No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Mes: octubre 2017

Constanza & Analía

Mamá hola entré al cuarto de Martin y se estaba lastimando se estaba agarrando lo que tienen los nenes con mucha fuerza se ve que le dolía capaz estaba dormido y viste como cuando yo me metí a bañar en la mitad de la noche? Bueno, para mí estaba medio dormido lastimándose su cuchuflo.

querés que lo castigue? Avisame porque vos me dijiste que yo quedaba a cargo de la casa si lo tengo que castigar lo hago. Y otra cosa creo que saqué mal mi mail porque yo puse coti2016@urmail.com pero no se actualizó a este año. Cómo hago para que aparezca coti2017???

Martin no sabe que te escribí porque por las dudas por si lo tengo que castigar para que no se escape no le dije.

Beso mami ya sé que estás en el trabajo pero quería usar el mail nunca lo uso, capaz por eso no se cambia el año. Igual solo prendí la compu para escribirte. No es que estoy jugando jueguitos ni viendo cosas para grandes

Beso mamii!!

*****

Mama lo está haciendo de vueltaaaaaaa

*****

Licenciada,
Primero y principal, discúlpeme por molestarla. Usted me comentó que ante cualquier eventualidad podía utilizar este medio para hacerle llegar mi inquietud y estoy haciendo uso de ese beneficio, espero no importunarla.

La niñera comenzó con su semana de vacaciones por lo que Constanza está a cargo de Martín. Entiendo que no debería confiar en la autoridad de una niña de once años para cuidar a su hermano de cinco, pero me vi obligada a tomar esa decisión irresponsable porque no tuve alternativa. De todos modos, Coti sabe defenderse y una vecina pasa a verlos tres veces por día.

Lo que me comenta respecto del comportamiento deja entrever que el método Ducksenjaier está teniendo nulos resultados. Martín insiste en llamarse Aurora (como La bella durmiente) y se monta en cólera cuando lo mencionan por su nombre de pila. Continúa flagelando sus genitales, cada vez con más periodicidad. El sábado acudimos a una peluquería y sufrió una crisis nerviosa, fue imposible cortarle el pelo. Una crisis nerviosa, a los cinco años. Es una barbaridad.

Esconderle las muñecas de su hermana y regalarle juguetes de varón no dio resultado: a las pelotas les dibuja caras, les coloca tiritas de papel a modo de pelo y las ubica en el sillón del living para que sean el público de sus shows de danza.

Yo sé que usted es una eminencia en el campo de la psicología con estudios en el exterior y yo soy solo una madre soltera que apenas terminó el secundario, pero le pregunto, con todo respeto: ¿no sería mejor “dejarlo ser” y ver qué sucede a partir de ahí? Es la quinta profesional que consulto y empiezo a creer que esto es mucho más que una “etapa” (como vienen mencionando todos) y que forzarlo a adoptar actitudes de varón es lo que lo angustia hasta las lágrimas.

Ya no quiero que me digan que: “se copia de su hermana porque es su referente” o que “al no tener una figura paterna, confunde los modales”. Francisco, un compañerito, tampoco tiene papá y sin embargo jamás se puso los vestidos de la madre ni le pidió a Papá Noel maquillajes de muchos colores.

Aguardo pronta respuesta, saludos.
Analía.

*****

Coti, mi amor, en dos horitas estoy de vuelta. Haceme un favor, ¿viste la caja de disfraces que escondimos debajo de mi cama? Bueno, sacala y dásela a Martin, dejalo que juegue, decile que yo lo autoricé. No lo pelees si quiere ponerse vestidos o la peluca rosa, ayudalo. Haceme ese favor.

Te adoro, mami ya llega y les lleva una sorpresita de chocolate!

*****

Estimada, ¿cómo le va?
No me molesta en absoluto. De hecho al recibir el correo estaba pensando en usted. Jung dice que todo es sincronización, a veces pareciera que no queda otra opción que creerle. Quisiera reunirlos junto a Martincito con un colega mío, el Dr. Anibal Merliani, psicólogo especialista en género. Mi campo de experiencia es infancia, soy buena profesional y me ha ido bien, pero creo que he llegado a mi límite para este caso. Probé un enfoque lúdico, probé un abordaje más prohibicionista, lo evalué en tanto capacidades, aptitudes, asociación directa y libre, y de Martín, en tanto desarrollo cognitivo de alguien de cinco años, no me llama la atención absolutamente nada. Ahora bien, como creo que ambas hemos percibido, su hijo no parece sentirse identificado con su sexo biológico. Nació varón, sí, pero eso no quiere decir que lo sea.

Este universo es infinitamente más complejo de lo que mis conocimientos pueden abarcar, es por eso que preferiría derivarlo. Entiendo que para él puede resultar ligeramente difícil el cambio, con lo cual podríamos inicialmente armar una propuesta gradual de traspaso, una vez por semana con cada uno hasta que su adaptación al Dr. Merliani esté consolidada.

No quiero ahondar mucho en el tema porque no es el medio y no soy la indicada, pero espero haber sido lo más clara posible.

Por otro lado y en paralelo, habría que comenzar a pensar en una terapia de comprensión de estos cambios para Connie (a mí me gusta decirle así en las reuniones familiares, creo que la hace sentir bonita de alguna forma), acompañarla, contenerla, asegurarse de que no le afecte ni que sus posibles reacciones dificulten el avance de Martín.

Mil disculpas por la extensión, no suelo ahondar por escrito pero me parece que el punto de inflexión lo merecía.

Quedo a la espera de su respuesta o lo hablamos el otro jueves directamente, como usted prefiera. Recuerde que este jueves no atiendo, tengo un congreso en Rosario.

Cariños,
Estela

*****

Licenciada,
Discúlpeme por reaparecer en su vida después de varios meses, estoy abusándome de su buena voluntad, sucede que no encuentro consuelo y necesito un poco de apoyo.

El Dr. Merliani es excelente, me explicó que mi hija menor tiene un sexo biológico que no se corresponde con su identidad de género y comenzamos un tratamiento integral para completar una transición lo menos traumática posible. Va a ser un camino repleto de dificultades pero el amor que nos tenemos va a poder contra cualquier obstáculo.

Aurora, a diferencia de Martín, es una niña feliz. Realmente feliz. Duerme toda la noche, se despierta de buen humor, sonríe para las fotos, sociabiliza con sus compañeros. Ya no se le cae el pelo, no tiene crisis nerviosas, no me patea cuando la ducho, no se hace pis encima ni se lastima el cuerpo con objetos cortantes. Sus dibujos volvieron a tener colores y formas suaves.

El panorama es perfecto pero solo dentro de casa. Estoy siendo juzgada con una crueldad que jamás imaginé. Familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, TODOS consideran que estoy loca. Solo dos o tres personas se mostraron solidarias, el resto cree que estoy cometiendo un grave error, que es mi culpa. Recibo toda clase de acusaciones: que no supe criarla como varón, que no pude ponerle los límites necesarios, que odio a los hombres y por eso disfrazo a Aurora con vestiditos, que seguramente algún familiar la violó y por eso ahora es así. Una conocida me sugirió vender todo e irme a vivir a una provincia, como si mi hija fuera una vergüenza que merece estar en una cueva alejada del resto.

Hasta me han llegado mensajes anónimos tratándome de enferma mental, de fracaso social, de mala madre; y que deberían sacarme la custodia de mis hijas. Yo trato de que no me afecten porque SÉ que estoy haciendo lo correcto pero no doy más. Me hacen dudar de cada paso que doy. ¿Tienen razón? ¿Soy una desquiciada que permite cualquier cosa?

Perdón, este es solo un descargo de madrugada. Sé que usted es experta en infancia pero también es mujer en todas las instancias, necesito una palmada en la espalda. Ahora la que no duerme soy yo. Pero daría todas mis horas de sueño por ver a mi hija descansar con la paz con la que lo hace ahora.

Analía.

*****

Hacer lo correcto, mi estimada, depende de quién lo mire. No creo que sea una desquiciada pero como nunca fue mi paciente tampoco puedo afirmarlo con certeza. Eso es un chiste, léalo como tal. Qué lindo tener novedades suyas por más difíciles de sortear que sean. El primer mes después de que dejaran mi consultorio me junté en dos ocasiones con el Dr. Merliani, que me comentó de los progresos y cauces que iba tomando la niña.

La pregunta a hacerse es: ¿Toda esta riña con el afuera vale la pena con tal de tener a su hija contenta?
Las personas necesitan repudiar y criticar. Nosotras dos lo hicimos hace no mucho, lo estamos haciendo ahora, lo volveremos a hacer en breve. Es nutritivo, crea la ilusión de que somos mejores que alguien. Necesitamos ser mejores que algún otro para sobrevivir, si no no salimos de la cama nunca más.

Su caso fue un gran desafío para mí también, no se crea. Tuve que reconfigurar varios ambientes de mi apartamento mental. Varios.
No es fácil para nadie disociar lo que se supone que debe ser con lo que quiere ser, pero resulta irónicamente sencillo emitir sentencia cuando esa separación la está transitando otro. Si Aurora recorrió todo este camino y ahora sonríe, el resto es etcétera.

Le aconsejo que intente abstraerse de esa gente, y que comprenda que cada quien puede criar a sus hijos e hijas como tenga ganas. Gira alrededor de los hijos, casi siempre, una cuestión sumamente primitiva del egoísmo, de ‘lo propio’ en su concepción más absoluta y más necia. Sonará miope o incluso puede parecer que desestimo el imposible acceso de los estratos más bajos a la educación sexual básica, espero no lo confunda con eso, pero: una de las razones por las que las familias pobres tienen muchos hijos es justamente esa. Tener hijos es tener.

Y usted los tiene, y hace y deshace en la medida en que los ve felices sin lastimar a nadie. Entonces, en vez de irse a vivir a otra provincia, mande a quienes se lo sugieren a la provincia de la concha de su madre.
Freud y el diploma me valgan.

Es en serio, léalo como tal.

Cariños,
Estela

*****

Mami hola si te llaman del cole y te dice que me pegué con alguien es verdad pero es porque estaba molestándola a Auri y lo agarré de los pelos y después otro de sus amigos del chico, Santiago, me agarraron a mí y nos peleamos entre todos pero yo estoy bien perdón!!!

Creo que te van a llamar para llevarnos a las dos a dirección perdon perdon perdon!
Igual estoy bien, todos estamos bien, nos pegamos pero despacio

Connie besos te quiero!!!!

*****

Licenciada,
Haber recibido su correo fue tan emotivo, tan reparador… mi agradecimiento es enorme.

Entiendo que tenemos que estar enteras y no permitir que las voces de los otros logren marear nuestras convicciones, pero a veces es TAN difícil mantenerse de pie cuando el ataque no da tregua. Qué fácil juzgar y qué difícil ponerse en el lugar del otro, ¿no? Porque sí, tiene razón, me quejo de lo que me sucede pero también me encuentro enunciando frases como: “¡Qué gordita que está Micaela! ¿Por qué la madre la descuida así?” o “¡Qué violento que es Federico! ¿Cómo no lo llevan a un psiquiatra para que lo medique?” Si fuéramos más solidarios, no pasaríamos madrugadas enteras masticando frustraciones.

Voy a poner todo de mí para que la realidad no me aplaste, voy a enseñarles a mis hijas a ser mujeres empoderadas con el ejemplo. Trato de no llorar enfrente de Aurora para que no se sienta culpable, se da cuenta de estas cosas. Voy a tratar de no llorar nunca. Ya sé que es imposible, pero, en definitiva, tengo más causas para sonreír que por las que lagrimear.

Guardo algunos ahorros de la venta de una propiedad que heredé de mi papá, estas vacaciones voy a llevar a las nenas a Disney. Estaba esperando un buen momento para gastar el dinero, qué mejor oportunidad. Como me dijo Auri anoche: “¡Mamá, la vida es una sola!” No sé de dónde saca esas cosas.

De nuevo, muchas gracias.
La dejo, me citaron de la dirección porque Constanza se peleó con unos compañeros y tengo que ir a explicarle a la directora del colegio que si no quiere que los alumnos respondan con violencia, primero castigue a los que la generan.

La abrazo fuerte,
Analía.

*****

Es un proceso, Analía, no se apresure a estar íntegramente en paz con nada. No le tema a tener miedo tampoco.

Y, por último, si ya no lloró con los honorarios de Merliani, considérese de hierro.

 

Que tengan un viaje encantador.
Les mando besos a las tres.
Estela

 

 


No seremos best seller pero hasta ahora nadie nos pidió que le devolviéramos lo que puso. Nuestro libro con lo mejor del primer año ACÁ.

Omar & Susana

Preciosura,
¿Cómo está el bombón relleno más dulce de toda Buenos Aires? Te extraño, bebé. Hace ocho horas que no hablamos y ya empiezo a sentir que me ahogo, me faltan tus palabras, tu risa. Soy un convicto de tu voz. Me tenés tan enamorado que levanto polvo al andar, las calles de tierra son mi pista de baile. Te amo tanto, tanto. Lo que daría por fundirme en un abrazo tuyo cada mañana… todo daría. Mi mujer, la más hermosa, mi rayito de luz.

Hoy cumplimos 398 días, vida. Haberte conocido en esa página web fue lo mejor que me pasó. Nunca imaginé que a mi edad iba a encontrar a mi media naranja, al amor de mi vida. Y aunque digas que todavía soy un pendejo porque me faltan dos años para cumplir cuarenta, vivía en un mundo de frustraciones y desesperanza hasta que llegaste vos, con tus casi sesenta, a salvarme la vida. La diferencia nos unió, como les pasa a los verdaderos enamorados. Estábamos destinados, mi sol. Cupido finalmente nos presentó.

Amor, tengo que pedirte otro favor. Sé que estás complicada con muchos gastos pero lo de mi mamá se complicó y no tengo plata para comprarle los remedios. ¿Podrás depositarme otros $5000? Te prometo que te voy a devolver todo cuando nos veamos en persona, que si Dios quiere va a ser pronto. No aguanto las ganas de conocerte, de tocar tu carita por primera vez, de hacerte sentir mujer como ningún otro hombre logró antes. El trabajo y la enfermedad de mamá me retienen en Catamarca pero ya te prometí que apenas cobre lo que me deben, saco un pasaje y voy a tu encuentro. Lamento que no puedas venir porque no tengo tiempo libre para dedicarte y que la espera se haga tan larga.

Voy a ver si aprendo a usar la tablet que me regalaste para concretar la videollamada que tanto querés tener, aunque no creo que pueda. Con tus fotos soy feliz, no necesito más. ¿Ya no te hace feliz ver mis fotos? ¿Ya no confiás en mí? ¿Ya no me amás? Me duele, vida. Lo nuestro es verdadero. Sos la mujer con la que me voy a casar, de eso no tengo dudas.

Avisame, gordita preciosa. Y fijate que está muy grave, terminal. Cuanto antes puedas, mejor.
Te amo inmensamente,

Omar

*****

Omar amor de mi vida yo por vos todo ya lo sabés si sos mi tesoro.
En este mail lo copio a Eduardo, mi mayor, porque ahora pusimos la cuenta conjunta viste porque él no se las estaba arreglando bien con los gastos es otro tesoro mío mi eduardito, ya está grande pero siempre va a ser mi nene.

Deseo con todas mis fuerzas que tu madre se ponga bien. Por supuesto que lo que necesites yo estoy, eso es el amor, la incondicionalidad y dar más de lo que se tiene.
¿Al final todavía no sabés cuándo te vas a poder hacer de un ratito para nosotros en vivo?
Estos vaivenes me mantienen joven pero necesito acariciar tu piel, sentirte vibrar cerca.

Perdón eduardito pero igual ya estás grande.

Los quiero arreglen ustedes los muchachos temas de plata que es cosa de hombres a mi déjenme con mi colección de esmaltes perlados divinos.

mis chiquitos los amo.

*****

Así que al fin doy con el sorete mal parido que está haciéndole el cuento del príncipe azul a mi vieja.
Forro hijo de mil putas.

Voy a averiguar dónde vivís y andá a saber cómo te dejo la cara.

*****

¿Cuenta conjunta? Pero chupame la pija, gorda pelotuda. Era hora de que te avives, me empezabas a dar lástima. Todavía no puedo creer que te hayas comido el verso. Te mandaba fotos de un modelo holandés, mirá si ESE flaco se va a interesar en una vieja tan flácida y pedorra. No podés ser así de imbécil. ¿Qué se te cruzó por la cabeza? No te mira ni el boliviano de la verdulería que tiene cuatro dientes, ¿un morocho de ojos celestes se va a fijar en vos? Lo necesitada de afecto que estás para comprar mentiras tan obvias, mamita querida.

Y a vos, Eduardito… ¿te pensás que te tengo miedo? Se me ríen los pelos del orto. Desde que la conozco, entre pito, flauta y teta caída, a tu vieja le saqué más de mil dólares. Y la tablet, un par de zapatillas, una campera y un microondas. Y cartitas, michis cartitis romintiquis.

No estoy solo en esta, forro pinchado. Porque fuiste un forro pinchado, ¿te lo dijo la culo roto? ¿No? Ah, yo te puedo contar muchas cosas… ¿sabías que se cogió al abogado de tu viejo después del divorcio? ¿Y que tu hermana hace dos meses se hizo un aborto?
Somos varios y estamos organizados. Vamos a dejar todo acá y ni se te ocurra buscarme o denunciarme porque tu barrio amanece empapelado con la foto que adjunto. Qué lindo le queda el traje de diablita a la mami, ¿no? Si hacés zoom, se le ven en detalle los pelos encarnados de la concha. Y esos pezones que parecen hamburguesas… mmm… ¡qué rico!

Me despido, Susanita. Ha sido un placer. Te voy a extrañar. Ninguna de las anteriores me grabó audios mientras acababa con tanto entusiasmo como vos. Tengo 20 años y un par de pajas te dediqué, sentite orgullosa. Me gusta imaginarme meándote la cara o moliéndote a palos.

Besitos.

Y a vos también, hijito. Chaucito. Tu papi, Omar.

*****

Escuchame, bueno, pensé que nunca iba a caer tan bajo. Necesitamos plata. Después de todo el quilombo que armaste mi mamá se tuvo que internar en una clínica psiquiátrica. Tenía miedo de salir a la calle, les gritaba a todos los tipos rubios que veía, le pegó a un alemán que estaba en la pizzería del barrio. En mi familia no tenemos un mango, y si la sacan de ahí la tengo que declarar insana y pasa a manos del Estado y me la dejan tirada en algún aguantadero de mala muerte. No tenemos obra social ni ningún amparo de nada.

Mamá pregunta por vos, está triste, no entiende. Está triste y no entiende nada, eso es, exactamente. Así que si encontraras algún lugar en tu corazón para darnos aunque sea 5mil pesos, que cubrirían un mes de cama, de verdad que te lo vamos a agradecer. Yo me estoy tragando todo mi orgullo al escribir esto. Agoté posibilidades por doquier. No doy más. No la quiero ver morir en un lugar de mierda. Y quizás a vos esa plata no te hace una diferencia sustancial. Ella te quiere mucho. No termino de comprender cómo o por qué. Mi mamá es una persona que, ante la duda, quiere. Es su karma. Y yo sé que me arriesgo todo escribiendo esto, que se me va la poca dignidad que pude retener con los años por la rejilla, que me podés saltar con sus fotos y sus mails y sus videos, pero estoy realmente desesperado. Ya no me importa nada más que sacarle una sonrisa aunque sea efímera.
No me duele que se vaya a morir, me duele que se vaya a morir rodeada de humedad y abandono.

Pasó un tiempo, ni sé si esto te va a llegar.
Ojalá sí, y puedas aunque sea pensarlo.

*****

Me sonó el celular y era tu mail. Tuve que leer como cinco veces para entender de dónde viene esto, quién carajo sos y de qué carajo me estás hablando. Ahí se me dio por revisar el historial y caí. Pasaron tres años, pensé que había cerrado esta cuenta que usaba para hablar con tu vieja, se ve que colgué y quedó logueada. Tenés mucha suerte, de pedo vi el mensaje.

Ehm… mirá, lamento lo que pasó pero para mí esto es un negocio, si enloqueció es su responsabilidad, no la mía. No creo en la culpa y menos en este caso. Es una señora grande, che. ¿Era para tanto?

Guita no te voy a dar, olvidate. No hago caridad. Pero te voy a ayudar, porque tampoco soy un forro. Ya no ando más en la gilada, era mucho laburo y tampoco es que sacaba fortunas. Además me enamoré de una piba y ando de novio, como que maduré un toque. Pero hasta hace poco me escribía con una Estela que me tiraba unos mangos. Después me borré y quedó en la nada, dejé el trabajo por la mitad. ¿Por qué no te hacés pasar por Enrique (el personaje que le inventé) y le pedís un par de depósitos? Te cedo el negocio, papá. Yo no voy a volver a aparecer.

Ahora te reenvío la cadena de mails con la mina así tenés data, es arquitecta y la levanta en pala. Fijate que en una le pedí una tele y me la compró. Armate un correo y decile que estuviste de viaje, preso, qué sé yo. Pensate una creíble y dale para adelante. Es re boludaza, se las come todas. Pasa que es viuda, imaginate lo que necesita afecto la pobre flaca. Y ojo que está buena, eh. O sea, cuarentona pero bien. No le gusta tanto mandar fotos pero si le insistís, las tetas se las ves.

Yo creo que $5000 por mes le sacás tranquilo, eh. Más también.

Esto es la selva, acá sobrevivís como podés.

Ahí te reenvío. Después contame. Si entrás en esta, tengo miles de consejos.

*****

Gracias.

Digo, podría decir un millón de cosas antes. Creo que ya las debés imaginar.
Entendí el otro enfoque, quizás a la fuerza. A estas señoras, a tu manera chota (que hasta anteayer fue también la mía), las hacés felices. Les das algo, una esperanza, una belleza viva. No importa la plata, o sí, a mí sí, mucho, me hizo la diferencia, pero es una transacción. Encontrás la forma de que sientan que todavía hay cosas por las que vale la pena salir de la cama, maquillarse, ponerse ruleros, jugar a las lindas.

Mamá se fue el martes. En paz. La semana que viene vuelvo a trabajar, en el banco en el que está un amigo precisan cadete. Supongo que a partir de hoy iré construyendo una historia más acomodada y tranquila, que está bien, va a ser sano, pero ahora en retrospectiva pienso en qué gran viaje fue este al que me subiste. Raro, bochornoso, pero increíble.

Nada de esto te importa, así que la corto.
Esta fue la relación más interesante que tuve en mi vida, por más puto que suene.

Gracias.

*****

Delivery to the following recipient failed permanently:

omaromaro@ciudad.com.ar

Technical details of permanent failure:
Google tried to deliver your message, but it was rejected by the server for the recipient domain ciudad.com.ar by mta3.ciudad.com.ar. [200.42.138.143].

The error that the other server returned was:
550 5.1.1 <omaromaro@ciudad.com.ar>: Recipient address rejected: ciudad.com.ar

 

—– Original message —–

DKIM-Signature: v=1; a=rsa-sha256; c=relaxed/relaxed;
d=gmail.com; s=20120113;
h=mime-version:date:message-id:subject:from:to:content-type;
bh=3p9sbh0G7Y6OXEQnQtq0SmRGo1qE46CzJEHOmY9ov/A=;
b=x2iIg7G0uZzVoFiQeQg5iE6Pl+w1jtwe/1+57awNu5shor3FaR/+8ycpeqxIsdG+Ia
EyEp9bfaPE+YLhU8YIHomYWRKRYJFtsg8TMPRjLOwjTL4a35w3wXbCZzaYvk/FKrEejk
0zjRzHNM44xS9iQMom/YH0pI6pLb3jqtQeoLMm8HsUbAxiOAgIeXTLo2ZAthzjqtQy0p
/RteRzTsUUYXXVA7nBfjNQhNSSgsDo3DLecBZ/h/0nG0ViTIkfDzW+Pm9f4Ubs1+meI+
a79LuYnkQvLXtEkb7xY7Oe6OGd6C5yWRv36iM2BdB6gKylW+QJGqp0f9EivJfHa6g0/6
g/fQ==
MIME-Version: 1.0
X-Received: by 10.152.197.5 with SMTP id iq5mr4394805lac.6.1418220672258; Wed,
10 Dec 2014 06:11:12 -0800 (PST)
Received: by 10.25.35.216 with HTTP; Wed, 10 Dec 2014 06:11:12 -0800 (PST)
Date: Wed, 10 Dec 2014 11:11:12 -0300
Message-ID: <CAEEKRfUXgocT86bQkLJBif1HrehBb2C8wZvqOA-R6BLbqcyLUQ@mail.gmail.com>
Subject: =?UTF-8?Q?Es=C3=B3n_personal=2E?=
To: omaromaro@ciudad.com.ar
Content-Type: multipart/mixed; boundary=001a1134153064625e0509dd3b33
Bcc: omaromaro@ciudad.com.ar

 

 


El domingo 15/10 es el día de la madre, podés regalarle nuestro libro y llenar de alegría su corazón o darle una licuadora y rompérselo. Lo conseguís ACÁ.

Ingrid & Rafael

Hola Rafa, ¿cómo estás? Seguro te sorprenda que te escriba después de tanto tiempo. Creo que ninguno de los dos sabe nada del otro, del hoy del otro. Empiezo por mí, ojalá tengas ganas de seguir: me echaron de mi departamento hace algunos meses porque acumulé deudas de alquiler. Intenté sobrellevarlo con abogados y seriedad pero no lo conseguí. Mariano está viviendo con el papá desde entonces. Hace 20 días me mudé a una pensión y estoy trabajando en el Día% de Larralde y Lugones.

Hace 3 meses que no tomo. Ni una gota. Estoy mejor, me encontré deprimida incluso cuando me bajaba un tubo de vino sola, ya el alcohol no implicaba una salida ni un adormecimiento de lo que dolía, era simplemente una mutación del mismo malestar. La realidad se me hizo ineludible.

Estoy asistiendo a charlas para personas con este tipo de problemas. Me dijeron que no tuviera miedo de llamarlo adicción pero me cuesta un montón. Una de las cosas que venimos hablando es el acercarnos a las personas que lastimamos, con el cariño y las disculpas que les debemos. No hay tal cosa como doce pasos, por lo menos no en el centro al que voy yo, pero sí lineamientos que masomenos sirven para ir dándolos, dando esos pasos, y correrse del lugar.

Así que por eso te escribo, para pedirte perdón y darte, si lo querés recibir, todo el amor que no supo cómo darte en su momento. Estaba atolondrada, pensaba sucio, no me interesaba nada más que apagar; y te arrastré a eso. Perdón, Rafa. Siempre me brindaste lo mejor de vos y te quedaste hasta terminar roto. Te merecías algo mejor, eso ya lo sabés. Espero, de corazón, que lo hayas encontrado.

Gracias por entregarte por completo a esa chica dañina y de mala vibra que fui. Sos un tipazo, te quiero mucho. Ojalá estés muy bien.

Con afecto,
Ingrid

*****

Hola, Ingrid.
Qué bueno que decidiste hacer algo con tu adicción por fuera de negarla o fomentarla. Acepto tu pedido de disculpas, lo merezco. Te lo agradezco. Me alegra tu mejoría.

No tengo nada más para decirte. O sí, pero para qué abrir semejante baúl de recuerdos. Es tan poco lo bueno y tanto lo que me costó olvidar. El gusto amargo del pasado todavía me invade la boca cuando me encuentra desprevenido.

“Te merecías algo mejor” es la frase que más escuché en estos últimos tres años. Si me quedé al lado tuyo fue porque quería pelearla hasta las últimas consecuencias, porque ningún capitán abandona el barco cuando las alarmas se encienden, porque el amor se expande en las buenas pero se fortalece en las malas. Siempre supe que no era justo que me arrastres a tu chiquero y me manches con tu mierda, sin embargo no me moví de tu lado porque entendí que estabas enferma.

A mí no me dabas vergüenza. Que tuviera una estabilidad emocional mayor a la tuya me servía para ayudarte, no me hacía más digno de una relación estereotipada. Me hubiera enfrentado a todos tus fantasmas con tal de rescatar a mi princesa y cuidarla para siempre. Fui un soldado hasta que me obligaste a dejarte. Le presentaba batalla a todo, pero que me engañes y quedes embarazada, con eso sí que no pude.

¿Cómo estoy? Bien, calculo que bien. Muy enfocado en mí, eso sí. Hice terapia durante un tiempo y me ayudo a volver a orientar toda esa energía que tenía ubicada en vos y en tu bienestar. Abrí los ojos otro tanto, también. Sigo dando clases de música en los colegios primarios y particulares de piano para algunos alumnos, juego al fútbol con amigos, organizo bingos solidarios y payadas a la gorra en un centro de jubilados para juntar unos pesos para los viejos… qué sé yo. Ando solo, aunque Irmita siempre me dice que soy un churro.

Te mando un abrazo enorme y que tu recuperación traiga de vuelta a la hermosa mujer que se evaporó por el alcohol.
Rafa.

*****

Sí, tenés razón, mejor tenerme lejos. No quiero desordenar tus rincones.
Y lo mejor que podrías decirme es que estás enfocado en vos. Yo te conocí y sos una persona tan pero tan increíble, lo justo era que vos también te conocieras.

Mariano me pregunta por vos a veces. No entiendo por qué, después de cumplir 3 años te vio sólo una vez. ¿Te la acordás? Pasaste a dejarme las llaves y se te prendió a la pierna. Lloraba sin parar. Te voy a confesar algo: no hay día en que no piense en lo mucho que me gustaría que fuera tuyo. La semana pasada se lo dije a mi acompañante y me dijo que, dentro de todo lo triste que engloba esa idea, es sano que la haya logrado redondear porque quiere decir que tengo la cabeza y el corazón puesto en tener cerca a gente que quiero y me hace bien, por más de que hoy por hoy no se esté dando.

Bueno Rafa, no sé, no sé si pueda decir mucho más. Probablemente sí pero se me vuelven difusos los límites y el respeto a la distancia que deberíamos ponernos. O yo, al menos. Creo que todavía soy capaz de hacer mucho daño. Puesto así suena como un superpoder, pero en realidad es una desgracia, porque no viene acompañada de fuerza esa capacidad, no, soy nociva y débil.

Vos seguí siendo un gran tipo como siempre lo fuiste, no quiero enroscarte, era para todo lo contrario que te escribí, para pedirte perdón por haberte atado alguna vez a todo ese infierno.

Besos para vos y los tuyos, si no me quieren ver muerta mandales afecto a tus papás también, yo los atesoro en mi pecho siempre.

Ingrid

*****

Ingrid,
¿Cómo estás? Vuelvo a escribirte después de tres meses de silencio para felicitarte por tu medio año de sobriedad. No me consta que tu voluntad haya podido sortear las tentaciones pero espero de todo corazón que sea así. Quiero creer que hoy te sentís orgullosa de lo que lograste, que todos están celebrando tu bienestar, que el camino es largo pero ya ganaste las primeras batallas, las más difíciles.

Tengo marcadas en un calendario las fechas del comienzo de tu recuperación y de tu reaparición, junto con estimaciones sobre posibles aniversarios. Sigo creyendo que en los pequeños detalles habita el sabor de la vida. Los días corren y te imagino ganando entereza, confianza, construyendo los cimientos de una nueva realidad. Me hace feliz pensarte dándole pelea a tus fantasmas.

Sigo al lado tuyo aunque no en lo literal, sería un error entorpecer tu tratamiento y mi actualidad. Pero pensame como alguien que está en la tribuna de tu equipo alentándote todo lo que dure el partido. Quiero que vuelvas a brillar y nos ilumines a todos con tu hermosura.

Cuando les conté a los viejos que me habías escrito, papá se agarró la cabeza y mamá se puso a llorar mientras me pedía que por favor no te responda. Es lógico, no quieren que termine enredado en tu adicción y vuelva a sufrir. Mi gente se quedó con la impresión anterior. Por suerte yo creo en dar oportunidades, y por sobre todo, creo en vos.

Espero que hayas podido volver a vivir con tu hijo y que te hayan ascendido, o hayas conseguido un trabajo mejor, espero todo lo mejor.
Por mi parte, me estoy yendo con los chicos del cole a Sierra de la Ventana. Tengo una alumna que se llama Ingrid y cuando no recuerda las letras de las canciones inventa palabras, me hace acordar a tu mejor versión de vos. Ah, y para mi cumpleaños las maestras me regalaron un pantalón “chupín” porque dicen que me visto como un viejo. Parezco un ridículo pero aparentemente estoy a la moda. ¿Qué tul?

Un abrazo enorme.
Rafa.

*****

Rafa, sos el tipo más dulce del mundo. Estoy en Olavarría con Mariano, nuestro primer viaje juntos después de toda la montaña rusa de drama por la que lo hice pasar. ¿Podrás venirte aunque sea a pasar el día mañana o cuando termine tu recorrida? Estás a poco más de dos horas, si no tenés el auto y te tomás el colectivo te vamos a buscar a la estación.
Contesté tarde porque tengo poquitísima señal, si querés llamame al fijo, estamos en la casa de mi amiga Madga 02284-411733

Ojalá que sí, avisame

Besos

*****

Ingrid,
Qué alegría me da que compartas tiempo de calidad con tu hijo. Acabo de llegar de Sierra de la Ventana y lamentablemente recién ahora pude leer tu respuesta. Tengo un “celular analógico” (me gusta nombrarlo así) que cuenta varios años y solo recibe llamadas y mensajitos. Me rehúso a entrar en la locura de los teléfonos con internet, soy el último bastión de la vida simple. Pero ojo que tiene pantalla color, eh!

Yo preferiría, y espero que no lo tomes a mal, descartar la opción de vernos en persona. Me ofrezco como oído virtual para que cada tanto me cuentes novedades sobre tu tratamiento, pero no quiero involucrarme en tu vida ni tampoco abrirte la puerta para que vuelvas a entrar en la mía. El dolor está apagado pero las cenizas todavía arden. Cargo con esta pulsión por ayudar que me condena, me brindo rápido hacia los demás, me es fácil olvidarme de mí. No quiero caerme de la montaña tan cerca de la cima después de todo el trabajo que hice para priorizarme.

Celebro tus cambios y soy feliz por y a través de tu felicidad. Sé que es recíproco y por eso me da paz que el presente nos encuentre en mejores realidades. Si pudiera escribir tu vida, a partir de ahora solo habría capítulos felices.

Por otro lado, así como vos fuiste franca con tu recuperación, quiero hablarte sobre la mía: estoy iniciando una relación. Se llama María y es maestra jardinera. La conozco hace dos o tres años pero el vínculo es reciente. El arenero nos encontró sonriéndonos con vergüenza y me bastó invitarle un café para darme cuenta de que no estaba tan muerto como pensaba. Tiene una nena, Dafne, que me hace dibujos que pego en la heladera y se queja cuando la saludo porque la pincho con la barba. Me hace reír la loca.

Espero recibir novedades tuyas para el aniversario del año.

Te mando un abrazo y dale para adelante, siempre para adelante que desde atrás se ve todo peor.
Rafa.

*****

Entiendo. Qué tipazo que sos, Rafa. Siempre haciendo las cosas bien. Debe pesar un montón. Pero lo recontra admiro.
Me alegra mucho tu relación que florece a la par de la primavera. Yo estoy dando pasitos al mejor estilo pan-y-queso-pan-y-queso, pero siento realmente que recorrí muchísimo.

Sigo en el Día% de Saavedra pero estoy re bien ahí, hay buena onda y las viejas, contrario a lo que cualquiera podría suponer, son amorosas. Tenemos descuentos. Lo estoy viendo más a mi hijo, nos llevamos masomenos bien, ya no se quiere morir cuando tiene que pasar más de 3 horas conmigo. Las cosas se van acomodando. A veces lucho contra fantasmas de tristezas de ayer, pero por ahora vengo sorteando todos los tropezones con entereza.

Rafa, las pasé todas. Es momento de paz, de amigarme conmigo. Así que sí, cierto, mejor que no nos veamos. Pero no seamos extraños, charlémonos, así sea por acá. Te quiero como persona, más allá de que seas mi ex pareja.

Ya mañana nos volvemos, retomo las charlas y las actividades de dispersión. Ofrecen mil, hago las mil. De amor o símil todavía nada, pero como me dijo un compañero: “el apuro siempre es tuyo”. Así que bien, en general, bien.

Saludos a tus papás aunque me odien. Son buena gente, pero a mí tampoco me caían del todo bien a decir verdad. Tantas normas, tantas. Tanto límite para el goce, tantas frustraciones depositadas en Helena y en vos, era agotador incluso para el afuera. Pero sé que son buena gente.

Beso enorme, que estés bien.
Ingrid

 

 


El domingo 15/10 es el día de la madre, podés regalarle nuestro libro y llenar de alegría su corazón o darle una licuadora y rompérselo. Lo conseguís ACÁ.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén