Tamara & Marianela

Hago público este posteo y que se haga cargo el que se sienta tocado. Porque acá son todos muy rápidos para enviarte una solicitud de amistad y conversarte apenas aceptás, pero algunos ni siquiera se toman el trabajo de eliminarte cuando la cosa se pudre. Ojalá que llegue a la gente correcta, y si no, hola tía, cómo estás.
Recién leí una nota sobre el “ghosting”, estoy vomitando indignación y llorando identificación. ¿Qué es el ghosting? Un método por el cual, sin previo aviso, una persona deja de contestar tus mensajes de texto o llamadas. Simplemente desaparece de tu vida sin dar ningún tipo de explicación. O sea: conocés a alguien, intercambiás números de teléfono, tenés varias citas, empiezas una relación, todo avanza genial y de repente… silencio. Pum. Fantasma. Se lo tragó la tierra.
¿Te suena? A mí, sí. Mucho.
Parece que esta práctica es bastante común y tiene consecuencias terribles. Porque no es solo gilada de minitah que llora por boludeces, no, atrás hay psicólogos explicando que es una bomba directa a la autoestima. Uno tiene que hacer un duelo sobre un vínculo basándose en adivinanzas. Eso es indigno. Y cruel. De cagón. De careta.
Los más giles se están acostumbrando a deshacerse de la gente simplemente no respondiendo. Y la bola de nieve se pone densa porque los pendejos crecen pensando que no responder a un mensaje es algo normal. No, cielitos. No. Somos personas y tenemos sentimientos. Generar empatía, dar la cara, decir la verdad, dar explicaciones; todo eso es lo correcto. No seas cobarde. El celular no te escuda, te expone.
Perdón por el descargo pero a mí me criaron con otros modales. No puedo creer lo que está pasando. Lamento estar soltera en esta época de relaciones envasadas e imbéciles que se creyeron la de que para un hombre hay siete mujeres. No estamos desesperadas y no actuamos de manera sensible, solo somos personas.

*****

Amiga 🙁

*****

Fuerzaaaaa sobrina!!! Acá estoy para vos hoy y siempre!!!
Sos mi adorada, te manda un beso Nora

*****

…qué fumaste?

*****

Esto me disgusta Y MUCHO.

*****

Tamara, hola, no sé de dónde nos tenemos, creo que quedamos “amigas” desde los recitales de La Pecera, de cuando armaban los grupos para las combis y eso. Acabo de leer lo que escribiste, junté coraje un ratito y me senté y abrí este chat, tu chat. A mí también me fantasmearon como decís. Se ve que me había tragado una película (soy enamoradiza, me gusta mucho el chico que me gusta, siempre), y de repente alguien apagó la luz, el rodaje frenó y sólo me escuchaba a mí comiendo pochoclo. No sabés lo que aturde eso. Bah, si sabés. Es una contaminación emocional insoportable. Me hice mil preguntas. Empecé a tener ataques de ansiedad. A todo el mundo le resultaba exagerado, cuatro cinco salidas negra, no es para tanto. Cosas así me decían. Pero yo estaba enganchada, quería ese amor que me arrebataron sin explicarme por qué. O más bien por qué no.

Empecé terapia, sigo hasta el día de hoy. Estoy mucho mejor. De él ya me olvidé en ese sentido. Comprendí que, para bien y para mal, no tenía que ver conmigo nada de ese resultado.

Sufrimos por amor y volveremos a sufrir. No es consuelo, lo sé. No hay nada que nadie pueda decir o hacer que sane. No hay respuestas en ninguna foto ni comentario ni casilla de nada. Se borró sin consideración alguna, como si una pudiera de repente sacar la pieza con su nombre del cerebro y redistribuir todas las demás en un minuto.

Te escribo para decirte que no estás sola, que no es exagerado, que duele, mucho duele, la impotencia, la frustración, las inseguridades, el horror de ser uno mismo, todo duele; pero se sale adelante, eso te lo prometo.

No sos la que te estás creyendo que sos hoy. Y va a sanar.

Te mando un beso grande.
Marianela

*****

Hola, Marianela. Te recuerdo, sí. Sabés que ya me escribieron algunas amigas y conocidas, parece que mi posteo trajo repercusiones. Por supuesto que los idiotas brillaron por su ausencia, nada nuevo. Ni me importa. Lo escribí ayer y en caliente pero sostengo mis palabras. Hoy quizá lo pensaría dos veces antes de publicarlo, soy una piba más bien retraída, pero en ese momento hubiera pintado con aerosol el obelisco. Me resultan medio berretas las polémicas redsocialeras, todo muy de bajo presupuesto. En fin, estallé. Hay que permitirse los estallidos de vez en cuando.

Muchas gracias por todo lo que decís. Es terrible cuando se te agota la esperanza, no sé con qué reanimarla. No hay desfibrilador que reviva tanta decepción. Empecé a pensar en que ya está, no hay nadie para mí. El amor es para algunos y yo tengo la tapita que dice “seguí participando”.

Me cuesta creer que a vos te hayan fantasmeado. A ver, no dudo de tu palabra, pero… ¿te fantasmearon A VOS? Mamita querida, que nos queda al resto. Debo admitir que siempre me generaste una mezcla de admiración y envidia, como la pasta de queso crema y dulce de leche que se le pone a la chocotorta. Los tenías a todos muertos de amor, esos viajes en combi eran una competencia para ver cuál de los pibes te hacía reír con más fuerza. Mi amigo el Ruqui te aceptó mil mates y él odia tomar mate, le da asco. Se te formaba un sistema solar de pajeros alrededor. Y como nunca estabas con ninguno, te inventé un novio perfecto que te daba la libertad de ir a los recitales que quisieras.

Suelo pensar en que las lindas tienen vidas sentimentales maravillosas y que, en algún punto, me merezco todo esto por no estar tan buena. Que si fuera más flaca o alta o tuviera el pelo lacio, no me pasaría. Que se pelearían por estar conmigo. Que los mensajes sin leer se acumularían en mi celular. Que no tendría tiempo para pensar en estas cosas.

Bueno, nada, ya me extendí bastante. Sé que el problema es más social que mío, pero yo le estoy poniendo el cuerpo. Y me enferma que se legitime o normalice el ser un irresponsable. Nunca está de moda faltarle el respeto a otra persona.

*****

Boluda, yo me di cuenta de que había onda, le escribí cuando volvimos para vernos. Te pego acá la respuesta de tu amigo Ruqui:
”      “.
No digo que sea mal pibe, simplemente hay personas que de verdad NO LA VEN. No ven el daño que pueden causar al otro con la negligencia absoluta, con la indiferencia de quien sigue con su vida sin molestarse en frenar, explicar, charlar y ahí caminar. Ya sé que ese caso no fue tan grave, pero es para mostrarte que somos todos víctimas y victimarios. Capaz nosotras también lo hicimos y ni idea. No sé, yo lo vengo laburando hace un montón. Gracias por lo de linda, por cierto. Me siento linda, capaz es eso, que lo reflejo. Bailar me hace sentir linda, es la única actividad que no abandoné. Eso y la de perseguir a banditas falopa por toda la Argentina.

En fin, ya que estamos, nada que ver, pero este sábado es mi cumpleaños, lo hago en un bar por Almagro, si querés, venite. No te voy a decir esa pavada de tengo amigos solteros, pero los tengo (?). A continuación, una lista aleatoria de cosas que no sé cómo decirte sin sonar freak:

-No sé por qué pienso que sentimos parecido.
-Vos también me pareciste potrísima cuando te vi.
-Ya sé que no vas a querer caer a mi cumpleaños sola y sin conocer a nadie, porque yo tampoco querría, pero (y de esto estoy en contra pero a favor) a veces hay que obligarse a salir del refugio de una.
-No te voy a querer enchufar a ningún pibe, tranquila. Sé que no funciona así. Era chiste lo de mis amigos.
-Estoy medio flasheando con un pibe que creo que va y voy a necesitar ese apoyo incondicional que sólo una pseudoextraña puede dar.

Te espero y, si no querés, saludame el 22.

Besos.

*****

Ay no sabés lo que me pasó!!! ¿Viste Pablo, el pibe con el que me di unos besos en tu cumple? Bueno, esa noche nos fuimos juntos a su casa. Re bien, la pasamos súper. El miércoles nos volvimos a ver, trabajamos cerca así que nos tomamos unos tragos en un barcito del centro. El viernes le escribo a la mañana y me clava el visto. Genial, lo de siempre. Sábado, domingo, nada. Llega el lunes a la tarde y le mando un mensaje bastante parecido al posteo que hice sobre el fantasmeo, acusándolo de cagón y no sé cuántas barbaridades más. “Si no querés volver a verme, decímelo, pero no me tengas esperando COMO SI FUERA UNA BOLUDA.” Sí, usé mayúsculas.

A la hora me explica que se había muerto un amigo de él en un accidente, que lo disculpe, estaba hecho mierda y por eso no me había respondido. Fue ese pibe que se mató en la moto, el fin de semana salió en todos los canales de noticias. BOLUDA, QUEDÉ COMO EL ORTO. No sabía dónde meterme. Nunca, nunca mando esos mensajes y justo se me dio por tener amor propio ahora que a este pibe se le murió un amigo. Hay que tener mala suerte, eh.

Me disculpé y quedó ahí, debe haber pensado que soy una loca. Encima es divino, ¿cómo le explico que no soy una exaltada, que me acostumbré al destrato y perdí el criterio? Bueno, ya está, a otra cosa.

Tengo que calmarme en general y en particular.

Ah, le conté al Ruqui que te gustaba y se quiere balear las bolas, pensó que lo estabas jodiendo. Me preguntó si te puede escribir. A mí me preguntó. ¿VES? Cagones everywhere.

*****

No lo puedo creer lo de Pablo! Igual, dale, QUÉ CHANCES HABÍA, una en mil millones. Yo desconfiaría, te juro. Aunque Pablo es cero ese perfil galán, si te lo dijo debe ser verdad, pero yo siempre desconfío, por las dudas.
Dale mi número a Ruqui, sí, a menos que sea de esos tarados que no se mueven ni medio metro más allá de coger por miedo a que te enamores. No sea cosa, viste, que ellos respiren y vos ya rajes a comprarte el último número de Novias Hoy.

Che, me hizo re bien este reencuentro. Qué bueno que te ganó el impulso.

Hablemos y veámonos.
Gracias por todo esto.

Besos,
Maro

*****

Ahí le pasé tu número al Ruqui, la cara que puso, imperdible. Me parece que el que va a salir corriendo a comprarse un vestido de novia va a ser él.

A mí también me hizo bien este reencuentro. Sos una piba divina, pensar que nos vimos muchas veces pero jamás pasamos de un saludo de compromiso, casi me pierdo la posibilidad de conocerte por mis propias inseguridades (re que eso se lo podría decir a cualquiera.) Te sumo al plantel de amigas, qué felicidad.

A todo esto, Pablo me escribió. Nah, a este pibe lo saqué de otro planeta. Se puso una foto con el amigo que falleció, mamita querida, qué durísimo. ¿No viste el caso en la tele? Bolas, salió en TODOS lados, se la dio contra un camión.
Bueno, mi chico (¿? paraaaaa) está re mal pero me dijo que tomemos algo después del trabajo así se despeja un poco. ¿Pibe me gusta y sufre? Listo, me gusta el triple. Después te cuento.

Nos hablemos, besote!

 

*****

Conseguí nuestro LIBRO con las mejores historias del primer año a precio de prelanzamiento sólo hasta el 6 de junio.

Anterior

Juanse & Sol

Siguiente

Inés & Sergio

12 Comentarios

  1. Pau

    Impecables, como siempre. Nada mas para decir.

    Ah siiiii donde puedo conseguir el libro???😩😩

  2. Me encantó el formato de éste último, incluyendo redes sociales de la actualidad, pero más me gustó el tema que eligieron. Es algo de lo que no se suele hablar pero pasa mucho en estos tiempos. Me sentí muy identificada porque, como a ellas y como a tantas otras, también me pasó y me parece una manera genial de expresarlo. Y por último, también me encantó el final que nos deja algunas esperanzas de que ese tipo de pibes que escapa a los “cobardes”, en alguna parte, siempre está. ☺

  3. Agustina

    ¡Me encantó! Este va directo a mi lista de favoritos. Nunca dejen de escribir 🙂

  4. Carito

    Me mataron. Que odio cuando se borran. Estoy superando (o algo así) un fantasma. Cómo duele!! Casi lloré con el intercambio, suerte que me hago la dura incluso estando sola, creo que ya no me quedan más lágrimas. Suerte que no frecuentamos los mismo lugares, me mata ver una foto e incluso que me lo nombren, imagínate tener que verlo. Lastima que sus amigos me caían genial y lástima que el me encantaba. Me parezco mucho a marianela, no en la parte de ser linda porque no (a veces me siento linda, últimamente no), pero si en que “soy enamoradiza, me gusta mucho el chico que me gusta, siempre”. Que macana que todo esto haga que no me sienta linda y/o suficiente. Pero le voy a creer a marianela, todo va a estar bien. Las heridas sanan.
    No creo que les importe mucho mi comentario con mi patética mini-historia, pero eso. Me sentí muy identificada con el intercambio. Gracias!! Un beso 🙂

  5. Lu

    No sólo los hombres lo hacen… relación de 7 meses, mi primer novia, de un día para el otro, me convertí en un ser horrible que lo único que hacía era llorar e intentar buscar una explicación. Han pasado varios meses y todavía no lo superó, del todo, quede hecha mierda. Horrible, cobarde, patético….

  6. Les juro que pegaría el post de Tamara en mi facebook y que se pudra el rancho. Que plaga para la que no existe aerosol que cure!

    GRACIAS SIEMPRE. SON TAN LO MÁS. Así en mayúsculas gritonas. ❤

  7. Malena

    ¿Soy la única que pensó que terminaban juntas?

    • Vale

      Noooo! Yo pensé lo mismo jajaja.
      Igual el intercambio me encantó.

    • Maria Eugenia

      Noo!!!! Jajaja en cuanto se hablaron dije “nace el amor” . Pero más allá de eso, qué lindo cuando se ve una nueva amistad nacer también. Quién te dice….

  8. Plena coincidencia con la idea del texto (dejar que el otro rellene con sus propios fantasmas una historia puede ser muy nocivo)
    La historia que se cuenta sobre esa idea es muy linda y con un final feliz hermoso de apuesta a la amistad y el crecimiento personal.
    Sigan haciendo estas genialidades

  9. NATALIA

    Las relaciones exprés hoy son “tendencia” . ¿Será que llegaron para quedarse? Quizá sea la nueva forma de “”relacionarse”” en el futuro. Si bien nadie puede decirle a los demás como vivir, ni qué es correcto o incorrecto, uno tiene otros valores. Yo no sé que pensar…es probable que la educación que recibimos haya caducado y debamos adaptarnos a los tiempos que corren. No obstante, yo disiento fuertemente con este paradigma porque nos hace retroceder como seres humanos.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén