No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Mes: abril 2018

Adrián & Ramiro

Adri, no era para que me miraras así y te fueras sin siquiera saludarme. Qué querés que haga. Estoy hecho mierda, me duele hasta respirar. Hace dos meses que me falta tu hermana y lo siento como si fueran mil años, el tiempo gotea pero como brea, avanza lento y se estanca en cualquier lado. Era mi amor, la mujer más increíble que jamás conocí. Me explican que la muerte súbita es así pero cómo lo voy a entender, si no tiene sentido. Tres años de relación, los tres mejores años de mi vida. Pero se fue y no va a volver, lo tengo que asumir y seguir adelante sabiendo eso.
Quedarme llorando en mi casa me llena de pensamientos de mierda. Me quiero matar e ir a buscarla al cielo, al paraíso o a lo que sea que esté después. Era TODO para mí. Cuando estoy en mi habitación camino entre las cajas de los electrodomésticos que habíamos comprado para cuando empezáramos a convivir. Me destruye. Duermo con la remera que usaba para dormir. Le hablo todas las noches a una foto. Me pesa todo.

Anoche necesité salir después de dos meses de infierno y mis amigos insistieron para que fuera al boliche. Cruzarte y que me mires con tanto desprecio me partió al medio. No creo haber hecho nada malo, en definitiva, vos también estabas ahí. Cada uno la lleva como puede.

*****

Hola Ramiro, cómo estás?
Yo bastante mal. Fui al boliche a buscar a Laura, que me insistió para que entrara y me distendiera un poco. Contrario a tu caso, lo que yo necesito es no salir nunca más. No puedo con el mundo exterior y la pena que llevo adentro. El choque de temperaturas, de cargas, me pega peor.
Vos la tuviste 3 años. Yo 29. No es para cuantificar el dolor, pero quiero que entiendas que lo que para vos es un episodio, para mí es toda la vida.

Creo que tenemos que sanar por separado. Digo, ya no somos familia. Refugiémonos en los nuestros, cada uno por su cuenta. Así nada evoca esas sensaciones que estamos intentando lavar. Si no te respondí varios de los mensajes que me mandaste fue por eso. Preciso, por el momento, la contención de mi primer cordón, de mi círculo íntimo, y creo que vos deberías hacer lo mismo. Bah, quizá salir con tus amigos fue justamente eso.

Yo a mi hermana la voy a extrañar, honrar, homenajear y recordar hasta que me muera. Quiero dedicarle todos mis días felices y sentir su abrazo cuando algo me desborda. Quiero reírme de aventuras que pasamos juntos, buscar sus cartas de cuando estaba en Italia, llorarla si así me sale. Pero para encaminar todo eso necesito, por ahora, refugio.

Ella era terca, compañera y cálida. Yo soy más comprensivo pero menos afectuoso. Siento que me cortaron a la mitad y no me dieron tiempo de despedirme de la mejor parte de mí.

Disculpame si te miré mal. Como bien dijiste, cada uno la lleva como puede.

*****

No hay problema, Adri. Me perseguí porque le conté a mi mamá que te había encontrado y me dijo de todo, me hizo sentir para la mierda. Que era un desubicado, un irrespetuoso, que cómo podía haber ido a un boliche. Ella no sabía que salía, pensaba que me quedaba a dormir en lo de Jorge. Me generó un sentimiento de culpa tan horrible que todavía me dura adentro del pecho. Hasta me insistió para que llamara a tus viejos y les pidiera disculpas por haber salido, cosa que no hice porque no le encontré ningún sentido.

No sé, tiene una forma de manipularme que me descoloca, y eso que tengo 27 años. Estoy muy vulnerable y cualquier comentario malintencionado me rompe por dentro como si fuera una bala. Dice que me estoy cagando en la memoria de Amparo, así, con esas palabras. No puedo quedarme en la soledad de mi habitación, me largo a llorar y me empieza a doler el cuerpo, prefiero estar en la calle rodeado de extraños y sentirme uno más en un mundo que no me tiene como protagonista, que no todo se reduzca a mi dolor.

El jueves a la mañana un alumno de segundo grado me vomitó encima, y como a la tarde tenía dar una clase de educación física en otro colegio, cuando salí me compré una remera. A la noche volví a casa y apenas llegué mi mamá me dijo: “¿Remerita nueva? Ya te estás poniendo lindo para otras, qué rápido hacen los duelos los jóvenes de ahora.” No es mala mina pero no sé qué le pasa, está más preocupada por lo que la gente pueda pensar de mí que en mi propio dolor.

Perdoname por este descargo, no tenés nada que ver y no debería trasladarte mis problemas personales, pero a veces la extraño tanto que me mareo y no sé para dónde correr, y era ella la que me ayudaba a salir de mis laberintos, y ya no está, y eso. Soy un pelotudo sin ella.

Te quiero, Adrián. Fuiste el mejor cuñado que podría haber tenido.

*****

No, no deberías trasladarme nada. Pero bueno, acá estás. Acá estamos.
Mirá, estás grande, que tu mamá te siga quemando la cabeza a ese nivel no es sólo cosa de ella. Podrías empezar a pensar en irte de ahí. Mi hermana ya no está pero el departamento quizá sigue en alquiler. Fijate. Tal vez hasta sea una forma de honrarla. Seguir con tu vida, digo, a ella le gustaría que siguieras con tu vida. Los demás las acercan pero el único que aprieta las jeringas de la culpa sos vos.

Por acá seguimos a oscuras. De verdad que se nota mucho que falta Amparo. Es como si nos hubiésemos mudado de una isla tropical a un país nórdico. No podemos creer que todo siga funcionando como si nada. Todo anda bien, todos volvimos a la rutina, cada tanto algún trámite, todo se nos volvió burocracia. Un horror.

¿Podés creer que Adriana, la amiga de Lau, tuvo el tupé de preguntar por vos? Lo hizo en clave de chiste, pero me re calenté, se me soltó la cadena como hace mucho no me pasaba. Claro que se me jugaban un millón de otras cosas además de ese comentario de mierda, pero casi me le voy encima. Bien sabe todo lo que estamos pasando. El dolor, el desamparo, la daga en el pecho que cada día se ajusta una vueltita más. Me superó.

Además de todo eso, me ascendieron. Las buenas noticias se me van de las manos como arena. Lo indiscutiblemente feliz me es irrelevante, me apagué.

Vos tenés que lidiar con tu mamá, yo tengo que lidiar conmigo. Te juro que te cambio aunque sea por una semana.

Si querés, en algún momento, nos podemos juntar a tomar un café. No ahora pero más adelante quizá sí.

Abrazo

*****

Adri, te felicito por tu nuevo logro laboral. Lo peleaste con el cuchillo entre los dientes, me consta. Mi abuela diría que el ascenso te lo mandó Amparo desde el cielo, yo no soy tan espiritual pero quiero pensar que sigue ahí para nosotros. Lo que me destruye es sentir que ya no existe. Elijo creer que está presente, no sé cómo ni de qué forma, pero que está. Le hablo, no importa si no me escucha, me calma imaginarme que sí.

Adriana siempre fue una desubicada. A la semana del entierro me mandó una foto de sus tetas “por error”. Estúpida. Amparo la odiaba porque me provocaba. Jamás me interesó, mucho menos ahora que miro un pelo largo y me pongo a llorar. Si te le ibas encima capaz que hasta te daba una mano. Es increíble el egoísmo y la falta de respeto de algunas personas, es como si no fueran seres humanos. Se priorizan, no tienen tacto, son ciegas ante tu tristeza. Ni siquiera vale la pena hacerse mala sangre, hay que esquivar y seguir remando.

Ya me saqué turno con un psicólogo, empiezo la semana que viene. Me va a ayudar a repeler toda la mierda que, como decís, me inyecto. Es que no puedo creer que mi mamá sea tan hiriente. Uno no está preparado para que sus padres lo traten con crueldad, menos en un momento así. Entiendo que no lo hace a propósito pero cómo no se da cuenta. Es sensibilidad básica. A ella la noticia también la golpeó, pero disparó para cualquier lado. Cuando me recupere un poco voy a buscar departamento. No podría ocupar el mismo que eligió Amparo, se me va a ir la vida en melancolía.

Claro que quiero tomar un café con vos. Por favor, no dejemos de vernos. Quizá la vida nos termine separando y en el futuro no sepamos qué fue de nosotros, pero por ahora quiero que estés. Avisame.

¿Cómo está Lau? Mandale un abrazo de mi parte. Y a toda tu familia, en especial a tu mamá, decile que la adoro.

*****

Ayer fui solo al cementerio. Primera vez desde el entierro. Me sentí incómodo mucho tiempo y después me largué a llorar. Creo que nuestros intercambios por acá ya no tienen sentido, pero no sé qué sí. ¿Qué vamos a hacer, escribirnos cada dos o tres semanas a contarnos que la extrañamos? Me parece nocivo. No hay forma de seguir con la propia vida porque buena parte está bajo tierra. No supero esto. Tengo una hermana muerta. Los eufemismos no me sirven de nada y si los dice otro me dan bronca. No quiero decir se fue, no quiero pensar que me mira desde el cielo, no quiero hablar de que pasó a mejor vida. Se murió. Amparo se murió y yo la voy a llorar todos los días.

Laura está bien, mucho más entera que yo. Es compañera, quiero cuidarla como me cuida ella a mí, pero por ahora no me sale.

Tengo miedo de no resistir ni medio sufrimiento más.

Mientras vos preferís hablar del tema, yo prefiero estar un rato callado.
Te escribo cuando el silencio me aturda.

Beso

*****

Hola, Adri. ¿Cómo va? Disculpame que te joda, sé que hace un mes me dijiste que no querías hablar y lo respeté, pero con los chicos del laburo estamos por arrancar un torneo de fútbol y nos falta un delantero, ¿te prendés? Siempre te encantó y la tuviste atada. A mí me está haciendo bien.

Nos juntamos mañana a las nueve de la noche en la canchita del Club Don Onorio para completar la ficha de inscripción y entrenar para el primer partido. Javo y Chiro también están en el equipo.

Avisame, abrazo!

 


El año pasado editamos nuestro primer libro que compila casi 30 intercambios en papel y con tinta y todo eso. Para la cartera o el bolsillo de la dama, o la cartera o el bolsillo del caballero. No juzgamos. Se consigue ACÁ.

Santos & Leyla

jajajaja, bueno, mirá, estas predicciones son más bien generales, no tienen por qué restringirse ni acotarse a tu persona, mucho menos a este momento en particular, pero te voy a decir masomenos lo que “””puede verse””” según la fecha y hora de nacimiento que me pasaste.

Creo que te desbordan tus exigencias, quizá sea hora de delegar un poquito, tanto en la logística como en el control general de las emociones (en el sentido de procurar que todos los que querés estén bien y sean felices permanentemente). Vos tenés ascendente en Acuario, con lo cual a esta altura de tu vida ya sos más acuariana que virga (?), porque tendemos al ascendente. Menos mal. De todas formas, tu impulso es de virgo: perfeccionismo al taco.

Estos signos en sí no son compatibles, pero son los dos muy, digamos, absorbentes, con lo cual cuando uno es casa del otro, como que colapsan y la persona suele flexibilizarse un poco. Creo que tenés que explorar eso, poner pausa a la constante búsqueda de soluciones prácticas, y explorar eso.

El único peligro de esto es clausurarte para los demás. Son signos que precisan del resto para sostenerse. Bueno, igual quién no. Pero eso, no te cierres.

A grandísimos rasgos, he aquí tu carta astral.
Ojalá te sirva y, si no, me dio un motivo para charlar con vos 🙂

Beso, Ley.

*****

Santos! Ay tipo es TAL CUAL lo que decís, o sea identificación TOTAL. Me muero muerta de la precisión, sos un CAPO ABSOLUTO. La tenés clarísima! Te voy a recomendar con todo el planeta porque tenés que ser famoso, chabón. O sea nadie nunca me definió tan bien, es como si me conocieras de toda la vida! Tipo mi sombra! Jajajajaja! Capo totaaaal, me saco el sombrero.
Abrazo astral!
Ley.-

*****

Santos, hola. Soy Alan, el hermano de Leyla. Me contó que le hiciste una carta astral y está fascinada. Pregunto, ¿sos siempre tan hijo de la mierda o arrancaste ahora que te volviste un cincuentón fracasado?

Espero que con los $500 que le pediste que te transfiera para escribir dos obviedades te hayas comprado algo lindo, estafador de cuarta. Se te debería caer la cara de vergüenza. La gente como vos le hace muy mal a la humanidad, ¿sabés? Son peste. ¿Hacés Factura C? ¿O a los astros celestiales que constelan en el horizonte no les preocupan las declaraciones de impuestos? Te deseo cárcel por evasión, y eso solo para empezar.

A Leyla la conocés del barrio, de toda la vida, sabés exactamente como es. Y aunque ahora estés haciendo giladas místicas en Brasil, la memoria la mantenés intacta. Lo único que escribiste fue que es controladora y exigente. HASTA FABIANA, LA ALMACENERA, SABE QUE MI HERMANA ES CONTROLADORA Y EXIGENTE. ¿$500 para semejante pelotudez? Sos un asco, chabón.

Yo también puedo entrar en esa, eh. Si agarro a cualquier pibita de entre 20 y 35 años y le digo: “sé que a veces te frustra la realidad y eso te lleva deprimirte o sentirte un tanto sola incluso rodeada de compañía; pero también sos fuerte y, cuando querés, lo hacés con todo el corazón, así que confiá en que todo va a mejorar” te aseguro que el 90% se van a sentir identificadas y me van a adorar. Porque estoy diciendo simplezas que se le podrían ocurrir a cualquiera y porque todo el mundo necesita esperanza. Año 2018, ¿quién no está deprimido?

Sé que ahora le querés cobrar $300 por tirarle las runas. Te voy a decir algo: o lo hacés gratis o ni lo intentes. No voy a permitir que la influenciable de mi hermana siga tirando plata a basuras como vos.

Que encima hagas todo vía virtual te hace el chanta de América. Deberías estar encerrado, sos una amenaza para el sentido común.

*****

Alan, yo con gusto te devuelvo los 500 pesos con la condición de que tu hermana me deje en paz. Si revisás su casilla de correo vas a ver que varias veces quise desaparecer de su vida. Yo no vivo en el barrio hace 8 años. Tampoco tengo 50, tengo 41. Y ella no tiene 13 eh, bastante grandecita está como para que vos estés saliendo a defenderla. Por qué con 30 años sigue viviendo con sus viejos? Porque vos, con 6 más, seguís monitoreándole los gastos?

Le seguí el juego dando por sentado que algún quilombito psicológico tenía. De chica recuerdo que tenía alguna cuestión irresuelta de comportamiento. Si, no? Porque me escribe como si me amara en secreto, pero no me ve hace muchísimo tiempo. Yo me separé y me fui y no pienso volver, y honestamente que tu hermana me ande escribiendo tampoco es que me trae alegría a la vida.

Sobre los astros: cobro bastante más. Es algo que me tomo en serio, y que hago con seriedad. Sé que vos sos virgo también, pero casa en piscis. Googleá, igual sin fecha y hora de nacimiento tampoco se te puede decir mucho. Le cobré 500 pesos para que me dejara de hinchar con que lo hiciera. Supuse que si lo tomaba como una transacción iba a generarle menos apego que si le contaba gratis.

El coqueteo estuvo de más. Supuse que la iba a alegrar, qué sé yo. De verdad no tiene problemas más allá de los que tenemos todos? Problemas de otro tipo, digo.

Esto termina acá. Ahora, si tu hermana enloquece porque dejo de contestar, no me voy a hacer cargo. Su necesidad de controlar todo lo que la orbita es abrumadora no sólo para ella. Con la contención necesaria, puede ser la mina más eficiente del mundo. Pero qué te voy a contar a vos si no creés ni en tu propia existencia.

Saludos,
Santos

PS: Tratar la depresión como algo corriente que pasa ante cualquier disgusto es un error garrafal. Yo, por ejemplo. Yo no estoy deprimido.

*****

Ah pero QUÉ INFELIZ QUE SOS, CHABÓN. Mi hermano me mostró tu respuesta y me hierve la sangre. Primero, ya firmé contrato y el mes que viene me voy a vivir sola. No porque te importe, pero quería aclararlo. Segundo, ¿te escribo como si te amara? Pero salí de acá, quién sos! A quién te comiste! Qué pánfilo, por favor. Sí, estoy enamorada de un hippie sucio que no tiene dónde caerse muerto en un país limítrofe, no sabés. Oh, mi príncipe azul, ven a rescatarme. Pelotudo.

Fui buena onda con vos como lo soy con todo el mundo, ¿te pensás que orbito alrededor de tu grandeza? Mirá, vamos a pasar esto en limpio porque me va a estallar la vena de la frente: si te vengo escribiendo es porque me parecés (PARECÍAS) un flaco copado, con vida espiritual, culto pero humilde, inteligente pero accesible; muchas cualidades que son difíciles de encontrar todas juntas en una misma persona. Y sí, hubo un coqueteo, por lo menos de mi lado. Qué sé yo, me divertía escribirte y usar nuestra confianza para correr algún límite. Me gusta jugar así con aquellos que me resultan interesantes. La distancia y la desinhibición son un matrimonio hermoso.

Ahora, ¿tratarme de acosadora? Atrevido, desubicado. Jamás, NUNCA me dijiste: “dejá de describirme.” NUNCA. Todas tus respuestas están colmadas de intención, no querías sacarme de encima, al contrario! Puede que me haya puesto un tanto intensa en algún momento, pero sé interpretar el desinterés. Nadie es tan estúpido como para no darse cuenta de que del otro lado no le están devolviendo la pelota. ¿Pensabas que se me iba a caer el mundo sin tus palabras?

Pero está bien, lo entiendo. Hay varones a los que toda la vida los trataron muy mal, con desprecio y soberbia. Muchos nacieron en familias tóxicas y luego eligieron vínculos igual de dañinos. Entonces aparece una piba buena, sincera, que les presta atención y se interesa por ellos; y en seguida se persiguen y les pinta la paranoia. Es una la que paga el precio de que el otro no sepa recibir afecto.

Flaco, por mí te podés morir en este mismo instante que ni me voy a conmover. Yo cogí ayer. No nos olvidemos de la forma bochornosa en la que te tuviste que ir del barrio, engañado por tu mujer con tu mejor amigo. Hasta te empecé a escribir por lástima, mirá qué fiasco.

Me viene a tratar enferma un imbécil que cree que los astros influyen en su personalidad. Es como el colmo del boludeo.

Ah, y con los $500 comprate una dignidad, gil.

*****

Revisá tus formas, porque construís relaciones muy confusas. Y no lo digo sólo yo, podés preguntar a quien quieras de por ahí.
Hasta acá llegamos, entonces. Me alegra que no tengas problemas mentales, me asombra, pero me alegra.

Chau

*****

Mirá, Santos, no sé cómo llegamos hasta acá. Yo solo le comenté a mi hermano lo de la carta astral porque estaba fascinada con la respuesta y a partir de ahí se armó este cruce violento que me hace sentir horrible. Si soy tan controladora y obsesiva es porque mi familia vive metiéndose en mi vida, entonces me veo obligada a ponerme firme, para que no fagociten mis decisiones. Me pareció desubicado el mail de Alan (que envió sin consultarme) pero jamás imaginé que ibas a responder así.

Me duele que digas que tengo problemas mentales. Te ubiqué en un lugar preferencial, en el palco de la gente que sí. Tus palabras me aliviaron en más de un ataque. No pensé que me considerabas un peso, no lo supe o quise leer, no sé. Virgo con ascendente en acuario: perfeccionista y absorbente, lo sabés. No me extrañó que me cobraras, es como me escribiste alguna vez: “trabajar gratis no es sólo ningunearse, también es bastardear la actividad en total.”

Te quiero pedir disculpas por ofenderte y también en nombre de mi hermano, que se va de boca seis de los siete días de la semana. Este es mi último mail, entendí el punto. Lo último que quiero es que se me piense como una pesada, o peor, retrasada.

Espero que te vaya muy bien,

Ley.-

*****

Hola. Gracias por escribirme. Yo también me quedé pensando en que todo esto se nos había ido al carajo. A veces reacciono mal y ya sigo de largo por el carril de la mierda. No lo digo con orgullo, es más bien reconocerlo. Lo de problemas estuvo muy de más. Pasa que a veces leía tu entusiasmo como ironía y me sentía un pelotudo. A mucha gente le hincha las pelotas que hable de los astros, que piense que la ubicación de los planetas al momento de nacer implica algo de la conformación de la persona. Trato de hacer oídos sordos pero a veces gritan muy fuerte y no hay tapón que aguante. A mí me gusta, me interesa, le creo. Trato de no hacer daño a nadie, no voy buscando adeptos. Con quien tenga curiosidad lo charlo, con quien no, no.

Me costó leer tu intensidad, creo que fue ese el problema.

Todo lo que te dije sobre lo que puedo leer de vos es cierto. Si no te distraés con todas las tareas que propone el entorno todo el tiempo, podés ser la mina más resolutiva que haya.

Te deseo lo mejor,
Santos

*****

Te iba a decir que si venías a Buenos Aires podrías visitarme, ya estoy viviendo sola y todavía quiero que me tiren las runas, pero después recordé lo de mi intensidad y mejor me callo. Pero no lo hago a propósito, no sé, me sale así. Igual está bueno el alerta porque me cuesta darme cuenta de que al lado del acelerador está el freno.

Dije que no te iba a escribir más y acá estoy. Último, listo.

Besos!

Ley.-

*****

Ja! Por el momento no, no voy para Buenos Aires. Para mí no son tales todavía. Pero cualquier cosa te aviso.

Beso

 


El año pasado editamos nuestro primer libro que compila casi 30 intercambios en papel y con tinta y todo eso. Para la cartera o el bolsillo de la dama, o la cartera o el bolsillo del caballero. No juzgamos. Se consigue ACÁ.

Mayra & Brisa

Hola, Brisexxx.
Me da mucha vergüenza hacer esto y a la vez un poco de miedo. Te pido la mayor discreción posible, calculo que trabajás así. Me llamo Mayra y tengo 22 años. Creo que me gustan las mujeres. Nunca estuve con ninguna y quiero probar. Vi el mail en tu biografía de Twitter y por eso me animé a escribirte.

¿Vos trabajás con mujeres? Calculo que sí porque encontré algunas fotos en las que estabas dándoles besos a chicas, o sea que no te da asco. Cualquier cosa avisame o recomendame alguna colega.

Perdón, es la primera vez que hago esto. ¿Cuánto sale? ¿Se calcula por tiempo? ¿A dónde sería? ¿Tenés un departamento? A mí me gustaría completo, no sé si se dice así. Bah, todo. ¿Hay algo que no hacés? Porque vi en una película que algunas prostitutas no besan en la boca. No quiero hacer nada fuera de lugar o incomodarte. Estoy mirando pornografía para practicar.

Soy un poco gordita, ¿no importa?

Esto me da mucha vergüenza, perdón. Ah, no soy virgen. Estuve con dos chicos pero no me gustó. No sé si hay algo más que debería saber.

Bueno, gracias!

*****

Mayra, buen día.
Podés decirme Brisa. Brisexxx es mi arroba y tratarnos por las identidades virtuales me da entre miedo y angustia. Brisa es fantasía también, pero un tanto más real.

Te comento: yo no mantengo encuentros con mujeres que nunca estuvieron con mujeres. Toda la situación se vuelve una tutoría y termina siendo desfavorable y muy lejano a lo que es en realidad. Las chicas suelen venir con un montón de preguntas y terror a hacer las cosas mal (más adelante aprenderás que bien y mal en el sexo no existen, a cada quien le gusta y disgusta algo distinto), y la experiencia se vuelve un paño frío tras otro. Yo preciso que la persona con la que estoy se relaje y se entregue y, como con chicas que sólo estuvieron con varones no me pasaba, decidí no desvirgar a más mujeres.

Hay muchas trabajadoras sexuales que no van a tener ningún problema en iniciarte. Pero no es mi caso. De cualquier forma, ya que estamos, me alegra mucho que hayas decidido dar cauce a tu inquietud y tus gustos. A mí me costó una barbaridad y siempre que lo leo que lo veo que lo siento, lo celebro.

Ojalá este nuevo mundo te traiga sólo placeres y enseñanzas. Ojalá te conozcas y te apropies de tu sexualidad en toda su plenitud.

Te deseo lo mejor,
Brisa

*****

Brisa, hola.
Uh, bueno. ¿Podrás recomendarme a alguien? Perdón por la insistencia, pasa que no sé de otras trabajadoras sexuales y toda la situación me genera mucha vergüenza.

A vos te siento “cercana” porque te tengo en todas mis redes sociales. Amo la forma en la que te expresás, tu lucha feminista, lo que laburás para que se reconozcan los derechos de las trabajadoras sexuales. No te conozco pero siento que un poco sí, tu ideología te pinta completa y la imagen de mujer empoderada que proyectás es envidiable. Y además me parecés linda.

No me imagino yendo a una esquina. Tampoco se me ocurren otras maneras de encarar la situación. Y no lo puedo hablar con mis amigas porque me van a decir que estoy loca. A veces pareciera que no hay nada sexual en lo femenino, como si nuestro deseo estuviera atado necesariamente a la idea de procrear. Yo quiero experimentar. Quiero usar mi cuerpo en todas sus formas. Es difícil manifestarlo y no ser juzgada.

¿A vos te contratan mujeres? Porque quizá me estoy haciendo la cabeza y en realidad son muchas las que buscan este tipo de “alternativas” (no sé cómo llamarlo). Se asocia al trabajo sexual con el varón porque es el único que consume el servicio, pero yo no creo que sea tan así.

Bueno, perdón por extenderme.

Muchas gracias!

*****

Sí, claro. Ahí te encontré en Twitter y te mandé un DM con compañeras que pueden ayudarte.

Gracias por lo que me decís, realmente ha sido una lucha difícil y recién ahora puedo empezar a verle el costado gratificante.
Yo, en tu lugar, empezaría por no decir cosas como ‘usar’ mi cuerpo. Tu cuerpo no es un producto, tu cuerpo es algo vivo y cambiante. En ese caso: vivilo. Viví tu cuerpo. Conocelo, exploralo. Pero eso es súper secundario, lo sé. Sólo que a mí me demoró tanto la conciencia sobre todo aquello que me pertenecía y con lo que podía jugar, que siempre que veo un asomo de machismo trato de neutralizarlo. No te lo tomes a mal. No sos vos, es la historia.

Pero está cambiando, y no es obra del viento ni del azar. Por eso hago tanto hincapié en lo importante que es que quieras hacer algo con estas nuevas sensaciones.

Yo creo que está bien que arranques con una de las chicas. Un poco porque lo desconocido da un manto de confort y de anulación de prejuicios. Otro poco porque, te soy sincera, me gusta que quieras coger con putas. La gente se piensa que somos malvivientes que lloramos cada vez que nos dejan la plata y se van. En absoluto, somos todo lo felices que el sistema que nos niega nos deja ser. Pero, como te dije, está cambiando.

Sos un poco gordita, yo también. Y mirá como te fijaste en mí 😉

Que te vaya muy bien.
Quedemos en contacto.

Besos,
Brisa

*****

Brisa, hola!
No sé cómo agradecerte todas estas palabras. Que te ayuden de forma desinteresada es uno de los gestos más nobles, debés ser una persona increíble. Por lo poquito que te conozco puedo dar fe que sí.

No me quiero extender para no aburrirte pero me parece importante contarte que concreté un encuentro con una de tus compañeras. Traté de relajarme y entregarme como mencionaste en tu primera respuesta, aunque fue difícil porque el corazón me latía muy fuerte. Ella se portó de diez, una mujer con todas las letras. Es probable que repita, no ahora porque todavía sigo un poco en shock (para mí fue un montón), pero más adelante quizá tenga más experiencia y pueda disfrutarlo de otra manera.

Es oficial: me gustan las mujeres. En realidad siempre lo supe, solo necesitaba ponerlo en práctica, cerrar el trato. Me dieron ganas de conocer a una chica y enamorarme. Puse primera, ahora quiero arrancar a vivir.

De nuevo: muchas gracias por facilitarme el camino y, sobre todo, por entenderme. Creo que necesitaba encontrarle un poco de humanidad al asunto y a vos te sobra.
No se lo voy a contar a nadie, pero no por vergüenza, porque sé que no podrían entenderlo. El tiempo me enseñó que a la intimidad conviene preservarla. Este es nuestro secreto. Quizá sea tonto, me gusta pensarlo así.

Ojalá tengas mucha suerte en tu vida, te mando un beso enorme!

*****

Mayra, buen día. Estoy de viaje por eso tardé en responderte. Me alegra mucho. No nos contamos de los encuentros así que no sé con quién estuviste, pero leo que la pasaste bien y me parece genial.

Para darte cuenta de que te gustaban las chicas no necesitabas vivir nada, simplemente permitirte que te gustaran las chicas. Pero el sexo también es eso, mostrar los gustos y dárselos.

Ser puta no me hace ni mejor en la cama ni más sabia al respecto, me hace libre, por eso hablo, desde esa libertad. Me hace dueña y cómplice de mí misma. Y me encanta, y lo llevo con orgullo y soy buena en lo que hago. Yo siempre digo que nos niegan y nos repudian por eso, porque los indignados son más bien presos de sí. Y si además de todo eso, encima te pude ayudar a dar este gran paso, mayor todavía el regocijo con el que me voy a acostar hoy.

Sé lo que quieras ser. Y si algún día develás el secreto, acordate de contar que las putas somos muchísimo más que tipas que cogen por plata.

Dejo la moralina para que no opaque tu experiencia espectacular. Suerte con las pibas <3

Brisa

*****

Ay, TE AMO. Jajajajaja!

De verdad, gracias por tanto!

 

 


El año pasado editamos nuestro primer libro que compila casi 30 intercambios en papel y con tinta y todo eso. Para la cartera o el bolsillo de la dama, o la cartera o el bolsillo del caballero. No juzgamos. Se consigue ACÁ.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén