No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Sonia & Francesco

Hola Fran, disculpame que te escriba ahora de la nada. Empecé terapia y estoy removiendo muchas cosas e intentando atar algunos cabos. Odio decir que empecé terapia porque siento que me muestra frágil o atormentada, pero bueno, empecé terapia. Espero que andes muy bien, seguro que es así.

Yo ando bien también, los quilombos de siempre, cambié de laburo dos veces en este último año y me compré una moto, AMO andar en moto, en verano fui muy feliz. Antes de que saltes, sí, uso casco.

En fin: sin vueltas. Quería preguntarte si cuando estuvimos de novios vos me cagaste. Tuve esa sensación toda la relación, pero yo también soy cada vez más insegura. Culpo a todos mis ex y a Instagram. Na, es un chiste, no te lo tomes a mal. ¿Estuviste con alguien o con alguienes mientras fuiste mi novio? No importa que haya pasado año y medio, necesito saber. Ya te imaginarás que si es sí no te voy a hacer ningún planteo, no hay lugar para eso. Pero quiero saber, me va a ayudar a revisar algunas cuestiones propias que estoy tratando de laburar. No pido nombres ni porqués ni nada, sólo un sí o no.

Bueno fran, eso. Te mando un beso enorme y a tu flia también.
So

*****

Sonia, qué lindo saber de vos. Qué lindo y qué raro. Más bien: qué raro todo. Pero vos sos linda y me alegra que andes bien y motorizada. Usá el casco incluso cuando vas al baño, es más, dormí con el casco. Estoy exagerando pero no te creas que tanto.

Mi vida es, como siempre, bastante simple. Sigo laburando en la dietética con mi viejo y eso es todo. Él cada vez va menos por lo que me estoy haciendo cargo de prácticamente todo. Digamos que me ascendieron a Gerente General, CEO de la yerba orgánica y la leche de almendras, Capataz del budín de harina de algarroba. A veces pienso en que debería tener aspiraciones más grandes o mejores, pero así estoy tranquilo. Creo que se trata de eso, ¿no? Nunca voy a manejar una Ferrari pero tampoco voy a venderle mi alma a una empresa de afuera. Encontré un equilibrio a mis jóvenes 30 años. Un equilibrio humilde pero honrado (estoy usando las mismas palabras que mi viejo, ¿me pasás el teléfono de tu psicóloga? Jajajaja!)

En relación a nuestra relación (apaaa)… es raro el pedido. Quiero ayudarte pero a la vez no quiero lastimarte. Fuiste hermosa conmigo de principio a fin y fueron seis años del mejor amor del mundo. Pero seis años, a la vez, son muchos años. No puedo decir que te fui fiel cada segundo de nuestro noviazgo, sería mentirte. Tampoco tuve relaciones paralelas, ni amantes, ni nada de eso. Pero hubo una historia en el medio de la que me arrepiento. Rocío, la amiga de mi prima, siempre me estuvo encima. Nos vimos un par de veces en distintos momentos: cuando se recibió de Abogada, cuando cumplí 25… fueron pocos encuentros, menos de cinco, más de dos. No hablaba con ella a diario ni nada de eso. Qué se yo, era un mambo mío. Jamás te hubiera dejado por ella y hace años que no la veo.

Ahora me siento para la mierda pero prefiero decirte la verdad, quizás demasiado tarde. Me gustaría poner alguna excusa pero no voy a caer tan bajo. Si lo hice fue porque soy un forro, o lo era. A todo esto, ¿vos me engañaste? Bah, no me cuentes, quiero cuidar tu recuerdo. En mi mente sos la piba perfecta con la que no me terminé de encontrar. A veces te extraño. Siempre te recuerdo, siempre, pero a veces te extraño.

Lamento cagarte mi foto. Ahora tenés que decir: «qué suerte que ya no estoy con este boludo».

*****

Fran, qué bien se siente saber de vos por vos y no por terceros. Por boca de Laura me enteré de que te fuiste a Panamá y volviste antes, por Ignacio supe que tu vieja había vendido tu casa de la infancia porque le pusieron mucha plata para hacer una mega torre y le dieron un depto ahí, y Joaco me dijo que habías engordado pero después me crucé con una foto en algún lado y vi que no era cierto.

Lo de Rocío ya lo sabía, me lo contó tu prima apenas cortamos, al mes ponele. Me dijo que ella me quería mucho y que no me estaba perdiendo de nada, que te lo perdías vos. Me lo dijo por ella, por su culpa, no por mí; pero igual por alguna razón no me dolió tanto como me hubiera imaginado.

¿Más allá de eso nada? Por favor Fran, decime, es un laberinto en mi cabeza tremendo, los últimos años más que nada, sentía que todo el tiempo te hablabas con otras minas, tardabas más en contestar, no sé, los viví muy paranoica y quiero saber si era mi inseguridad prendiendo todos sus motores o si tenía razones para sentir tanta desconfianza, que a la vez me traía desconfianza sobre lo que a vos te pasaba conmigo, que a la vez, de alguna forma extraña, me hacía quererte más. Te quería más para que te enamoraras mucho de mí y no te interesaran otras chicas. Hoy sé que no funciona así, pero bueno, ya quedará para aplicarse en otras relaciones.

Perdón, siento que te estoy quemando la cabeza, pero es algo que si no cierro me va a traer problemas conmigo y son los problemas que más odio.

Besos.

*****

A mi prima siempre le faltaron caramelos en el frasco pero que te haya contado es una guachada imperdonable. Por suerte ya no la veo más, que si no la tiraba por la escalera. Bueno, no para tanto, pero qué mina jodida. Lamento que te hayas enterado así, pero más lamento que sea mi prima. «Mi sangre», ja.

No hay nada más allá de eso, pero eso es un montón, me preocupa que lo minimices. Pensé que te ibas a enojar, esperaba puteadas o mayúsculas. Me porté mal, horrible, pero solo con Rocío. De tu desconfianza no me puedo hacer cargo. Creo que a medida que pasa el tiempo uno está menos pendiente del otro, así evolucionan las relaciones. Pero no se trata de menos amor o interés, es simplemente así. Un día el factor novedad se apaga y ahí es cuando el verdadero amor entra en juego. Y yo te amé, con el corazón te amé. Y claro que me mandé cagadas, pero bueno, ya está. Revolver todo esto me hace mal, lo tenía enterrado en mi cabeza, preferiría no seguir hurgando porque de la tierra mental puede salir cualquier cosa. Perdoname por haberte engañado.

También lamento que hayas vivido los últimos años tan paranoica. No lo sabía, o quizás sí pero no lo quise ver. ¿Fui el peor novio del mundo? Es pregunta y respuesta. Quiero ayudarte a cerrar, a sanar, a curar o el verbo que te resuene más en el cuerpo. ¿Querés que nos encontremos y hablemos más tranquilos? Hace tres días, antes de recibir tu mail, no te tenía en mi mapa mental pero anoche no podía dormir pensando en vos. La culpa me pegó una piña en la cara y el extrañarte me pateó mientras estaba en el suelo. De a ratos pienso en que te cagué la cabeza y me pregunto si no fui claro o si vos no pudiste leerme.

En fin, yo también supe de vos por terceros. Joaco me contó que te habías teñido de rubia pero entré a tu perfil y vi que te aclaraste un poco el pelo, nada más. Silvina me dijo que empezaste a entrenar y que habías adoptado un perrito. Pensé que eras feliz. Te juro que pensé que este era el mejor año de tu vida.

*****

Gracias, prefiero no encontrarnos, pero no porque te odie o me vaya a hacer mal, sino porque si en casi dos años nunca nos surgió vernos, no quiero que pase porque te interrogué sobre si me cagaste.

Tampoco sé de dónde surge tanta paranoia. Estoy dando pasos chicos hacia una relación nueva por primera vez desde que cortamos y siento que me baldearon todos los miedos de mi vida y estoy empapada de pendejadas.

No te enojes con tu prima, es culposa y cree en Dios. Pensó que contarme la iba a salvar del infierno y vino y me lo contó. Yo la quiero porque es lo más diferente a mí que se me cruzó en la vida, me sirve de parámetro y me alimenta los límites. Hubo ocasiones en que la quise ahorcar, ¿¡¡te acordás de cuando le dijo a tu tía que como ella se divorció de su viejo le habían cagado la existencia!!? Casi la mato, no me voy a olvidar nunca de cómo lloraba Teresa. Pobre mujer, una sola hija y religiosa. Les pasa por mandar a sus hijos a colegios con retiros espirituales.

Lo de Rocío no lo minimizo. Hace tres días que me la paso mirando sus fotos. Empecé buscando las de ese momento y ahora ya sé que el domingo fue a escobar a una casa quinta. Mi ego lastimado dice que ojalá vos te estés enterando de eso ahora.

En fin, sigo con mi vida entonces. Ojalá pueda desenredar esta maraña de mierda que tengo en la cabeza.

Ah, y no: yo nunca te cagué. Ni a vos ni a nadie. Mala mía.

Beso fran, que estés bien.

*****

Vos te merecés lo mejor. Es una cagada que seis años de relación se reduzcan a una infidelidad (pero obvio, eso lo digo yo que soy el infiel). Ojalá en tu recuerdo puedas hacer foco en lo bueno de nuestra historia. Los viajes, las salidas, las series, las cenas, los proyectos. Ojalá puedas ver más allá de mis errores y no te olvides de que también, a veces, hice las cosas bien. O lo intenté.

Pasá por la dietética algún día. Todavía traigo los bombones de coco y zanahoria que te gustaban, aunque no los compra nadie. No te lo digo en plan romántico ni amistoso, pero qué sé yo, unos mates podemos tomar. No quiero que todo quede así, en un par de líneas entre el frío de la pantalla. Me gustaría poder decirte en la cara que sos maravillosa, que no tengas miedo, que si sale bien era tu destino y si sale mal sos lo suficientemente fuerte. Que sos buena y esa virtud escasea. Que los mambos de los otros no hablan de vos.

Cuidate mucho y odiame pero que después se te pase rápido. Abrazo y lo mejor para vos.

(No sé qué mas hacer o decirte).

*****

No, está bien, no hay nada más para decir.
La semana que viene alguna tarde me doy una vuelta por la dietética. Esta estoy medio hasta las pelotas.

Beso, Fran.
Sigamos por whatsapp así le quitamos dramatismo.

*****

Qué lindo verte, Sonia. Me hizo muy bien. Gracias por ser tan comprensiva y no guardarme rencor. Gracias por iluminar mi tarde con tu sonrisa tímida. Gracias por haber sido mi compañera de aventuras durante los mejores años de mi vida.

Hablemos cada tanto, pasate alguna vez; no seamos extraños. Voy a pensar lo que me dijiste sobre alquilar el local de al lado y ampliar la dietética. Vos pensá lo que te dije sobre priorizarte y no dejar que los pensamientos negativos acampen en tu mente.

Ya no voy a seguir trayendo los bombones de coco y zanahoria. Vamos a ver de qué otros sabores me puedo enamorar 🙂

Te adoro, So. Que toda la felicidad del mundo te ataque desprevenida la próxima vez que te despiertes.


Más que pronto, prontísimo, vamos a estar dando un salto en otro sentido y hacia otro sentido: pasate un hisopo que se viene el podcast 🙂

Seguinos en InstagramTwitter y Facebook.

Para conseguir nuestros libros, click ACÁ.

Anterior

Eugenio & Fede

Siguiente

NMODV en Spotify

9 Comentarios

  1. Na

    Genial, qué bueno volvieron!

  2. Belen

    LO AME! feliz de que volvieron, mega fan de ustedes ❤️

  3. Romi

    Son la mejor sorpresa de la virtualidad. Los martes son más lindos cuando están ustedes publicando estas historias.

    Muero de ansiedad por el podcast! Y eso que no escucho podcast, pero ustedes ya están más allá del bien y del mal.
    Las extrañé un montón, gracias por volver aunque más no sea un poquito.

    Les abrazo todos los proyectos y el amor que le ponen a lo que hacen; ojalá que disfruten cada paso del camino.
    Un saludo gigante desde el sur 💕

  4. maite

    AMEEEEEEEEEEEEEEÉ

  5. Josefina

    Volvió a ser martes. Las quiero. 💜

  6. Anto

    Lo amé 💖 no se vayan más.

  7. Cali

    AY QUE LINDO VOLVER A LEER ESTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    gracias♥

  8. sol

    Que si volvieron las mejores? Volvieron las mejores!!
    Que lindo leerlas. No nos abandonen más, es una orden!
    Gracias por compartir su arte.

  9. relaut

    No sabia q volvian! se las extrañó. Impecables como siempre ♥

Responder a Anto Cancelar respuesta

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén