Vero, hablemos por acá y por favor no digas nada ni me juzgues. Lo estoy cagando a Diego. Por favor que no se te escape, sos la primera y única persona que va a saber de esto. Estoy en cualquiera, lo sé, pero no lo puedo evitar. Es más fuerte que yo.

Tengo un compañero de trabajo que me enloquece. Es un pendejo, un borrego de mierda, un reventadito que no suma ni 25 años pero que me vuelve loca. Me agarra contra la escalera que da a la terraza y me pega unas apretadas que no te puedo explicar. Entro a mi casa y tengo que mandar los pantalones al lavadero porque llegan empapados. Anoche cogimos por primera vez en un telo horrible y fue una de las noches más calientes de mi vida. Ya me había olvidado de lo que era acabar con ese nivel de intensidad. Es un forrito que se hace el lindo pero si supieras con la fuerza con la que me agarra del cuello, lo cuento y se me pone la piel de gallina.

Sé que es un delirio total pero me siento yo de nuevo. A ver, a Diego lo amo y ni en pedo lo quiero dejar, pero entre el gordo (el sábado le festejamos los tres años, acordate) y la rutina, garchamos una vez por mes con toda la furia. Esta historia paralela me está trayendo de nuevo a la vida. Estoy más contenta, más animada. Soy mejor esposa, aunque no lo puedas creer.

Esto muere acá. No pienses nada malo de mí, soy la misma de siempre, solo que me metí en esta.

Abrazo, amiga! Te adoro!

Marina

*****

Al fiiiiiiiin, cariño!
Te diste cuenta de que la fórmula SAME-PENIS-FOREVER no rinde! Bah, solo sirve si te vas a vivir al monte con tu marido y no hay nadie en 100km o, peor, si sos negadora.

Yo, mirá, yo las dos mejores decisiones que tomé en mi vida fueron casarme y divorciarme. La primera porque el innombrable (aka Voldemort, aka R*cardo) es un gran padre de mis hijas, por más corrrrto que sea, y la segunda porque desde que firmé ese bendito documento cojo sin-pa-rar. Bueno vos sabés. Posta, la monogamia lo único que hace es allanar el camino al celibato.

Me parece genial que te estés moviendo a un bebito, quiero saberlo todo. Contame que me encanta, dios como me calientan los pendejos de esta época. Cuando nosotras éramos más jovenes los tipos lucían distinto, todos correctitos, una sucesión de rituales eternos hasta que finalmente decidían que era prudente coger. DIOS QUE ESTAS ESPERANDO YA COMIMOS FUIMOS AL CINE CHARLAMOS DE LA VIDA DE LOS PROBLEMAS, MIL SALIDAS, DESNUDAME Y TIRATE ENCIMA MÍO QUE ENVEJEZCO SI NO. Y así fue, enevecimos. Ahora pisando los 40, qué barbaridad, pero qué lindo.

Bueno contame vos todo. Cuánto dura? Se le pone tipo de acero no? Contame por favoooor.

Por tu marido ni te preocupes, obvio que no sale de acá y además, si lo seguís eligiendo y encima reaviva la pareja, no hay nada que cuestionarse, estás haciendo las cosas bien.

Esto merece una comidita en casa, avisame.
Vero

*****

Jajajajajajaja! Te amo, Vero. Sos una ídola. Te cuento del pendejo: estoy que me prendo fuego encima. Labura en el área de sistemas de la empresa y hace lo que quiere: llega a cualquier hora, cae en zapatillas, no les da bola a los jefes, vive con cara de orto, se caga en todo. Pero es una luz y resuelve los problemas en segundos, por eso se las dejan pasar.

Empezamos a chatear por un problema que tuve con la computadora y la charla derivó en música, cine, series y bla. Fue como PERO MIRÁ QUE INTERESANTE ESTE PIBITO DE MIERDA. Te juro que se dio solo, no lo busqué, tenemos miles de coincidencias. Me sorprende porque sabe un montón y la tiene clara, yo a esa edad era una boba que estaba organizando su casamiento. ¿En qué estaba pensando? ¿Por qué no me frenaste? Querías escabiar gratis, yegua.

Boluda, no sabés lo que me calienta. Laburó en la cama como un campeón, grité como loca cuatro veces. Me la chupó con tantas ganas que debería haberle pagado por los servicios. Se le puso como garrote, tenía la pija como un mástil. ¿Sabés cómo me monté? Estaba arriba de un toro mecánico, olvidate. Qué lindo es que te cojan con deseo. Me había olvidado.

Ya sé que la comparación es chotísima, pero es tan distinto a Diego que solo por eso me mojo el triple. El otro es todo correcto, amable, simpático. A este no le sacás una sonrisa pero ni por putas. Es más, medio que se molesta si le hablás. Pero te da un beso y te hace olvidar de que hay un espacio alrededor.

Por favor no digas nada. ¿Les cuento a las otras? ¿Qué decís?

Te juro que me siento más linda. ¿Puede ser? Abrazo!

Marina

*****

Mirá yo te canto cómo se irán dando las cosas: al bebito lo van a terminar rajando, pero no ya, en unos meses seguro. No hay presupuesto para mantener a los voluntariosos, imaginate a los que se toman el laburo como si fuera una tarde en el italpark. No la tiene clara, es joven, piensa que la tiene clara. En 5 años va a creer que hace 5 años era un gil y “ahora” es cuando la tiene clara, y así ad infinitum porque los hombres sólo pueden estar en paz si sienten que la tienen clara. Y vos sos una pavota que entra en ese juego pero de aburrida nomás.

Yo tengo a cada pelotudo a cargo, hay uno que pasa por nuestro box, que somos dos minas y dos tipos, y dice “Carlos, Lucas, cómo andan?” AH BUENO BAJÉ TANTO DE PESO QUE SOY INVISIBLE. No lo puedo rajar porque está hace 13 años y tiene una indemnización que me deja sangrando el orto, pero qué ganas.

A vos te va a venir bien que se vaya porque se te estira un tiempito la aventura pero te bajan la barrera y no lo ves más, cosa que te impide flashear por completo nivel señores dejo todo me voy a ver al bebo. Así que aprovechá y exprimilo, pero atenta a los sentimientos, que no se te desmadren; que ese “tenemos miles de coincidencias” viene con un cartel de PELIGRO adelante. Tenés un crío, todo lo que pienses sobre las relaciones cagalo a preguntas hasta que des con una respuesta que lastime lo menos posible. Evaluación y contención de riesgos le llamamos acá, por eso no le dejo el culo hemorrágico al amigo de Lucas y Carlos, porque me resta más eso que fumármelo.

Ahora, lo importante: COGER BIEN ES LO IMPORTANTE. Decí que mis hijas son chicas todavía, si no es la única enseñanza que les daría. El amor va y viene, las ganas siempre están. Esa y limón a todo (?). Obvio que te vas a sentir más linda mamita si estás reviviendo con cada pijazo. TE ESTÁN DESEMPOLVANDO LA FRESCURA, VALGA LA METÁFORA.

Yo no lo contaría, pero no porque no confíe en las chicas; sino porque si tenés más posibilidad de hablar del tema, te vas a cebar más de la cuenta, y se te va a encarnar el pendejo. Así que voto que no, para no darle un protagónico.

Me voy llego tarde a una reunión chauuu

*****

Ay, boluda! No sabés lo que pasó!!! Acá se empezaron a avivar de que había honda entre el pendejo y yo. Uno de los forros de contaduría conoce a un amigo de Diego, le contó y el viernes apenas llegué a casa me encaró! No se lo pude negar así que se armó un quilombito que ni te cuento. Pasé un fin de semana de mierda.

La cosa es que hablamos mucho y “me perdonó” (ponele), vamos a ponerle fichas al amor que nos tenemos. Pero ahora volví a la oficina y lo único que quiero es llevarme al pibito a un rincón oscuro y que me chupe el cuello. No puedo creer que ya no forma parte de mi dieta sexual. No es justo, conocí el paraíso y ahora tengo que conformarme con la realidad.

¿Qué hago? Te juro que no me quiero divorciar porque, aunque no parezca, mi marido me hace feliz. Y el nene es chiquito, no sería justo negarle la posibilidad de tener una familia porque yo no puedo contener la calentura. Pero también le quiero acabar en la pija al otro. Ahora que todos saben y están atentos, MÁS ME CALIENTA el jueguito clandestino. ¿Por qué no se puede tener todo en la vida? ¿Por que es tan tentador hacer lo que está mal?

Esto es peor que hacer dieta.

Marina

*****

Y entonces si tu marido te hace feliz negri concentrate en esas cosas que te hacen feliiiiz, el paraíso es una manifestación mental, no una realidad.

Sabés la gente que daría por tener la relación que tenés vos con Diego? Se cagan de risa, son amigos pero sin perder el romance, el crío no los derrumbó. Coger es lo más (LO MÁS) pero si te falta lo podés sortear, pensar que son etapas y que ya vendran tiempos de desenfreno; en cambio si te falta amor, ahí la costa es un puntito muy lejano.

Largá lo del pendejo. Va a mantenerse lindo mientras tenga un final que te deje deseando más, si lo extendés se pierde la magia; te lo digo yo que tuve un amante 3 años y estuve queriendo dejarlo 2 y medio. Te lo digo yo que tuve un marido 9 años y estuve queriendo dejarlo 7 y tres cuartos.

Cortala y seguí con tu vida, así se te encapsula como pensamiento de alegría tipo en Intensamente. Viste Intensamente? Amiga es la película máxima, entendés todo ahí, excepto POR QUÉ MIERDA NADIE EN DISNEY SE DIVORCIA, PUEDEN MORIR PISADOS POR UN CAMIÓN PERO DIVORCIARSE ES TOO MUCH? Dios. Bueno igual te la recomiendo.

Ese es mi consejo. Te va a volver a pasar con otros tipos, es cíclico, mientras regules las emociones todo bien. Igual vi que lo tiraste en el grupo pero hay 372 mensajes asi que no leí, no tengo tiempo para 200 consejos. A la única persona que le permito la autorreferencialidad es a mí.

Y no te pongas en la posición de “me equivoqué así que voy a ser tu esclava por los siglos de los siglos” con Diego. Si te perdonó ya está, te perdonó. Caso cerrado, si no te lo va a facturar dos por tres.

Viajo por trabajo el miércoles, cenamos el lunes o martes? Si no vuelvo en 2 semanas.
Besoooo

*****

La tenés muy clara, amiga! No sabés, en el grupo me están matando! Son unas hipócritas. Lo que más odio del machismo es esta idea de que si el varón te caga, “es natural porque responde a sus necesidades”; pero si la que engaña es la mujer, pobrecito él que se enamoró de una puta. Esas vidas prolijas y de cartón te juro que no se las envidio.

Como me reí con lo de Disney! Por el momento no hay divorcio en puerta y con el pendejo ya se cortó todo, pero qué ganas de revivir nuestros greatest hits. Y bueno, la clave es convivir con la falta.

Gracias por bancarme en esta. Contar con personas que te apoyen en las buenas y en las malas, en los aciertos y en los errores, es fundamental. Gracias por abrirme las puertas de tu corazón y hacerme fácil confiar en vos. Te adoro tanto!

Dale, sí, cenemos.

Marina

 


Para conseguir nuestro segundo libro, click acá: