada y con una hija. Nos veíamos cuando el marido estaba trabajando y la piba en inglés, o cuando decía que iba al gimnasio. Dos meses repitiendo la historia y perfeccionando mi rol de amante. Una mierda, no te vayas a creer.

En abril toqué un fondo peligroso y pensé: “¿Por qué me sigo haciendo esto? ¿Acaso no merezco a una persona entera?” y largué a la casada. Pareciera que el que la juega de tercero se lleva la mejor parte pero no, eso es una trampa. Estar a la sombra del que tiene el título oficial te va carcomiendo la autoestima de a poco, sin que lo notes. Vos creés que tenés todo bajo control pero en realidad te estás engañando, agarras las migajas que te tiran para retenerte como si te merecieras solo una parte de lo que una persona puede darte. Ni hablar si te enamorás. Porque sexo, todavía. Pero enamorarte de alguien que está en pareja es comprar una mochila de sufrimiento. Es colocarte en un lugar demasiado chico y prescindible. Es firmar un contrato con un anonimato indigno, porque alguien que te dice que te ama pero no te blanquea te propone un anonimato indigno.

Para mayo decidí empezar a quererme. A los pocos días conocí a Chiara. Ninguna casualidad: la conocí solo y porque empecé a quererme. Lo bueno es que me convertí en un experto en cuidarme. Ya no quiero dar poco en un terreno dividido. Quiero querer sin límites y quiero a una persona que no los tenga.

Este julio helado y tus pies busca-calor serían un matrimonio hermoso, como lo fueron hace un año. Te quise, claro. Te amé, te lo dije. Pero ahora me amo a mí más que a vos y solo puedo pensarte como alguien que, en definitiva, no se la jugó por mí.

Recién releí todo lo que escribí y pensé: “soy una minitah”, pero estoy aprendiendo y tratando de ser feminista, así que no hay nada de lo que tenga que avergonzarme.

Ah, y soy irrespetuoso con tu sufrimiento porque vos fuiste irrespetuosa con el amor que te tenía.

Te podría haber dicho que estaba viéndome con alguien y ya, pero si me extiendo en la historia es porque quiero dejar algo en claro: cambié. No solo tengo compañía, no soy el mismo.

Vas a volver con tu novio, vas a ver. Te apuesto una cerveza que no vamos a materializar pero tomaré en tu honor.

Beso, Mel.
Suerte con todo.

Bauti

*****

Dije que eras más irrespetuoso con el sufrimiento, no con el mío puntualmente. Y yo no fui irrespetuosa con tu amor. Y no creo que me hayas amado, creo que te gusta creer que me amaste porque te gusta creerte capaz de amar. Ahora, con todo este cambio, por ahí estás más cómodo con todo lo que tiene que ver con mostrarte vulnerable. Me parece genial. Ah, y los vaivenes de esos seis meses también fueron por cosas de los dos. Vos piraste dos semanas y no me hablaste, ¿te acordás? Y de repente apareciste con una foto en el bar cerca de mi casa diciendo que hola, que si quería bajar a tomar un café. Bajé, cómo no iba a bajar con las ganas de alguna forma de vos que tenía.

Yo te quise y te quiero un montón. Pienso en vos más de lo que me gustaría. Pero no me banco todo esto de vuelta creo. Ya sé que no está sobre la mesa igual.

Ta, mejor cerremos acá.
Quisiera que te hicieras cargo de todo lo que pasó y no sólo me tiraras toda la mierda a mí.

Pero ta.

Que seas feliz, posta.

Beso.

*****

Me RE hago cargo de todo lo que pasó, al punto que me abrazo a ese recuerdo para no volver a caer en lo mismo.

Seguir adelante también es parte de hacerse cargo.

Beso, Mel.
Suerte con todo.

Bauti

 


El jueves es el día del amigo y, en vez de escribirle una cartita, podés regalarle 29 🙂 ACÁ.

Dolores & Margarita

A quien corresponda (y ojalá seas vos, Margarita),

Primero, es necesario que me presente: mi nombre es Dolores Emilia Fuentes, tengo treinta y cinco años y vivo en el barrio de Olivos, Ciudad de Buenos Aires. Soy hija de Dolores Inés Fuentes y Oscar Julio Pérez; aunque mi padre me abandonó a horas de nacer y mi madre falleció antes de que cumpliera los cinco. Estoy buscando a Margarita Lanares, ojalá seas vos que estás sosteniendo esta hoja de papel porque llegar hasta tu puerta implicó un enorme esfuerzo y espero que valga la pena.

Segundo, es necesario que te cuente mi historia: mi madre se escapó de la casa de sus padres persiguiendo a su “gran amor”, se mudó con él a una zona muy humilde en el barrio de Barracas y quedó embarazada cuando todavía no había cumplido la mayoría de edad. El “hombre de su vida” no tuvo el valor para afrontar mi llegada y desapareció. Mamá hizo todo lo que pudo para darme una vida digna a pesar de sus carencias, pero enfermó y al poco tiempo murió. Antes de partir, firmó los papeles y mi custodia pasó a estar en manos de Margarita, la vecina. Viví con ella los casi seis años más hermosos de mi infancia hasta que mis abuelos (que se codean con el poder) recordaron que existía, pelearon por mi custodia y no tuve más remedio que mudarme con ellos a Olivos. No me permitieron volver a ver a esta mujer tan cálida y maravillosa.

Tercero, es necesario que te cuente cómo llegué acá: el martes regresé a la antigua casa de Margarita en Barracas, donde me cobijó en mi infancia. Enzo (el de la ferretería de la esquina) me contó que se había casado en segundas nupcias y mudado a la localidad de Sumampa, Departamento de Quebrachos, Santiago del Estero; y me dio un número de teléfono. Cuando llamé, un señor de voz grave me explicó de mala manera que no conocía a ninguna Margarita. Volví a lo de Enzo, me dijo que era imposible porque él había hablado con ella varias veces y me aseguró que estaba ahí. No tuve otra opción que viajar para develar el enigma. Como tenía un teléfono pero ninguna dirección, me fui hasta la Municipalidad de Sumampa para averiguar. La recepcionista la conocía, cosa que daba por descontada ya que el lugar tiene poco más de cinco mil habitantes. Por lo bajo me contó que el marido le pegaba así que un día se fue y jamás volvió. No supo decirme dónde pero el rumor era que estaba en Bahía Blanca, de donde es oriunda ella y toda su familia.

Ayer a la noche llegué a la terminal de Bahía Blanca, fui a un locutorio y busqué en la guía telefónica la dirección. Me tomé un taxi, di con el destino y golpeé la puerta pero nadie me atendió; así que me fui a dormir al hotel que está a dos cuadras. Hoy estuve todo el día sentada en el umbral, golpeando y palmeando, esperando que alguien me abra la puerta o llegue de repente. La casa está vacía, mis expectativas hacen juego.

Ya tengo que volver porque hoy es mi último día de vacaciones, mañana es lunes y regreso al trabajo; pero quería dejar constancia de que estuve acá, con el enorme deseo de que la Margarita que busco responda esta carta a la dirección que escribo en el sobre.

Sin más que todas las esperanzas del mundo,
Dolores.

*****

Dolores, ¿cómo estás? Interrumpo el encanto de lo manuscrito porque como ahora los datos de todos están al alcance del cursor, pude averiguar tu mail. Espero que google y mis intenciones se hayan cruzado bien. Mi nombre es Florencia. Soy la ahijada de Margarita. Efectivamente, vivimos acá, donde dejaste la carta. Pasamos las últimas tres noches en el Hospital Militar porque Madrina tuvo unos episodios de neumonía y la dejaron en observación porque no paraba de toser. Ahora ya volvimos, pero entiendo que te fuiste.

Madrina se acuerda perfecto de vos. Es raro, porque tiene alzheimer. Sé que te recuerda porque cuando le hablé de vos y de tu carta me contó dos o tres cosas muy puntuales (sobre lo que te decía de San Lorenzo y sobre que te hacía puré a cualquier hora del día, porque te encantaba). Después vuelve al vacío. Me resulta difícil verla así, con los ojos perdidos, se nota que está intentando pensar en lo que conoce para aferrarse. Es como si los saberes se le esfumaran. La entristece, la enerva, a veces se pone a llorar porque es joven. Así dice ella “ya no quiero ser joven, no quiero estar enferma ni ser joven”. Vos que la conocés sabés que toda la vida fue muy coqueta y chispa; y casi siempre se olvida que olvida, pero cuando no, se deprime.

Nosotras no nos conocimos pero supe de vos por la familia y porque Madrina sufrió una barbaridad cuando te llevaron. Hasta hace no mucho, para todas las navidades hacía el budín de limón y amapola llamado Doli. Decía que te lo hacía a vos de chica y te volvías loca de alegría, jugaban a que era un lujo, un postre de lujo que servían en el programa de televisión que vos conducías. Contó que así lograba que comieras todo, jugando a la tele.

Los olvidos comenzaron hace un poco menos de 3 años. Al principio con cuestiones menores, después con datos duros de toda la vida y finalmente lagunas inmensas y pasajeras. Nos reconoce, sólo que se la pasa inventando cosas que no pasaron. Se nos hizo costumbre llevarle el apunte, los médicos dicen que puede que sea mejor así no siente que no sabe o que está diciendo pavadas; pero que también la ayudemos a ejercitar lo básico en paralelo.

En este mail te voy a adjuntar una nota de voz de ella mandándote saludos, como para que sepas que Madrina sigue siendo como siempre fue. Nosotras no podemos viajar, no por su salud, ella de ánimo (salvo contados ataquecitos) está bien; pero se nos complica con la casa y con la plata. Si pudieras mandarle un audio o un video vos para su cumpleaños, el 23 de este mes, estoy segura de que le encantaría.

Un gusto hablarte, Dolores.
Espero tener noticias tuyas pronto, me alegra sentirte bien. A las dos.

Cariños,
Florencia

*****

Florencia,
Adjunto un audio para Margarita. Voy a usar la escritura como medio de comunicación casi exclusivo porque tengo la voz tan cautivada por la emoción que decir esas tres palabras me tomó más de veinte intentos. Me quiebro, lloro, respiro de forma entrecortada. No quiero que me escuche así, repleta de congoja, verbalizando una tristeza que por fin puedo depurar después de tantos años.

Por favor, leele esto. No sé qué podrá entender, pero vamos a intentarlo:

Mamita querida, ¿cómo estás? Lamento que la salud te esté presentando batalla, pero siempre fuiste una mujer fuerte, muy fuerte. Un ejemplo de mujer. Recuerdo que cuando era chica temía que vos enfermaras porque estábamos las dos solas y me hubiera sido difícil cuidarte, pero en seis años no sufriste ni un resfrío. Creo que tenerme a cargo te obligaba a estar sana, uno se mantiene bien por uno y mejor por los otros.

Te extraño, mamita. Te extraño mucho. Conozco todas las formas de extrañarte. Tengo un hueco en el corazón que trato de revocar con un engrudo de distracciones pero se cae y lo deja más al descubierto que antes.

Cuando mis abuelos me llevaron a vivir con ellos, me prohibieron hablarte. Ya lo sabías, pero lo subrayo porque quiero desprenderme de lo que me obligaron a hacerte. Yo era muy chica o ingenua, es lo mismo. Tenían miedo de que siga los pasos de mi otra mamá, su hija, y me escape. Sitiaron mi vida con estímulos para mantenerme entretenida y que aprenda a quererlos. Los primeros años no fueron más que dos extraños que me habían robado de los brazos de mi segunda mamá, pero a medida que empezó a pasar el tiempo (y el lavado de cabeza comenzaba a surgir efecto) los empecé a considerar familia. La última vez que pregunté por vos fue cuando cumplí catorce años. Nadie quiso responderme pero al mes me llevaron a conocer Disney. Supieron comprar mi amor y así aprendí a callarme. Me obligué a desentenderme de mi necesidad constante de abrazarte. Encontré la forma de arrancarte de mis recuerdos, te reemplacé por cualquier cosa costosa que me proponían.

Estoy muy arrepentida pero no puedo decir que me sienta culpable. La psicóloga me enseñó a no sentir culpa, sobre todo después de la vez que me quise suicidar. Yo era chica y ellos unos desconsiderados. Tampoco los puedo culpar, ya habían perdido una hija. Nadie puede culpar a nadie pero yo misma tuve que pegar mis propios platos, y ni siquiera los había roto. En fin. Trato de esquivar pensamientos tristes para no chocarme tan de lleno contra la realidad.

Te busqué recién ahora porque hace poco tiempo quedé embarazada y lo perdí. Fueron solo cuatro las semanas que supe y puede disfrutar de estar gestando un bebé, por lo que el golpe no fue tan duro, pero dolió. Ahí se me cayó la venda de los ojos. No pude evitar pensar en que si para mí había sido tan difícil, perderme te debe haber dolido en cada fibra del cuerpo. Más por el modo, más por la forma.

Me acuerdo de todo, Margarita. De lo de San Lorenzo, del puré, del budín Doli, de todo lo que tenías que hacer para que yo comiera. También me acuerdo de las clases de costura, de las noches de verano en las que nos acostábamos en tu cama y veíamos la novela, de la vez que conseguiste otra casa para limpiar porque querías ahorrar y llevarme a conocer el mar. Qué hermosas vacaciones en Mar del Plata tuvimos, mamá. Dejame decirte mamá, necesito decirte mamá.
Te amo tanto como la vez que te lo dibujé con un fibrón en la heladera y te enojaste.

Florencia, lo próximo es para vos:
Me gustaría viajar para su cumpleaños, 23 cae martes pero quizá puedo ir el fin de semana. ¿Hay posibilidad? ¿Su salud lo permite?

Avisame,
Dolores.

*****

Aquí te transcribo lo que me dice:

Decile a Doli que la extraño mucho y que ya no puedo cocinar como antes. Quiero saber si tuvo hermanos. Ella quería tener hermanos e hijos, ¿sabés si tuvo hijos vos? ¿Y los tuyos? ¿Tus hijos? Que vengan todos para mi cumpleaños así nos sacamos una foto familiar, que tengo un marco sin estrenar en la mesa de luz que tiene una pareja que vino en el marco, pero no sé quiénes son yo, imaginate, con esto que tengo en la cabeza no sé quién es nadie. Igual ustedes sí, cómo me voy a olvidar de ustedes. Si algún día, Florcita, sentís que me olvido de ustedes, sacame de casa. Llevame a un geriátrico, tengan paz. No se merecen eso. Igual no me voy a olvidar de ustedes, quiero que me sigan haciendo renegar cuando se pelean pero también quiero que dejen de pelear. Es que realmente no soporto el griterío. Vos sabés cómo me han gritado a mí, Doli no lo sabe, por eso quiero verla, porque me hace acordar a los años en que todo estaba bien. Se fue y el sol cayó. No me dejen en un geriátrico, eh. Mirá lo joven que estoy todavía. Puedo bailar, mirá. Grabalo, grabame bailando que yo bailaba muy bien en mis años mozos.

Dolores, aquí Florencia. Si pudieras venir, nos encantaría. Madrina estaría inmensamente feliz de verte. ¿Tenés fotos de tu infancia con ella? Porque acá no quedó nada, cuando nos vinimos para Bahía perdimos tres cuartos de los recuerdos tangibles. Una pena porque son buen estímulo para ella. Si podés y tenés fotos, tráenos algunas copias, por favor. Nosotros vamos a cenar el martes a la noche con mis primos de acá, pero somos pocos, si finalmente llegás el finde nos organizamos para armar una merienda linda y con muchas cosas dulces.

Te advierto, madrina se ve bien pero no es fácil sostener una conversación, a veces hasta se vuelve doloroso. Sus olvidos no son fuertes, son más bien simpáticos, pero son tan frecuentes que el resultado total de la charla siempre deja un sabor amargo. Hay que poner mucho de uno, tu mejor versión. Traé anécdotas y todo lo que creas que puede ejercitar su cerebro.

La dirección ya la tenés, si querés avisame cuando llegás a la terminal y le digo a primo que te busque.

Besos y muchas gracias por el amor,
Florencia

*****

Florencia,
Primero, te quiero agradecer por tu buena voluntad. Estás haciendo posible el reencuentro y no es para nada menor. En enorme. No sabés todo lo que significa para mí, no lo podrías imaginar. Lloro casi constantemente. Sufro de insomnio y cuando logro dormirme, tengo pesadillas. Es mucho lo que acumulé y estar tan cerca de reunirme con mi Margarita me colma de emociones. Tengo miedo. Paso de la alegría a la tristeza sin matizar, me da pánico que algo salga mal. No me caracterizo por ser una persona con suerte. La psicóloga dice que no diga así, pero es verdad. Lo triste es que no me acostumbro al fracaso pero a esta altura tampoco tengo esperanzas, vivo en un gris horrible. Mi cabeza trabaja horas extra y después me las cobra.

Me pregunto si sus manos seguirán teniendo ese calor, si seguirá oliendo a jazmines, si me reconocerá. Me corté el pelo como solía hacerlo ella, carré con flequillo. No creo que sirva pero ojalá.

Llego a Bahía Blanca el sábado 27 a las 06:15 AM. No es necesario que me vayan a buscar, me voy a alojar en el mismo hotel que te mencioné en la carta que pasé por debajo de la puerta, conozco el camino. No quiero molestar. Si podés organizar esa merienda familiar, sería hermoso.

Tengo una sola foto muchas veces. La encontré adentro de un libro para colorear apenas entré por primera vez a la casa de mis abuelos. Nos la sacaron en un acto escolar, estoy disfrazada de nube haciendo cara rara y ella parada detrás, sonriendo y apoyando sus manos sobre mis hombros. Una noche soñé que perdía la imagen así que al otro día hice veinte copias. Las llevo.

De conversaciones dolorosas y difíciles de sostener estoy curtida. Un olvido involuntario lo tiene cualquiera, lo terrible es cuando te obligan a olvidar.

No me quiero extender mucho más,
Nos estamos viendo pronto,

Dolores.

*****

“Doli, ¡qué bonita estás! Volvé rápido, volvé todos los años. La próxima traé a tus hijos, tuviste ¿no? Yo estoy mucho mejor, me dio una inyección de energía verte. Ahora pienso que quizá nunca te tuve que haber dejado ir, ¿cómo no nos escapamos? Yo me vine acá a Bahía de grande ya y me empecé a olvidar de todo. Creo que es porque dolía. Acá mi ahijada me tiene como una reina, habrás visto. La familia, la mía, es de roble. Y por eso sé que voy a vivir bien muchos años más. Así que te espero. Y las navidades también. Con el amor de siempre y para toda la vida tuya, querida Doli, Margarita.”

Yo, por mi parte, no puedo agregar mucho más. Hace tiempo que no veía a madrina así de rimbombante, la vi feliz. Por eso nomás ya estoy en deuda con vos. Así que lo que quieras o necesitas en lo que te pueda ayudar, por favor avisame. Te esperamos cuando quieras. Te mando otro video, está entusiasmada con Despacito, mi primo en cualquier momento se mata.

Besos, Dolores, qué gran persona que conoció madrina, qué suerte que te tuvo y que te tenemos.

Florencia

*****

Florencia,
Sigo llorando, no puedo parar. Qué vergüenza que me hayan visto la cara así de desfigurada por las lágrimas. Estoy reparando tanta historia que ya no me entra más emoción en el cuerpo. Gracias. Si pudiera, les daría mi vida. Y qué lindo que hayas visto a Margarita así, eso decora mi enorme felicidad.

Voy a volver pronto con mi marido, lo prometo. No sé por qué mamá insiste con el tema de los hijos, la única vez que quedé embarazada lo perdí, ya se lo expliqué. Debe ser parte de la enfermedad, una tara de la memoria que no actualiza esa información. Vaya uno a saber las conexiones que hace su cerebro añejado por el paso del tiempo.

Te adjunto un video, ayer volví a la casa de Barracas y grabé algunas imágenes para que vea cómo está todo ahora. Al final hay un saludo de Enzo. Que lo vea, seguramente la conmueva tanto como a mí.

Esto recién empieza, les mando un abrazo enorme.
Dolores.

*****

Florencia,
A dos semanas de mi correo anterior tengo que retractarme: decile a mamá que la que tiene que actualizar la información soy yo y que la próxima le llevo a Victoria o Jerónimo pero en la panza. ¿Cómo lo sabía?

¡Se agranda la familia! El próximo jueves saco los pasajes, te escribo cuando los tenga.

Abrazos por doquier.
Dolores.

 


El libro que reúne lo mejor de nuestro primer año se consigue ACÁ.

Página 1 de 10

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén