No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Antonela & Franco

Sé que escribir esto no sirve para nada pero quedé destruido. Me dolió mucho haberte dicho que ya no quiero seguir, no salgo impune ni me es gratuito. Por favor no pienses que es por vos, que hiciste algo mal o que ya no me gustás. Sos la mujer más hermosa del planeta y no hubo nada que me alejara. Pasa que mi vida es un desastre y necesito concentrarme en mí para salir adelante.

Me mata que te culpes, no lo hagas. Sos perfecta. Estos dos meses fueron increíbles, me devolviste la sonrisa que había perdido. Ojalá mi tiempo fuera otro y el tuyo también. Quizá más adelante pueda volver a buscarte y, si todavía me querés, abrazarte para siempre.

Ahora necesito encontrar un departamento más chico porque solo no lo voy a poder bancar. Vanina está esperando que terminen de arreglar la casa de sus padres para irse, pero hasta que eso no suceda, estamos presos. Presos y juntos. Hace tres meses que nos separamos y sin embargo todo sigue igual pero todo cambió. Duermo en el sofá del living y paso muchas horas en la calle para no cruzarla. Ya sé que no viene al caso, solo quiero explicarme porque vos sos un montón de lindura y me bancaste desde cero. Y escucharte decir cosas como: “es por mí, fallé, no supe contenerte” me liquida por dentro.

Todo se va a arreglar, lo sé, pero no puedo pedirte que me esperes. No sería justo para nadie.

Que la vida te de todo lo que merecés, lindísima. Besos miles.

Franco.

*****

Quedate tranquilo, Franco. No te voy a esperar. No puedo evitar pensar que tu decisión tiene remotamente, en algún punto, desde algún rincón, que ver conmigo. Digo, decidís no estar conmigo; es insensato creer que no se trata de mí de alguna manera. Tu situación con tu ex la conozco desde el primer minuto, y decido lidiar con ella desde mi lugar. No entiendo por qué me corrés si no es porque querés separarte. Fueron dos meses muy intensos para todos, pero justo cuando las cosas masomenos toman cauce, me abrís.

Bancate decidir que no querés estar conmigo. Bancate decirlo y yo me voy a bancar escucharlo, pero no des vueltas.
Ni siquiera entiendo para qué me escribís este mail, para ratificar tu decisión? Ya la había entendido el lunes. Andá, resolvé tus cosas, para eso me despejaste de la ecuación; porque te implicaba un problema. Ahora ya no lo tenés, así que dejame a mí lidiar con esto como se me cante y pensar de vos lo que quiera pensar, y hacé lo mismo.

No me cuentes tu rutina porque ya no formo parte. Voy a trabajar en mis defectos para que el próximo me quiera bien.
Me siento un poco incomprendida, supongo que a vos te debe pasar igual.

Suerte con todo.
Antonela

*****

Hola, Anto. Mirá, en los tres días que pasaron estuve pensando y me di cuenta de que quiero seguir con vos. Sos maravillosa y me hacés bien, este momento es difícil pero sabés sacarme sonrisas que me hacen inmensamente feliz. Perderte es como que llueva sobre mojado, sumar un dolor cuando los calmantes ya no funcionan.

Hagamos como que no te dije nada. Empecemos de cero, de nuevo. Veámonos. ¿El viernes estás libre? Quiero abrazarte y darte miles de besos. Hagamos algo lindo, vayamos a comer a la hamburguesería que te gusta.

No quise hacerte sufrir. Es un mal momento, perdoname por tanta desprolijidad. Te extraño.

Franco

*****

Me encantaría decirte que sí, porque en este montón de horas no se me fue el amor. Ni cerca. Pero estás hablando desde el extrañar, no desde el querer, y no puedo hacerme eso a mí; volver porque quiero estar con vos sabiendo que vos no estás seguro de querer estar conmigo. Ya bastantes inquietudes tengo como para sumarles la paranoia, la desconfianza de que estés con tu ex mientras intentamos armar algo juntos. Tenías razón, era cualquiera. No sé no por qué me metí en esta.

De corazón espero que resuelvas tus cosas, pero si ya tomaste una decisión hace algunos días, respetátela. Y si no, respetame a mí, que ya no quiero saber nada con nosotros. No soy un peluche, no es que jugás conmigo un ratito, te aburrís, me volvés a agarrar, te aburrís, te desconcentrás. No funciona así, no conmigo al menos. En estos días seguro te esté llegando un paquete a la casa de tu mamá. Lo mandé ahí para que no tuvieras problemas. Te compré la batería electrónica tres días antes de que nos juntáramos a hablar y y estaba en el correo y no iba a trenar la transacción, es un quilombo. Así que toda tuya, disfrutala.

Creo que realmente no tenés ni media pista de cuánto te quiero. Eso es lo que más me enoja. También me frustra que quizá nunca te lo vaya a poder mostrar.
Es muy triste esto para mí. Más allá de que hayan sido sólo un par de meses, yo en vos vi al amor de mi vida, y me lo apagaste como a un pucho.

No podemos hacer como que no me dijiste nada, Franco. Porque me dijiste.

Antonela

*****

Anto, te re agradezco pero me parece todo mucho. Fueron solo dos meses y siempre supiste cómo era mi situación, los detalles y los límites. Me parecés una mujer hermosa pero hasta ahí, nunca vi más que eso. Quería salir, distraerme, reencontrarme con mi soltería junto a vos.

La batería me trajo muchos problemas. Si pasamos por la casa de mi familia y te la señalé fue para que conocieras un poco más de mí, nunca me imaginé que me ibas a mandar un paquete. Me ametrallaron a preguntas, que quién es Antonela, que por qué te hace regalos. Mi vieja adora a mi ex y esto fue una patada al hígado. Vanina se enteró y me dijo de todo, que era un forro, que cómo podía salir con alguien viviendo todavía con ella.

Te agradezco el gesto pero hubiera preferido que te lo guardaras. Es todo demasiado complicado. Creo que lo mejor es que no nos volvamos a ver. Te deseo lo mejor, te merecés todo el cariño del planeta y lamento no ser yo quien te lo pueda dar. Ojalá encuentres ese amor que tanto buscás.

Franco

*****

Somos dos los que hubiéramos preferido que yo me guardara.

Cuando me la señalaste me dijiste que cuándo íbamos a comer. No sólo me la señalaste. Entiendo que todo esto para vos hayan sido dos meses de transición rara, una mina que se te cruzó y ya; pero para mí fue otra cosa y me siento muy humillada con todo lo que me decís. Me siento una imbécil. Para qué me dijiste en tu mail que quedaste destruido y dolido? Para qué me escribiste? Para meter el dedo en la herida y revolver un poco? Así de sádico sos?

Revendé la batería y de paso te hacés unos mangos y le comprás algo a Vanina.

Lo que no entiendo es en qué momento de todo este vaivén me quisiste aclarar algo, ahorrar un poco de de dolor. De verdad que no encuentro relación entre el primer mail y este último. En algún lado mentís. No me mientas para hacerme sentir bien porque no lo vas a lograr y además me hacés quedar como una tarada.

Chau no me respondas más por favor.

*****

Antonela, hola. Reaparezco un año después porque quiero (más bien necesito) pedirte disculpas. Me comporté como un imbécil, vos no merecías que te hiciera sufrir. Siento una culpa enorme por la forma en la que te traté. Espero que no sea demasiado tarde.

Hay veces que llegamos a las vidas de los otros para quedarnos, hay veces que somos un puente. Vos me extendiste la mano en un momento en el que me hundía, nunca me voy a olvidar de lo buena persona que fuiste conmigo. Lamento no haber estado a la altura.

Con Vanina logramos transformar el dolor en amor y ahora estamos esperando nuestro primer hijo. Creo que en la revolución de sentimientos necesitaba poner en palabras mi pedido de perdón.

Realmente espero que estés muy bien y que haya aparecido ese hombre que tanto querías.
Besos,

Franco

*****

Un año tardaste en pedirme disculpas. Sí, es demasiado tarde. Ya venció. Así que gracias, pero no gracias. No era la forma, Franco. No siempre encontramos la forma pero esa definitivamente no era.

Me alegro por vos. Vas a ser un buen padre. Siempre lo pensé. Por favor, si te surge algún otro arrepentimiento, quedátelo para vos.

Saludos

*****

Bueno, Antonela. Por lo menos tuve el gesto. Nada, dejá.

Franco

 


Para conseguir nuestro segundo libro, click acá:

Anterior

Axel & Skin-do

Siguiente

Fiorella & Santino

14 Comentarios

  1. Clara

    Es un pelotudo.
    Nada mas que agregar.
    Gracias chicas por hacerme salir de mi rutina entre estas hermosas palabras. Las quiero. 💚

  2. Scrtgghn

    MORITE FRANCO, BESOS.
    Perdón chicas, excelente como siempre, pudieron poner en palabras más de una cosa que siempre sentí y no pude traducir. Sus textos me hacen mimitos en el corazón. Abrazo enorme a ambas <3

  3. Rocío

    Ay, lo odié con el alma al pibe! jajajaja. Ésta es la primera vez que les escribo, siempre leo todo y hoy les quiero decir gracias. Un abrazo enorme ♡

  4. Veronica

    Odié a Franco!!! Cuánto histérico por ahí dando vuelta… Amé los huevos de Antonella y como se sabe hacer respetar… Amé este intercambio!

  5. Ariel

    Me hacen revolver hasta la cena de fin de año y más atrás también!
    Que lindo cómo redactan!
    Paseé su 1er libro por todo Europa! Las quiero!!!

  6. Carol

    Excelente chicas!!
    Como siempre, tan realistas que hasta pudo ser una misma la que escribiera por alguna de las partes.
    Comparto con los otros comentarios el odio a todos los Franco del mundo!! Que son TANTOS!

    Besos y sigan así!

  7. Me sumo a las diatribas contra Franco. Y sumo que es un desagradecido, que ni siquiera agradeció el regalo de Antonella. Se quejó de las molestias que le provocó.
    Y al final no sabía lo que quería.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén