No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Ignacio & Danae

Danae, hola, ¿cómo estás? Antes de que dejes de leer, te aclaro que este no es otro pedido de disculpas. Mi abuela está internada en terapia intensiva y no le quedan muchos más suspiros por dar. Me pregunta por vos cada vez que voy, no me animé a decirle que nos habíamos separado porque generarle un disgusto en este momento sería empeorar un panorama que de por sí es terrible.

¿Podés acompañarme a verla? Dos minutos, no te pido más que eso. Se quiere despedir. Te lo pido como un favor por nuestros ocho años de amor. Ella te adora, te quiere más que a sus propias nietas. Necesito que te vea y ya. Es eso. Perdoname por joderte por esto.

Y bueno, lo obvio. Te amo con toda mi alma. Fuiste, sos y vas a ser siempre el amor de mi vida. Haberte engañado fue la estupidez más grande que hice. Me quiero matar todos los días por haberte perdido. Sos lo mejor que me pasó y aunque no me quieras perdonar, yo SIEMPRE voy a seguir al pie del cañón, porque no va a haber un día en el que no te ame. No va a existir, sería imposible. Sos la mujer más perfecta que conocí.

Ok, la corto, este mail no es para eso. Por favor, regalame dos minutos así te ve al lado mío y se despide. Después me borro para siempre, lo prometo.

Ignacio

*****

Ignacio, estoy en Perú por trabajo. Vuelvo el otro jueves. Voy a ir a la clínica pero sola, ni se te ocurra aparecer. Decime dónde está y los horarios de visita y yo me arreglo. No te preocupes que no le voy a decir que nos separamos, ni que no sabés cuidar lo que querés, ni que sos un pendejo de mierda y vas a ser un pendejo toda tu vida.

Dame esos datos y no me escribas más. Con todo el dolor del mundo, te pido que no me escribas más. Dejame seguir con mi vida.

Te recuerdo que tengo una caja con discos, cuadernos y libros tuyos en casa. Apenas vuelva la buscás o la dejo en la vereda. Ya no quiero nada de eso cerca. Y a tu abuela la voy a ver por ella, no por vos. Porque es una gran persona y merece alegrías.

Bueno, avisame.
Da

*****

Te desconozco, Danae. Soy consciente del dolor que te causé pero te aseguro que haberte perdido me destruyó en muchos niveles, no entiendo la necesidad de insultarme. Me disculpé y te demostré que estaba dispuesto a cambiar pero ya no me querés en tu vida y lo acepto. Esto no es un intento desesperado por retenerte o interrumpir tu presente. Ojalá no tuviera que estar escribiéndote, no lo haría si no fuera realmente importante.

Está en el Hospital Pirovano. Los horarios de visita son de lunes a viernes de 13:00 a 13:30 y de 19:00 a 19:30 hs. Cuanto antes puedas ir, mejor. Simplemente avisame que pasaste así no me toma por sorpresa y me hago el que ya sabía.

Por la caja con mis cosas, me gustaría pasar a buscarlas. Avisame y voy, no es necesario que estés, no es necesario que existas ni que respires, que alguien me la alcance y listo.

Lamento que después de ocho años te hayas quedado solo con el último mes. Es un recorte arbitrario e injusto.

En fin.

Ignacio

*****

Fui a ver a tu abuela el viernes. ¿Le dijiste que estábamos buscando un hijo? ¿A vos te parece, Ignacio? Hacerme pasar por la situación de tener que sostener esa mentira es de macabro, de siniestro, de compulsivo. Soltame, loco. Dejame ir. Si me hubieras querido bien, me estarías queriendo de cerca. Jodete. Te merecés extrañarme mucho, todos los días, lamentarte. Jodete, ¿sabés? Porque yo fui la mejor mina del mundo para vos, yo me desperté todas las mañanas de esos ocho años con ganas de hacerte feliz. Así que ahora no me vengas a hacer pucherito con que no te gusta que te diga pendejo. Disculpame, es una daga oxidada eso, seguro se te infecte y te tengan que amputar la boca del estómago por el dolor. Ah, no, pará; esa soy yo. Y el dolor me lo estás causando vos.

Basta, querido. Basta de hacerte la víctima, de contarme que vos también sufrís. No te pregunté. No me importa. Bien merecido tenés sufrir. A veces lloro porque me muero de ganas de que te pise un auto. Lo deseo de verdad y me pone mal. Arruinaste todo, no lo puedo creer.

Estoy enamorada de vos y es lo peor que me puede pasar. Y sí, me quedo con el último mes porque no importa que hayas construido una casa hermosa durante una década, no importa la vista al mar, no importa desayunar contemplando la quietud del agua si un día viene un tsunami y de eso no queda nada. Estos son escombros que dejaste, Ignacio.

No te puteo más porque no quiero perder la altura, pero no te deseo cosas lindas, quedate con eso.
La caja con tus cosas está en lo de Mauro, que tiene seguridad 24hs. Está en portería ya.

Chau

*****

Danae, hoy al mediodía falleció mi abuela. No la velamos, se le hizo una despedida de dos horas a la que fueron un par de familiares y ya.

Es tarde y recién vuelvo a casa. Voy a ver si me cocino algo porque no como nada desde la mañana, aunque no tengo hambre. No te importa, ya lo sé.

Date por soltada.

Es una noche demasiado hermosa para estar tan triste.

Nada, ya está.

Abrazo. Hasta siempre.

Ignacio

*****

El ciclo de la vida.
Lo lamento che.
Leo esto de mañana, pero linda noche, sí.
Ojalá pase pronto.
Saludos

*****

Lidia, hola. Sé que es raro que te escriba pero me enteré de lo de tu mamá y no quería dejar de mandarte un abrazo enorme y todo el amor del mundo. Si bien ya no somos familia, yo les tengo mucho cariño a Hugo y a vos. Y tu mamá siempre me trató como una princesa. Es una mujer de oro; va a vivir siempre en el corazón de los que la quieren, esté o no.

Yo perdí a mi papá hace 3 años así que sé lo que son estos primeros momentos de desconcierto, pero el tiempo hace lo suyo, tenele fe y a vos también.

No me quiero extender mucho porque no me corresponde, pero eso, te mando la mejor de las energías.
Saludos a la familia.
Danae

*****

Hola danae como estás linda no es raro para nada. Gracias por escribirme la abuela te adoraba gracias por ir a visitarla preguntaba por vos todos los días, se había inventado que estabas embarazada y no había forma de explicarle que no. El Alzheimer, pobre vieja. Como estás? Te extrañamos un montón sos un amor de persona.

Ya sé que no me tengo que meter si Hugo o Nacho se enteran me matan pero fijate porque no sabés lo que es Nacho un estropajo anda llorando por los rincones bajó de peso, ya sé que se las mandó pero si hay un lugarcito en tu corazón para perdonar es ahora el momento. No digas que te dije.

Bueno nada la vida sigue y pude disfrutar a mi mamá un montón de tiempo igual me duele el alma no paro de llorar pero la vida continua. Sé que ahora va a estar descansando en paz y me cuida desde el cielo a todos a vos también.

Te mando un beso enorme y ojalá te vaya muy bien te merecés lo mejor.Lidia.

*****

No es nuestro momento, Lidia. Yo estoy tan enojada que no voy a poder querer bien. Estoy muy herida como para jugar a ser feliz.

Veremos si se me pasa o qué me pasa.
Muchos besos para vos,
Da

 


Para conseguir nuestro segundo libro, click acá:

Anterior

Rosario & Micaela

Siguiente

Juana & Vito

3 Comentarios

  1. ¿Que habrá hecho Ignacio para provocar ese rencor en Danae?

  2. Lala

    Ay ésto merece tanto una continuación que me voy a poner a gritar.
    Perdón, estoy proyectando.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén