No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Ismael & Guillermina

Boluda no te lo tomes a mal pero alguien te lo tiene que decir: nos tenés las bolas infladas con el feminismo. Estás infumable, no se te puede hablar, te volviste insoportable. No sé qué carajo te pasó en este último tiempo, pero así no es la cosa.

Papá sube una foto graciosa al grupo y al toque aparece tu comentario tratándolo de misógino; ya nos da miedo decir algo porque nos acusás de ser machistas, cosificadores o de hacer apología a la violencia de género. Calmate, Guille. No te podés poner tan pesada con el tema. Está bien educar y visualizar el conflicto, pero tampoco para llevarlo a la vida cotidiana. Se hace denso.

Sé que te metiste en un colectivo cultural feminista y la verdad es que tengo miedo. No me gustaría verte desnuda en la televisión gritando como una loca en la puerta de una iglesia. Vos no sos así. Fuiste a uno de los colegios más caros de Buenos Aires y hasta hace seis meses solo te importaba tener la última campera de Rómulo. Te hiciste el alisado permanente y la depilación definitiva. Tu única militancia era sacarte fotos haciendo trompita. ¿Desde cuándo estás a favor del aborto?

Mi novia está preocupada por lo que lee en tus cuentas, parece que odiaras a los hombres, hasta me preguntó si te habías hecho lesbiana. Nos estás preocupando a todos. Mamá me contó que sacaste el rosa de las paredes de tu habitación porque “los colores no tienen género” y colgaste en el corcho varias fotos de mujeres protestando y frases feministas. ¿En qué te convirtieron? Tenés veinticinco años, piba. Jamás te violaron, ni manosearon, ni nada. A vos no te toca entrar en esa locura porque no fuiste víctima, vos venís de una buena familia.

Y otra cosa: al tío le gusta hacer chistes sobre el rumor de que el abuelo fajaba a la abuela. No sabemos si pasó así que no es tan grave. Mientras él no le pegue a su mujer, es solo una humorada inofensiva que hace desde que tengo memora. No podés ponerte loca por algo así.

Te quiero, hermanita. La vida con calma, acordate.
Isma.

*****

Isma, hola. Qué bueno haber recibido este mail tuyo así podemos hablar mano a mano.

En primer lugar, decirte que si me pongo tan pesada es porque para mí es importante que sepan que no sólo me molesta leerlos hablar así de una mujer, me duele. Mamá dijo anteayer en el grupo “no lloré, fui re macha” cuando volvió del cementerio por el aniversario de lo de Luis. Re macha dijo. Como si llorar fuera sólo cosa de minas, y porque no lloró (es decir, porque no es débil, como una mina) hay que felicitarla o algo así. Fui re macha, y un emoji de musculito. No te das una idea los siglos de historia que sintetiza esa captura de pantalla.

Te doy este ejemplo porque recuerdo que no dije nada justamente para no ser densa, pero también para que entiendas que el problema no es que yo quiera que se acaben los femicidios, o me gustaría cuando vuelvo de cursar a la noche no estar a punto de vomitar el corazón de los nervios cada vez que tengo que cruzar la plaza, o cosas así. Y no importa que la plaza esté en Belgrano y no en el segundo cordón del conurbano, no se siente distinto. Tipos que piensan que tienen poder sobre nosotras sólo por el hecho de ser tipos hay en todos lados. ¿O vos te olvidás de que siempre sostenés que jamás hay que dejar pagar a la mujer en una salida? ¿Eso te parece de caballero, o más bien de mantener una relación vertical en incluso esa variable?
Es problema no es que nos estén matando, el problema es el sistema que alimenta la idea de que somos de alguna forma suyas, y pueden.

Tengo novio, Feli sabe eso. Vos también. No me gustan las minas. No hoy, al menos. Que una mujer quiera protegerse y proteger al resto no la hace lesbiana. La hace mujer. Y me apena que tu novia piense que “estoy sensible con el tema” en vez de escucharme. Ella vive diciendo que soy como su hermana menor pero lo único que hace es fogonear que estoy pasando por una etapa de confusiones.

Saqué el rosa del cuarto porque tengo veinticinco, más allá de todo lo que pueda decirte sobre los estereotipos y percepciones de género. Y si pudiera mudarme, lo haría; pero como bien sabés, estudio medicina y no tengo tiempo de hacer un mango. Ya sucederá, pondré mi energía, mis ganas y mi concentración en que ese cambio se dé, como con todo.
Un problema nunca se soluciona solo. Hay que atacarlo, hacerse cargo, poner el cuerpo.
Yo trato de ser la mejor mujer que puedo ser todos los días, y no sabés lo orgullosa que estoy de mí. Ojalá algún día vos también lo estés.

Besos, nos vemos el domingo seguro.

*****

Ay, Guillermana! Yo estoy SUPER orgulloso de vos. Le cuento a todo el mundo que en la familia hay una futura oncóloga que va a hacer famoso el apellido. Es más, te imagino salvando cientos de vidas a lo superhéroe en acción y se me llena el pecho de orgullo.

Pero al mismo tiempo leo todo ese miedo y me da bronca que te hayan vendido una mentira con tanta facilidad. Vos sos una chica de buena familia, estudiosa, que vive en un barrio residencial y se junta con la gente correcta; vos no corrés ningún riesgo. Eso de que muere una mujer cada 18 horas es un invento de un sector malintencionado que busca generar la paranoia femenina, detrás hay cuestiones políticas mucho mayores a nuestra capacidad de atar cabos. Todo lo que ves en las redes sociales está armado para generar miedo, mirá si va a morir una mujer cada 18 horas. ¿Qué somos, África? Inflaron tanto el número que ya no tiene sentido, no es real.

Y fíjate las fotos de las que “desaparecen”. Nunca una rubia de ojos claros con un libro en la mano, nunca. Eso no es casualidad. La que no tiene un escote que le llega hasta el ombligo, se droga o se junta con ladrones. Es triste pero es así. Además, no hay mucho que pensar: si una piba camina en short por Berazategui a la medianoche con su amigo falopero, algo le va a pasar. No se jode la que no se expone. Y vos no sos esa clase de mujer. Vos estás a salvo. Que se hagan escuchar las que lo necesitan. Y sin pintar las paredes, porque después tengo que pagar sus exabruptos con MIS impuestos.
Vos, a lo sumo, recibirás algún que otro comentario desubicado mientras caminás por la calle. Y eso hasta podría ser halagador, a quién no le gusta que le reconozcan la belleza. Qué hipócritas las que se quejan pero después suben una foto y se desesperan porque tenga muchos corazones.

No te tomes a mal lo que dijo Feli, no fue con mala intención. Te adora y quiere lo mejor para vos. Al principio le costaba aceptar mis consejos pero de a poco se fue acostumbrando y ahora pensamos bastante parecido. Siempre le digo: “si no querés que te traten como puta, no te vistas como puta.” Para el casamiento de Eduardo se gastó una fortuna en un vestido que le trasparentaba todo el culo. Cuando la pasé a buscar, se lo hice sacar y la obligué a ponerse un pantalón negro y una camisa azul. Puede parecer drástico, pero después tengo que fumarme a todos mis amigos mirándole el orto a mi novia. Creo que ahí hay una gran clave: no provocar. No provoques a todos con tu discurso. Quédate en el molde y dejá que cada uno sea, así se aprende a vivir en libertad e igualdad.

Te amo!
Isma.

*****

A lo superheroína, querrás decir 😉

No me subestimes, Isma, no me vendieron nada. Me acerqué yo con interés y miles de ideas que se me fueron desmoronando a lo largo de estos últimos años y me dejaron la mente en bolas; y suerte que pasó eso.

Deconstruir lo dado al principio entristece bocha por eso mismo, porque te vacía, pero ir poniendo las piezas en otro lugar es mi forma modesta, recontra modesta, de sacar a la mujer del lugar de mierda en el que estuvo históricamente. Cambiar la forma de percibir las cosas es cambiar las cosas. Vos por ahí en vez de mandar a tu novia a que se cambie porque no te parece lo que se puso, podrías ver lo potra que se siente ella en ese vestido, lo linda que la hace, cómo se mueve y sonríe, lo segura de sí. Vamos, Feli es hermosísima, que no se sienta así porque vos no querés que la miren no es sólo machista, como si fueras su dueño y ella fuera una barbie que vestís y desvestís y la ponés acá y allá; ES ABSURDO.

Si pensás que van a tratarla de puta es porque vos tenés ese trato con minas que salen como tienen ganas. Así que, no sé, haceme llegar el manual por mail por favor de lo que según los varones podemos y no podemos ponernos, porque, ilusa yo, venía vistiéndome como se me cantara el culo.

No pienso dejar de involucrarme porque nací en otro lado y con otras oportunidades. Eso es circunstancial. Hoy vivo en Belgrano, mañana lo estafan a papá y nos vamos a una pensión, ¿qué sabés? O no, nos quedamos, no importa. La causa que me mueve es mucho más grande que lo que pueda o no pasarme a mí: quiero vivir en un mundo mejor y dejar un mundo mejor para tus hijas, las mías, nuestras nietas.

Entiendo que la problemática no te interpele como a una piba, no es lo que pretendo. Sí me gustaría que al menos, desde tu lugar, no fomentaras estas cositas de poder cotidiano.

(Y no, no somos África. Allá las minas si quieren andan en tetas y nadie les dice nada ni llama a la yuta).

Te quiero herma

*****

Guille! ¿Cómo estás? Espero que muy bien 🙂

Tu hermano me mostró los mails que se mandaron en estos últimos días. Te ama con locura y le basta mencionarte para que un chorro de baba le empiece a colgar de la boca. Sos su orgullo. Pero no está de acuerdo con tu forma de manejarte y por eso trata de “convencerte” de lo contrario.
A medida que me leía el cruce, estaba de acuerdo con él y con cada una de sus palabras, iba asintiendo con la cabeza párrafo a párrafo. Terminé diciéndole que todo lo que te había escrito era perfecto, que ojalá recapacitaras para poder ser feliz.

Horas después pasé por la casa de Jimena, mi mejor amiga de toda vida, y le conté sobre la situación y lo equivocada que estabas. Me dijo: “No sé por qué la juzgás, vos pensabas así antes de conocer a Ismael.” En ese instante me cayeron todas las fichas del rompecabezas encima, como si me hubieran abierto una ventana y entró luz de golpe. Me di cuenta de que no pensamos lo mismo, yo estoy pensando lo mismo que él. Mi voz no está representada en esa opinión, me esclavicé a su discurso repitiendo como loro lo que me enseñó a decir.

En algún momento tuve una intención, pero después lo conocí y se me formó una venda en los ojos. No sé, me nublé. Siempre dice que la primera vez que me vio pensó que era un “proyecto de feminista” y que por suerte me lo pudo sacar porque si no, hoy sería una gorda olorosa sin depilar.

Escribir todo esto me pone triste. Supongo que el patriarcado está tan instalado en nuestra sociedad que obedecer es, aunque tirano, lo más lógico. Nos educan así y reeducarse requiere de un compromiso y una entrega que pocos quieren intentar. Yo fui tibia, o no supe cómo, o no me puse firme con mis convicciones… no sé. Estoy confundida, como si el espejo (Jimena) me hubiera mostrado de golpe la que fui y no la que soy, y ese reflejo me gustara más.

Te quiero pedir disculpas por haberte ofendido con mis comentarios. También te quiero pedir disculpas por cuestionar tu lucha. La frase “pero las mismas mujeres son las que destruyen el feminismo” o “a mí no me representan” la dije mil veces, hoy me replanteo si yo pienso así o si me enseñaron que 2+2 es 4, que cuando el semáforo está en rojo no se puede cruzar y que la responsabilidad la cargan las mismas mujeres porque se destruyen entre sí y no un sistema que nos enseña desde que nacemos a pensar de esta forma.

Te mando un abrazo enorme, y perdoname, aunque soy más víctima de mí que vos de mí.
Te quiero, Feli.

*****

Feli, cómo estás?
Es casi la primera vez que hablamos solo nosotras dos en años, qué lindo leerte.

El otro día un compañero del colegio nos invitó a un asado vía mail y en el cuerpo de texto preguntaba si yo me había vuelto vegetariana. Me causó gracia que asociara feminista con vegetariana; como si todo el que se corre un poquito de lo establecido y aceptado es lo mismo. Más bien “es el mismo boludo”. No sé por qué te cuento esto, pero me acordé.

No te preocupes por lo que dijiste, nunca lo tomé como personal. Y mi hermano es un buen tipo, re buen tipo, solo que está seteado para tener y mantener, no para pelear por.

Estaría bueno que de a poquito y de forma relajada le vayas marcando que el feminismo no es ni antipibe ni de gordas ni de feas ni de nada; es de y para todas y para cualquiera que quiera participar, aprender, luchar.

Vestite como quieras, yo estoy segura de que los machitos presos de sí mismos eventualmente se van a avergonzar de pensar y gritar cualquier pavada. Es cuestión de ser firmes con las cosas que ya no vamos a permitir.

Ah, y sos preciosa.
Besos!

Anterior

Inés & Sergio

Siguiente

Diana & Consorcio

11 Comentarios

  1. Noelia

    Ufff chicas, increíble.
    Siempre las leo pero nunca me animo a comentar. Y esta vez tomé coraje así que aquí estoy.
    Comento porque me sentí identificada, sentí que hablaban Noelia y su familia (y la bronca e impotencia que me generó leer a Ismael). Sentí orgullo por el camino que estoy transitando y porque sacaron todas las palabras de mi boca cuando en la mesa del domingo cuestionan mis ideales. Pero principalmente sentí que no estoy sola, que no estamos solas, que somos miles a las que cada día el chip que tenemos insertados en la mente se desactiva y abrimos los ojos un poquito más.
    Infinitas gracias por ponerlo en palabras tan correctas y claras, y visibilizar como nos sentimos cuando alguien que queremos mucho desestima nuestra lucha.
    Son enormes pibas, nunca dejen de escribir

  2. Ana Rosa Cantiello

    Maravillosas chicas, me encantan sus historias. Gracias.

  3. Vengo leyéndolas sin comentar hace rato (un poco creo que estoy en un momento más silencioso de mi vida en general) pero hoy no pude contenerme.

    Que mimo hermoso este intercambio 💜

    Gracias por seguir acá y por ser ustedes.

    Las abrazo

  4. Por un momento, pensé que Ismael podría tener razón.
    Pero luego su pensamiento se reveló como anacrónico, muy elemental y sin sentido.
    Como hacer que su novia se cambie de ropa, de la que había elegido a una discreta, que tal vez no le haya gustado a ella.

    Guillermina tiena razón en gran parte de lo que plantea, tal vez en todo lo que argumenta para Ismael. Aunque podría haber algo para objetar en lo que piensa y no ha contado.

    Saludos.

  5. Delfi

    Hace poco tuve una charla con una mujer y me dijo que las feministas queríamos tener de esclavos a los hombre, seguido de un montón de argumentos vacíos construido sobre la comodidad de ser clase media y tener la posibilidad de no trabajar. También me dijo que todxs lxs que escribimos con la x (todxs, chicxs, amigxs, etc) tenemos problemas de género en cualquiera de sus variantes. En ese momento me di cuenta de la cantidad de charlas que hacen falta dar y como llegar a las mujeres con este pensamiento es una. Hablar de feminismo y patriarcado me parece genial de su parte, más teniendo en cuenta la revolución de la que estamos siendo parte.
    Gracias por seguir compartiendo su magia conmigo y con todxs.
    Las quiero cada martes un poquito más.

  6. Agostina

    Me encantó la claridad del mensaje!! El otro día en una fiesta me encontré con miles de ismael y sentía la impotencia de guille, lo bueno es nunca dejar de pelear, yo sé que cada vez se van a unir más y vamos a poder salir de este sistema opresor, donde pareciera que no somos libres de vestirnos como querernos, o peor, si no sos de clase alta no tenes libertad??? Es terrible

  7. LAURA

    Me encantó. Cuándo llega mi libro a Chaco!?

  8. Muy bueno, gracias por esto. Estamos lejos de poder tener la sociedad que nos merecemos y queremos, pero pasito a pasito, supongo, así me consuelo al menos. Hay muchos Ismaeles por ahí…
    Pd. para cuándo el libro? Qué novedades hay? Quiero el mìo!
    Saludos, y si bien es la primera vez que comento, las leo hace un tiempo, me encanta lo que hacen.

  9. Luz

    Este posteo demuestra cómo nos enseñaron desde chicas que el amor propio se mide siempre en la mirada que tiene el otro sobre una. Incluso entre nosotras mismas a veces nos bastardeamos el amor propio.
    Cada cual que se vista como quiera, cada cual que haga lo que quiera. El tipo que se acuesta con mil minas es un capo; si es al revés todos sabemos la respuesta y nos merecemos aparecer muertas en un baldío porque nos cabía pasear de cama en cama.
    También entiendo la postura de Ismael, enfrentándose con un fanatismo que no esperaba y comprendo que rompiendo iglesias y pintando paredes y, muchas veces, cagandonos en todo (sin tratar de generalizar), vamos arruinando lo que estamos construyendo.
    Es muy difícil dar vuelta mil años de historia, lo bueno es que vamos en camino.
    Muy bueno, como siempre, todo lo que escriben.
    Beso grandote!

  10. Lara

    Me recorrieron el cuerpo miles de escalofríos mientras lo leía.
    ¡Excelente!

  11. Lourdes

    Cada día sorprenden más, las leo hace unos años (por separado bah) me llenan de vida les juro, van a llegar re lejos!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén