Yo creo que la mejor amenaza jamás enunciada es “hasta que me olvides, voy a amarte tanto, tanto”.

@julietahbf

 

La autoestima repentina y efímera se llama despecho.

@Belefante

 

Las cartas entre Lorenzo & Olivia.