No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Mes: julio 2016

Rodrigo & Luna

Boluda, sorry, ya sé que es cualquiera que te diga esto pero estás quedando como el orto. Veo pasar fotos tuyas en bombacha y después te leo en Twitter decir dónde estás o a dónde vas a estar todo el tiempo. No sé, no lo soporté y me dieron ganas de decirte que tenés que bajar un cambio, que es OBVIO que estás intentando llamar la atención de alguien y que no es por ahí.

Capaz estoy flasheando y capaz lo tomás como una agresión, ni en pedo lo es pero bueno. Pensalo un minuto. No sé si un chabón te dejó, fantasmeó o todavía no pasó nada, pero se te nota la desesperación a leguas.

Yo sé que tampoco soy el mejor de los abordadores, pero posta tomalo como consejo. Regulá. No te hace falta toda la parafernalia de seducción para atraer.
Cada uno canaliza como y por donde puede, pero siento que esto te va a restar un montón, si no es hoy en algún momento y con algún otro pibe.

Perdón si te cayó mal, guardarme las cosas es algo que no me sale. En desubicarme, en cambio, me destaco con creces.
Supongo que el hecho de que no nos conozcamos me hace no pensar esto dos veces antes de mandarlo.

Avisame si te puedo dar una mano con algún arroba. Prometo discreción y sutileza.

Abrazo y perdón, podés mandarme a la mierda, todo bien.

Rodri.


“No te hace falta toda la parafernalia de seducción para atraer.” dice el de la foto de perfil sin remera.

Vos no tenés idea de nada, Rodrigo. Andate a la mierda. Saberte un desubicado y jactarte de eso te hace desubicado y pelotudo. Probablemente me arrepienta de todo lo que estoy escribiendo pero surfeo una ola de ira y no me importa hacerte sentir mal, es más, ojalá te haga sentir mal.

Cualquiera se pone una pipa de soberbia en la boca y cree que puede sacar conclusiones sobre la vida de los demás, pero no te confundas, tus principios berretas tienen menos likes que mis fotos.

¿Sabés que pasa, Rodriguito? Me llamo Luna. Pero, ¿sabés que pasa, Rodriguito? Me llamo Oscar. Porque a la vida no le alcanzó con darme el género incorrecto, también tengo un nombre de mierda.

Sí, todo empezó para llamarle la atención a mi ex novio, pero ahora ya no es más por él. Es por mí. En la virtualidad puedo ser la mujer que me siento, la mujer que soy. La mujer plena y hermosa que no le teme a nada ni a nadie.

Todos esos que si me cruzan por la calle me escupirían, ven una foto de mis tangas y se hacen la paja pensando en mí. Son tan enfermos y están tan pasados de leche que ni siquiera se dan cuenta de que mis tetas son cuatro pares de medias, maquillaje, una remera escotada y la cámara contrapicada.

¿Sabés por qué muestro mi intimidad sin censura y de forma gratuita? PORQUE FUNCIONA. Porque subo una foto en culo y a los diez minutos estoy hablando con cuanto pajero la vio pasar. Porque gusto, porque soy aceptada. Porque hombres que jamás me tocarían un pelo están pendientes de lo que publico.

Todo lo que escribo es falso, jamás estoy en donde digo que voy a estar. Es parte de la imagen que quiero vender. Todo es una construcción completamente redituable. Sí, es muy, muy redituable.

Salí un día a caminar conmigo, escuchá las cosas que me gritan. Dale, vení. Sé testigo de cómo mi dignidad se pierde en cada alcantarilla. Ahora leé los comentarios que me dejan en las fotos. Hasta las mujeres me elogian. ¿Vos qué harías en mi lugar?

Cuando subo una imagen y empiezo a ver cómo se llena de corazones, se me genera una adrenalina tan fuerte que me olvido de todo lo que sucede a mi alrededor. La realidad desaparece, me siento mejor, feliz. El efecto dura poco así que, cuando empiezo a caer, subo otra. Y como cada vez quiero más, cada vez tengo que mostrar más. Entiendo a la perfección este intercambio.

Los que me juzgan por lo que hago no tienen idea de lo que sucede, son la punta del iceberg. En privado tengo una fila de mensajes acumulándose. Mueren por mí, Rodrigo. Hacen lo que quiero.

Lamento que tengas que enterarte de todo de esta forma, si no te dije nada es porque no creí que fueras capaz de seguir hablando conmigo cargando el peso de la verdad.

Vos dejame vivir mi vida, yo te dejo vivir la tuya.
Y te aclaro que lo que vos hacés subiendo fotos de tu auto, de tu departamento en Puerto Madero, de tus viajes y de las máquinas en el gimnasio; no es ni más ni menos que lo que hago yo subiendo una foto en culo. Cada uno se soba el ego con lo que tiene a mano, solo que algunos tienen mayor poder adquisitivo y creen que por eso pueden dar lecciones de moral. No te confundas, vos no mostrás tu intimidad porque tenés otras herramientas, no lo necesitás.

Son todos unos hipócritas.

Luna.


Te voy a dar dos buenas noticias, que puede que me pasen posta o puede que sea que vengo fumando una banda: me chupa un huevo tu sexo y nunca me calentaste.

Tardé en responderte porque quería asegurarme de que no fuera una joda y entrara como un boludo. No lo definí nunca (guiño) y vine porque si es mentira, al no responder ya cuenta como caer, y si es verdad, quiero responder. Así que es responder o responder. Tenés un problema gravísimo, piba, y es que relacionás ser mujer casi unívocamente con estar buena y que los hombres se mueran por vos.
Entiendo que es la herramienta que tenés a mano y que te saca del pozo al que te manda cada fuckin transeúnte de esta ciudad del demonio, pero y qué si intentás construirte, conocerte desde otro lado. Si sos Luna, ya está, sos Luna. No digas más que te llamás de otra forma porque es como que yo salte y diga buen día, Aurelio Gutierrez, encantado. Nada que ver.

Te charlo porque me caés bien y porque quería decirte che bajá un cambio sos copada igual, culo al aire o cubierto. Si te quiero dar es por todo lo demás, justamente, no porque veo pasar tu culo cada 15 posteos.
Pero buen como quieras, atacame con las cosas que consumo, los músculos que tengo o los autos que manejo. Eso sí que re define a alguien eh.

Si seguís alimentando la idea de que sos un hombre con medias en el pecho, te lo vas a terminar creyendo. Y ojo ahí eh, que ser lo que odiás es más jodido que no ser lo que amás.

Si querés intentá todo este combate sola, pero te advierto que va a doler.

Beso chabona que tengas buena vida,
nos vimo.


Me gustaría saber en qué dependencia tramitaste el carnet de megapelotudo. Me sinceré, te abrí mi corazón, te conté una verdad que solo mis afectos más cercanos conocen; y me rompiste cada palabra en la nuca.

Yo no relaciono ser mujer con estar buena y que los hombres se mueran por mí, de eso se encarga la sociedad. Yo me limito a sacarme fotos jugadas para que el hámster siga girando en la rueda de banalidad en la que vivimos.

¿Y qué si quiero sentirme mejor conmigo misma? ¿Cuál es el problema? ¿A quién le importa? A mí no me da para otra cosa, eh. No soy linda, no tengo plata y mucho menos talento, ¿qué se supone que debería hacer? ¿Sacarme fotos de las uñas y esperar que me lluevan pretendientes? Tu don de gente me lo paso por el mismo lugar que la tirita de la tanga, corazón.

Qué imbécil. Los golpes bajos te los podés ahorrar para escribir una frase pedorra en tu cuenta de Twitter y que te halaguen las tres forras que te hicieron creer que sos alguien.

A mí tampoco me calentaste, eh. Nunca. O te vas a creer que cuatro músculos y la campera de las tres líneas hacen mucho por tu personalidad. Sos un boludo genérico creyéndose dios entre cientos de boludos genéricos que #gym #gymtime #lovegym #gimnasio #entrenamiento #pesas #sinexcusas #motivacion #amomicuerpo

No puedo creer que compartí el aspecto más importante de mi vida con un infradotado.

Que ni se te ocurra contarle a alguien lo que te dije. Te juro que te voy a buscar y te cago a trompadas, la pija me sobra pero la tengo bien puesta. ¿Me leíste? Sí, tómalo como una amenaza porque lo es, tan literal como se lee.

Ser lo que odiás es más jodido que no ser lo que amás, pero peor es ser como vos.

Luna.


No entendiste nada, piba. Pero ta, es evidente que hablamos idiomas distintos.
Yo no te quise ni hacer sentir mal ni jugarla de superado.
Sólo te dije que no intentes convencer a nadie de que sos mina, ni siquiera a vos.
Sos mina y punto.

No lo voy a contar porque, como te dije antes, me chupa un huevo tu sexo.

Beso, que andes bien.


Ahora me y te releo y ya no sé. Estoy tan acostumbrada a que me ataquen que perdí el criterio para separar las ofensas de las críticas bien intencionadas.

Nosotros teníamos una buena relación virtual, qué se yo, me ponía contenta tener un mensaje tuyo pendiente de lectura. Me duele en el orgullo pedirte disculpas porque no creo que las merezcas, pero perdoname, quise ofenderte y ahora estoy arrepentida.

Si ya no querés volver a hablarme lo entiendo, solo dejame decirte que la vida para mí es mucho más compleja que para el resto, y no me estoy victimizando, es tan objetivo como doloroso. Detrás de las fotos innecesariamente explícitas hay una mujer emocionalmente derrumbada. A veces siento que esos corazones virtuales son mi único consuelo.

Me venía bien tenerte de amigo.

Te mando un beso, Rodri.

Luna.


Estás pirucha pero creo que me cabe.
Me tenés, piba.
Podemos seguir hablando, pero yo voy a seguir pensando que podés prescindir de todo el decorado y vas a ser mina igual. Hoy y siempre.

El meme del EL DECORADO SE CALLA es polisémico. Y POLISÉMICO es una palabra que aprendí tipo anteayer.

Salgo pal gimnasio que el paso del tiempo me angustia y me desinfla por igual.

Beso, Luna.

Renata & Azul

Azu,
Estoy totalmente desvelada y dando vueltas en la cama como si marearme me ayudara a conciliar el sueño. El panorama es bastante desalentador en esta noche fría en la que duermo acompañada por miles de fantasmas. Hace un tiempo que tengo pensamientos atragantados entre la cabeza y el corazón, creo que llegó el momento de ponerlos en palabras antes de que un arrebato me invite a escupirlos y termine lastimándote.

Hace pocas horas estábamos en el cumpleaños de Nuria, ya no como “nosotras”, sino como el resabio de lo que fuimos. La réplica inclinada y desatendida de un original que desgastó el paso del tiempo y ahora cuelga de una pared olvidada.

Creo que lo que desató la reacción en cadena que me lleva a escribir este mail es Fernanda. Mejor dicho, Fernanda y su nueva chica. ¿Vos las viste? No pueden dejar de abrazarse, darse besos, acariciarse las manos, hacerse mimos en la nuca… no se despegaron en toda la noche, se las veía felices, desenvueltas, cómodas, disfrutando de la compañía mutua.
De un lado del sillón estaban ellas, cargando el peso mínimo que conlleva una relación que no supera un mes de vida, embobadas. Del otro lado estábamos nosotras, con nuestros tres años de noviazgo a cuestas, con la llama de la pasión extinta y casi sin hablarnos.

Nosotras éramos así, mi amor. No podíamos separarnos. Pasábamos horas hablando de lo felices que nos hacíamos. Vos no me soltabas ni cuando quería cocinar, yo cenaba encima tuyo. Estábamos veinte minutos despidiéndonos cada vez que una se iba a duchar. Teníamos el record de mantener la posición cucharita durante toda la noche.

En algún momento toda la pasión se diluyó al ritmo del paso del tiempo, ahora somos amigas que se saludan con picos y no mucho más que eso. Nos extraño. Extraño lo que éramos. Extraño que me agarres de la nuca y me comas el cuello en cualquier momento y espacio, extraño despertarme cansada de tanto coger, extraño verte estrenar ropa interior. Extraño que me hierva la sangre cuando me llega un mensaje tuyo.

Entiendo que el amor evoluciona y mantener el ritmo de los primeros meses no solo que sería imposible, también sería incómodo y desgastante. Cualquier novedad te entusiasma y te llena de ganas, la euforia en el mes treinta y siete no es más que rutina. Pero tiene que existir una forma de inyectarle energizantes a nuestro vínculo.

Ojo, yo disfruto, no es que no. Tenemos estabilidad, pasado, futuro. Nos conocemos por completo, somos incondicionales. Pero a veces sueño con revivir cada instante de esos primeros encuentros en donde le imponíamos los horarios al reloj.

Te amo, de eso no tengo dudas. Pero estamos pensando en convivir y creo que deberíamos encender la llama de la relación antes de que la rutina nos aplaste por completo.

Ojalá estés durmiendo, mi vida.

Renata.


Hola hermosa. Recién abro los ojos, te extraño ya un poco.
Tenés razón en todo todo. Yo también me sentí algo ¿incómoda? al ver a Fernanda y su novedad no pudiendo sacarse las manos de encima ni un segundo. Lo pensé camino a casa. No llegué a una conclusión súper firme pero tampoco es mi estilo. A veces me reconforta pensar que la indefinición es parte de mi encanto. Otras me cagaría a trompadas. Supongo que vos también.

En fin, lo pensé y lo que me pasó fue raro: me puso incómoda que me incomodara. Sentí que sin querer estaba juzgando y yo ya pasé, pasamos, por eso; y todo para el olvido, todo una perfecta mierda. También me dio culpa envidiarles la instancia, como si lo nuestro fuera menos valioso por haberse sostenido en el tiempo. No sé, no quiero separarme, pero no te voy a mentir, de a momentos la idea se me cruza por la cabeza. Tengo ganas de hacer cosas por primera vez y a veces soy tan necia de pensar que eso en o con una pareja sólida es imposible. No quiero que nos convirtamos en compañía para la otra. Quiero tu amor, por lo que sos y también porque no quiero exigir menos para mí.

Te voy a proponer algo con el nivel de osadía que una persona de mi edad y de mis miedos maneja: ¿nos vamos un mes a algún lado así medio al boleo? Sacamos un pasaje de ida y uno de vuelta y en el medio, bueno, vamos viendo. Sé que no nos enfilamos detrás del ‘vamos viendo’ pero puede servirnos para sentirle el gustito a lo nuevo, a lo incierto una vez más.
Ya sé que con tu trabajo esta propuesta es virtualmente imposible, pero podés tomarte las vacaciones del verano y dos semanas sin goce de sueldo. La plata no debería ser un problema a menos que vos así lo sientas.

Sería algo así como nuestra despedida a las camas separadas. Seamos el escape de la otra. Seamos la conversación de whatsapp que no queremos que nuestra pareja lea.

Yo nos pongo todas las fichas en todas las jugadas y en cualquier partida. Quiero que cuentes conmigo y quiero contar con vos para cualquier pavada y para todo lo demás.

Viajemos. Volvamos. Seamos lo que queremos ser. Hagámosle el juego al tiempo y burlémonos de la inevitabilidad de su paso, de la meceta en la que nos puso.
Quiero que nos desafiemos, así de segura estoy de lo que siento por vos.

Te escucho y te amo.

(Qué bueno poder decirse estas cosas. Andá a preguntarle a Fernanda si comparte sus miedos con la piba).

Az*l.


18 minutos de diferencia entre un mail y otro, perdoná el impulso que atropella pero me quedé intranquila y volví a leer tu mail como 5 veces.
¿Vos sentís que deberíamos tomarnos un tiempo o algo así?

Primero propongo un re viaje y ahora me acomodo a una posible distancia. Cualquiera diría que estoy loquísima. Vos lo sabés.

De vuelta, perdón por el volantazo, entré en pánico al cometer el error de releerte.
Ya me perdí y no sé bien qué quisiste decirme. Menos qué quiero decirte yo.
Esto sé: que te amo, Renata. Un montón te amo.


Mi nubecita de azúcar, yo te amo más de lo que amé a nadie, nunca.

Creo que la idea de separarse es la lucecita roja del televisor de cualquier relación, está ahí para avisarnos que el vínculo no está encendido pero sigue funcionando. Son esas ganas de meterle un dedo a la crema de la torta, de despeinar un flequillo, de pisar una zapatilla nueva.

Me pone contenta que ambas podamos ver el problema y mostremos voluntad para solucionarlo. Eso, aunque no parezca, es un montón. No sé si somos muy maduras o realmente tocamos fondo. Calculo que es una mezcla de todo y otro cachito de cualquier cosa, como la vida, como el amor.

Irnos de viaje es realmente inviable. Lo pensé, juro que me senté frente al escritorio y crucé los datos del calendario con mi cuenta bancaria, pero se me hace imposible. No es un “no” de los que acostumbro, solo para llevarte la contra y hacerte enojar (como decís que suelo aplicar), me parece una idea increíble pero no puedo. Me excede. ¿Guardamos esta opción en los pendientes? Porque me encanta.

Tengo una contraoferta. No, no es un tiempo, los tiempos son el purgatorio de las relaciones.

Quiero que tengamos una cita.

Estuve googleando: “cómo revivir una relación desgastada” (no te rías, Google ha salvado más vidas que la penicilina) y varios sitios recomiendan hacerlo. Así que se me ocurrió lo siguiente:

El sábado vamos a cenar al lugar que elijas, nos encontramos directamente ahí. Nos vestimos, peinamos y maquillamos como si fuéramos a conocernos. Nada de Converse, nada de tu bata de toalla rosa, nada del piyama agujereado que me regaló mi abuela en 2008. Prometo plancharme el pelo. Evitamos hablar de los temas de siempre, tu equipo de fútbol queda descartado y juro no citar a ninguno de mis compañeros de la redacción. De ahí nos vamos al cine. O, en el mejor de los casos, buscamos un lugar para pasar la noche, neutral y lejos de las bombachas de indispuesta y los acolchados de siempre.

¿Qué te parece?

Creo que puede funcionar. Esto sería lo básico, se me ocurren algunas sorpresas que me reservo para la noche en la que vamos a volver a encontrarnos. Quiero que nos reconquistemos.

Fernanda subió una foto de su chica a Instagram.

 

Fijate en el mío.
😉 😉 😉

 

Renat(uy)a.

(¡¿TE ACORDÁS CUANDO CERRABA LOS MAILS ASÍ?! Ves, esto ya empieza a funcionar).


Tengo papada en la foto que subiste, QUÉ DIFICIL TODO.

Bueno, dale, salgamos. Vayamos a comer. No sé cuántas emociones podamos replicar jugando a que son nuevas, pero no está mal probar.

Tengo miedo de que esto no funcione y nos caiga una ficha que yo vengo soplando para arriba hace mucho. No quiero que nos separemos. No quiero enterarme de si puedo vivir sin vos, de si vos podés vivir sin mí. No quiero. Voy a poner todo de mi parte para que salgamos a flote y nos ríamos releyendo esto en 15 años. Me voy a ir a comprar ropa, te voy a mirar toda la noche esforzándome el triple para que tus hoyuelos no me distraigan y pueda prestar atención a lo que contás. Quiero hacerte reir hasta que te salga soda por la nariz. Quiero esconderte las servilletas.

Subir una foto en la que se te vea masomenos.
Que todas las canciones me hagan acordar de alguna forma a vos, aunque sea la de las gallinas son así o la de trenes, camiones y tractores.
Usar la app de juntar caras para pensar cómo serían nuestros hijos. No importa si esto es de lo más insólito. Hace 3 años lo hice. Hoy lo volvería a hacer.

Seamos felices juntas que posta lo re necesito.
Y quiero, también.

Te amo, estúpida.
Az.


Azu,
Bueno, ahora que no me tenés que mirar a los ojos, que no tenés la presión de mi sonrisa… ¿Cómo te sentiste? ¿Valió la pena?

Te cuento mi experiencia: por momentos me sentí muy a gusto y por otros bastante incómoda. Si nos miraba de afuera pensaba: “Qué ridículas”, pero si empalmaba el momento con el corazón me daba orgullo vernos luchar contra nuestras miserias en virtud de elegirnos.
No fue nuestra mejor cena pero nunca te vi tan preciosa. Creo que mis expectativas eran demasiado altas y por eso hay un gusto amargo que no me puedo sacar de la boca, que no tiene que ver con la salsa de soja. Todo estuvo bien pero no descolló, pensé que me iba a sentir de otra manera en esta instancia.

Creo que comprendí que no va a ser mágico, repentino o inmediato. Nos va a tomar un tiempo reencontrar todo eso que perdimos poco a poco en cada día que pasó. Y acá es cuando traigo otra pregunta:

¿Querés que lo sigamos intentando?

Va a requerir tiempo, energía, otras tantas risas y probablemente muchas lágrimas. Para poner en palabras lo que decanta por su propio peso y ya venimos mencionando sin mencionar: estamos en crisis. Tenemos dos rutas posibles: remarla o separarnos. Remarla va a implicar mucho más que un consejo aleatorio que te facilita un buscador, vamos a tener que arrancar la cascarita una y otra vez hasta que deje de sangrar.

Lo que quiero decir es que separarnos va a ser dolorosísimo, pero luchar por nosotras también. Pase lo que pase, vamos a llorar. Empiezo a comprenderlo con claridad.

Por mi parte, estoy dispuesta a hacer crecer este amor. Quiero esos hijos imposibles que diseñó la aplicación. No quiero perderte, te prometo (y te lo prometo de verdad) que voy a hacer todo lo posible para encontrar NUESTRO modo de reencontrarnos, según nuestros deseos y voluntades.

Te pido que lo pienses y que, cuando tengas una respuesta, me escribas. Ya estamos jugadas. Lo que suceda de aquí en más va a doler, sí o sí.

Te amo y eso es persuadirte. Pero siempre lo es.

Renat(uy)a.


Pero no debería ser tan difícil, ¿no? Dos personas que se aman, que se conocen, que quieren estar juntas y sin embargo no encuentran la forma de que todo eso las haga felices. No debería ser tan difícil.
Quiero que hablemos esto y que no sea por mail ni impostando una primera cita. Te amo, de eso estoy más que segura, pero estamos elaborando un plan para que amarnos funcione, es lo más horrible que se me puede ocurrir.

Yo me sentí re mal, desconectada, pensando todo el tiempo en si nos estábamos salvando o no.
No sé si tengo la energía necesaria para sufrir con los dos pies adentro. Tenerte y estar triste por vos es un lujo que no me quiero dar. Tenerte y estar triste por vos me parece sádico.

Y ni siquiera puedo pensar en que vos estés triste y que sea por mí.

Hablemos, si querés mañana en tu casa o en la mía o en algún lugar neutral en donde no nos importe que nos vean llorar. En mi caso, cualquiera menos la casa de mi abuela sirve.

Estoy tan angustiada que tengo miedo de no poder hilar dos palabras.
Pero te amo.

Besos.


Sí, debería ser difícil, uno solo valora lo que le cuesta y esto no es una sorpresa para nadie.
Mañana a la mañana te escribo y arreglamos para encontrarnos. Apuesto a nosotras.
Te amo.

Renat(uy)a.

(Fernanda escribió un estado romántico en Facebook, pero yo te curé mil veces las rodillas ensangrentadas después de los partidos. Y deseo va con “s”.) ♥

Patricio & Lisandro

Estimado,
Le escribo porque, como puede o no saber, fui padre el jueves pasado, día que me ausenté junto con el viernes consecutivo. Tal y como indica la ley y la política de nuestra compañía, los días otorgados por paternidad (2) los he cumplido. Sin embargo, quería solicitarle por este medio si puedo tomarme toda esta semana también. Si quiere consulte con mi jefe directo, Omar Castillo. Lunes y martes deberían corresponderme por horas extras todavía no pagas, pero para el resto de la semana requiero de su autorización.
Mi hijo es muy chico y es el primero, sabrá entender que estoy embelesado.
Puedo intentar hacer las cosas que se manejan descentralizadas desde mi casa.
Dos días es realmente poco, mi hijo estuvo jueves y viernes en observación, con lo cual estuve recién ayer con él. Comprendo que debe ser un reclamo que surge seguido y que usted no puede modificar el marco legal que engloba a la empresa, por eso es que solicito su permiso excepcional.

Le mostraría una foto pero sería sesgarlo 🙂

Aguardo su respuesta, entonces y disculpe que le escriba un fin de semana. Ayer estuve completamente dedicado a y encantado con la novedad.

Saludos cordiales,
Patricio.


Estimado Patricio,
Primero y principal quiero otorgarle mis más sinceras congratulaciones, que sea muy bienvenido el nuevo integrante de la familia.
Como usted bien sabe, los días por paternidad que le corresponden le han sido otorgados y ha sabido cubrirlos. Las contemplaciones particulares no son tenidas en cuenta, la ley es clara y rige para todos por igual.

Al mismo tiempo, en esta época de año crucial para el cierre de balances no estamos haciendo uso de las horas extras, por lo que lo esperamos para reincorporarse a su labor el día lunes a las 9 AM.

Saludos cordiales,

Lic. Lisandro M. P. Roncolini
Director de Recursos Humanos
HR director

Engineering Solutions Team S.A.
Av. Elvira Rawson de Dellepiane 350, Puerto Madero.
+54 11 7589-0214


Buenos días. Le respondo hoy miércoles habiéndome reincorporado a mis labores. Decidí no tomarme la semana dado que la ley indica que no me corresponde y usted bien avala. De todas maneras, lunes y martes me quedé en mi casa con mi hijo porque “no estamos haciendo uso de las horas extras” me resultó un tanto descortés y contradictorio de su parte. Las horas por fuera de las dispuestas en la jornada de cada empleado deben pagarse con su correspondiente 50% adicional o, en su defecto, brindar días compensatorios que igualen el monto. Eso también está legislado y no hay artículo que aparte de ello a los picos de trabajo, a los cierres de balances. El sólo una decisión de asentir o negar, como con todo.

Si usted así lo quiere, podemos concretar una reunión con mi jefe directo y su persona para limar estas asperezas. Yo no puedo prescindir de la plata que implican dos ausentes en mi salario general, pero tampoco puedo ponerme siempre debajo de su zapato y acatar lo que venga. Estoy contento con la compañía, creo que ustedes también; pero nos resultamos más necesarios que otro adjetivo más, pongamos, fresco. Nos necesitamos y no deberíamos ponernos palos en el camino.

De ningún modo quiero sonar amenazante ni engreído, sólo pretendo que el ambiente de trabajo sea lo más claro y ameno posible.

Muchas gracias por sus felicitaciones, estamos realmente encantados.

Aguardo su respuesta y si no, como siempre, segundo piso cuarto box.

Saludos cordiales,
Patricio.


Estimado Patricio,
No me toma por sorpresa su accionar, la actitud desobediente y desafiante ha sabido definirlo dentro de esta compañía desde el primer día. En reiteradas oportunidades supimos solicitarle que llegue a horario, que coloque la firma en su e-mail según dicta el reglamento, que cuide las tonalidades de color de sus corbatas, que no reciba paquetes de compras que realiza por Internet en nuestro establecimiento; pedidos que fueron obviados con esa impunidad incansable que lo caracteriza.
La ruta de las legislaciones la conozco de memoria, pero, si me permite, que la legalidad no le tape el bosque. Hay un ascenso que lo esquiva y encuentra a cada uno de sus compañeros, circunstancia no casual. Usted está ocupando un cargo chico con un sueldo menor al que merece debido a su inconducta. Por fuera de la burocracia está el mundo de la competitividad laboral, tierra fértil que dejó perecer y hoy es un terreno baldío con nulo potencial.
Su situación ha sido evaluada en más de una oportunidad por la gerencia y nos encontrábamos en vistas de tomar una decisión drástica cuando la feliz noticia de su paternidad nos obligó a poner un freno espontáneo, por varias razones que no merece la pena mencionar.

No creo que sea necesario concretar ninguna reunión ya que cualquier aspereza se subsana revisando su historial. En esta compañía, la frase “Y bueno… es Patricio” explica muchas cosas. Su falta de ambición es su propia condena.

Ahora, a título personal, quisiera redactar algunas palabras que espero le sirvan.

Empiece a acostumbrarse a ser un mal padre. Cuando nació mi primera hija también renegué de los dos míseros días para compartir con ella. Después comprendí que ese era presagio de una vida colmada de voluntades truncas y ausencias imperdonables.

Ser el “padre WhatsApp” que observa la vida de sus hijos a través de las fotos que les saca la madre no es ningún título noble. Ya ni me duele ausentarme en actos escolares, cumpleaños, enfermedades, vacaciones; mi presencia es un holograma que solo puede materializarse cuando la agenda laboral lo permite, y no me lo permite nunca. Y aclaro que no me duele porque mis hijos están tan acostumbrados a mi modo de proceder que hasta Sol, la menor, dejó de llorar porque le hago falta. La angustia se transformó en resignación, tanto para mí como para ellos.

Cuando Guadalupe salió campeona de patín yo estaba en un congreso en Sídney. Cuando Matías perdió la final de la copa de su club de fútbol yo estaba en un workshop en La Usina del Arte. No me acuerdo ni qué dijeron en el workshop pero no me olvido de que perdió y no pude contenerlo.

Tengo la suerte de tener a la esposa más maravillosa que sabe suplir todas mis carencias; a mí me toca la parte de poder pagar los mejores patines de competición, los botines que usa Messi o las entradas para un espectáculo infantil de vacaciones de invierno que: “no sabés la alegría que le da a Solcito ver a los muñecos en el escenario”. No, no lo sé. No lo voy a saber nunca.

Me extralimité, le pido mis más sinceras disculpas. Solo espero colaborar con la causa.

Saludos cordiales,

Lic. Lisandro M. P. Roncolini
Director de Recursos Humanos
HR director

Engineering Solutions Team S.A.
Av. Elvira Rawson de Dellepiane 350, Puerto Madero.
+54 11 7589-0214


No sé cómo es que se autoconvenció usted de que es una persona exitosa cuando, evidentemente, por su trabajo ha resignado todo lo demás.
Así como destaca las atribuciones que me he tomado, debería también considerar los incontables días que me quedé hasta pasada medianoche en mi cubículo preparando presentaciones que no daba yo. Puede buscar los tickets de los taxis de vuelta.
Su error, si me permite, es pensar la ambición como una cualidad inexorablemente vinculada a crecer laboralmente, a hacer carrera acá adentro. Yo tengo grandes planes, no se confunda. Pero no para hacerle rebalsar su bolsillo.

Uno siempre elige. La vida no es sino una sucesión de decisiones. Y así como decidió casarse con una mujer maravillosa hace varios años, también priorizó estar en la Usina ese día. No pretendo contra-moralizar todo lo que expuso, menos aún con los fantásticos pero módicos 8 días de paternidad que llevo. Pero me prometo hoy y para siempre que mis hijos van a ser lo primero.

Le ahorro la indemnización (de alrededor de 120 mil pesos) y le presento, este mismo lunes, mi telegrama de renuncia.
Yo necesito el trabajo, el ingreso fijo, pero no en estos términos. Trabajar para alguien que no merece la fuerza y la energía de uno tiene el peor de los rebotes, el castigo personal.
Si así lo quiere, capacitaré a mi reemplazo, pero estimo que, como siempre, ya habrán hecho una búsqueda interna.
Copio a Omar que ya está al tanto de la situación y a quien, me permito decir, voy a extrañar mucho. Uno entra por la empresa y se va por su jefe. O, en este caso, el jefe de su jefe.

Disculpe si me sobrepasé pero, bueno, “soy Patricio”.

Le dejo aquí abajo mi firma. Verá que, al fin y al cabo, no le genera ni un ápice de satisfacción.

Patricio D’ Angelo
Compensaciones y Finanzas

Engineering Solutions Team S.A.
Av. Elvira Rawson de Dellepiane 350, Puerto Madero.
+54 11 7589-0224/25


¿Y cuáles son sus grandes planes, estimado Patricio? ¿Comprar pañales con su valentía? ¿Pagar los impuestos con su proeza? ¿Solventar una obra social con su don de gente? ¿Mantener una familia con sus ideales?

Usted es un irresponsable, se comporta como un adolescente atrapado en el cuerpo de un adulto caprichoso e idílico. Estamos los que nos adaptamos al sistema y también están los que nos limpian los vidrios de los autos en los semáforos.
Esto demuestra que cada uno lleva el estilo de vida que quiere. Tuvo su oportunidad con nosotros, la vendió barato y prefirió actuar como un niño bajo una piñata: de forma abrupta e impulsiva.

Usted es un irresponsable.

Lo envidio profundamente.

Cuente con nuestras más positivas recomendaciones y mucha suerte para este nuevo camino que emprende.

Atentamente,

Lic. Lisandro M. P. Roncolini
Director de Recursos Humanos
HR director

Engineering Solutions Team S.A.
Av. Elvira Rawson de Dellepiane 350, Puerto Madero.
+54 11 7589-0214

Juanjo, Leo & Ari

Recién llegadito a Madariaga y todo maravilloso como soy puedo contarles que la locación es INCREÍBLE. Pusieron una fortuna en producción y a eso le agregaron otra encima, no sé de dónde sacaron tantos billetes. La casa en donde empiezan a rodar es una construcción antiquísima, una reliquia, en un rato subo fotos –ATENTOS– Nos mostraron bocetos de lo que quieren y voy a estar pintando zombis todo el fin se semana, miralo al maquillador PROFESIONAL de efectos especiales cómo la pegó ***Hollywood ya te siento***

¿Cómo están mis solcitos? Ya los extraño, amores.

Voy a ser un hincha pelotas, lo sé, pero si no escribo esto me estalla la vena de la frente.
Esta mañana cuando me desperté el departamento era un desastre pero apocalíptico, la película se podría filmar ahí tranquilamente. En la mesa no había espacio ni para apoyar el mate, me encontré con restos de sus respectivos desayunos y botellas, apuntes, desodorantes, el charango, una bufanda de plumas (¿?) y millones de etcéteras.
Leonel, te dije mil veces que si dejás el queso crema fuera de la heladera se fermenta. Juan José, si apoyas el toallón mojado sobre la silla de madera se va a terminar pudriendo.

Esto ya lo hablamos hace dos semanas, cada uno aceptó sus culpas, yo prometí ser menos obsesivo pero –BREAKING MOMENT– ustedes prometieron ser más prolijos. Me paso el día ordenando y ahí vivimos los tres, no es justo.
Tenemos que considerar seriamente contratar a una chica para que limpie, aunque sea una vez por semana. Sé que ninguno se lava el culo con dólares como para andar haciendo gastos extra pero yo no puedo asumir toda la carga, necesito ayuda. Y por lo visto ustedes no tienen intenciones de colaborar. Si no cambio las sábanas no lo hace ninguno y el olor a huevos que termina habiendo es insoportable.

A ver, sé que están poniendo voluntad. Juanjo te agradezco que ahora te saques las medias y los botines en el balcón, Leo aprendiste a usar el lavarropas y hasta tenemos fotos de tu iniciación, eso está muy bien. Pero vamos, un poquito más. El: “después lo hago” siempre termina encontrándome lavando platos al otro día. Todo es después, ¡paren de despuesdearme! AH NO EL PUTO AHORA INVENTA PALABRAS *PULITZER IS COMING*

Por favor, en estos tres días de ausencia extráñenme pero LIMPIEN, ACOMODEN, HAGAN ALGO. Leo si invitás al hippie roñoso que no suba los pies en la mesita ratona, asco.

Los amo más que a mi paleta de sombras, mis caramelitos preciosos.

Ariel.


Hola wachito lindo, te escribo en nombre de los dos.
Nos alegra que la locación sea Beyoncé. Ah, anteayer Leo determinó que para decir que algo es espectacular tenemos que usar Beyoncé. Yo ni sabía que era con tilde, me lo está corrigiendo mientras escribo esto (nota del editor: vivo hace 2 años con un par de putos hermosos y no aprendí estas cosas, no tengo remedio).

Escuchá, tenés toda la razón del mundo y no quiero decirlo en el sentido de qué paja esta charla otra vez, asintamos y ya. Te juro, juramos, que vamos a tratar de ir por el camino del Señor (?).

Lo que hablamos es que sí estaría bueno que contratáramos a una chica aunque sea una vez por semana, cosa de mantener la casa habitable y acercarla más a la idea de Hogar AH RE QUE LO HABÍA MORDIDO LAURA INGALLS.
Escribo esto y Leo no sabe quién es. Voy a tramitar la jubilación o morir. Vos sabés, ¿no? Odio a la juventud.

En fin, el caso es que, como hace un par de meses estabas medio justo y empezaste a dejar de pagar arnet y gas, pensamos que por ahí estaría bueno que te hicieras cargo vos. Onda, te bancamos siempre, hasta que alguno se case o lo secuestren y no podamos/querramos pagar el rescate; pero es un poco incómodo o injusto seguir sumando gastos y dividirlos entre Leo y yo.

Serían, ponele, 4 horas por semana. Masomenos una luca por mes creo. Hay que averiguar.

Buen, eso. Y lo último, y sólo de mi parte: al hippie que se baja Leo hay que prohibirle la entrada o encerrarlo en la ducha tres días corridos.

Te amamos, nunca nos faltes, si hay catering encanutate algo en el bolso. Si hay solteros beyoncé, sacá número; si hay minitas, foto para yours trully.

Besos bombón.


¿Beyoncé? ¿Retrocedimos una década y yo no sabía? Selena Gómez, quizás quisieron decir SELENA. No me depriman la tanga, los dejo tres días solos y me desactualizan el closet, no puedo estar en todo, presten atención.

El rodaje está tomando mucho más tiempo del esperado, me preguntaron si me podía quedar una semana más y respondí ME FIJO EN LA AGENDA Y LES CONFIRMO aaahhh nnnooo. Onda lo único que tengo anotado es ir a la fiesta Plop el viernes y encima en una hoja de papel higiénico –AI ESTA FAMA QUE NO SE QUITA–
Parece que seguimos, voy a tener que lavar calzones a mano porque no me van a alcanzar, LA horror.

Yo sé que ustedes están bancando a este sanjuanino que no tiene dónde caerse muerto y ni siquiera me lo hacen notar, son mis bombones preciosos. Con esto de la película voy a ganar lo suficiente como para vivir un tiempo, creo que llego a pagarle a la empleada. Les juro que estoy moviéndome como nunca para hacerme conocer, jamás me tomé un trabajo tan en serio, estoy en TODO. Pero literal, cuando termino los maquillajes ayudo a las de arte, les doy una mano a los de peluquería, traslado vestuario, todo. Quiero que me conozcan, hacerme ver, generar contactos. Ya repartí varias tarjetas, si me ven no lo podrían creer. Hasta vino a charlarme un continuista y le corté el rostro pero con una impunidad tajante, onda NO MOLESTES CHIRUZO MAMÁ ESTÁ TRABAJANDO PARA ALIMENTAR A SUS OCHO HIJOS, retirate de mi vista, purpurina para vos.

A todo esto vino el niño del director de visita y anda rompiendo las pelotas por todos lados. Lo agarré, le maquillé una cicatriz enorme en el brazo y ENLOQUECIÓ de emoción, se la fue a mostrar al padre. Diego me preguntó el nombre y me felicitó. -EL DIRECTOR SABE CÓMO ME LLAMO- Estrellato<YO Este premio se lo dedico a todos los que me clavaron el visto.

Bueno, sí, limpien. Mucho. La ducha también hay que limpiarla, eh.

Otra cosa: Juanjo, me hiciste enojar. Sí, sé quién es Laura Ingalls, de chico le envidiaba los vestidos. Pero no me podés decir que te mande fotos de las “minitas”. En este último año te pasé al menos 10 (diez) contactos de conocidas y jamás les hablaste. Solo las agregás al Face y te quedás mirando como tus huevos envejecen (perdón, está re burda hoy LA Ariel) (ME ACABO DE DAR CUENTA DE QUE SOY LA SIRENITA –MEGA BREAKING MOMENT–)

Lo único que escucho de vos es que hace un año te dejaron a menos de un mes del casamiento, y ahí te quedaste, detenido en un pasado doloroso que ahuyenta cualquier posibilidad de felicidad contemporánea. Esto lo hablamos varias veces con Leo, pasa que es miedoso y jamás se animó a decirte nada (((re que escribo porque estoy a cientos de kilómetros de distancia))). Ser puto no es ser cagón, lo más terrible que nos hicieron fue asociar a la homosexualidad con la cobardía. Así que yo no voy a ser un “puto”: a veces sentimos –LEÉSELO A LEO Y QUE NO ME DESMIENTA PORQUE LE QUEMO LAS CAMISAS ENTALLADAS– que te estás refugiando en nosotros, que somos tu lugar seguro. Me fascina que salgas conmigo pero jamás vas a conocer a una chica en un boliche en el que una drag queen te enseña la coreo de Let’s Have A Kiki desde el escenario. Nosotros te recibimos, te amparamos y estamos felices de haberte conocido. Pero ya es hora de que rompas el cascarón.

Una de las cocineras del catering está soltera, ¿te paso su Face? ¿LE VAS A HABLAR? Es linda, todos le halagan los ojos celestes pero yo le pregunté si el cucharón lo había comprado en el barrio chino. Aparentemente a los hombres les resulta atractiva, cómo saberlo.

En fin, por favor LA HELADERA TAMBIÉN SE LIMPIA hago desmayo de pensar en lo que van a hacer en mi ausencia, que Leo siga tomando en frascos de mermelada y NO TOQUE los vasos.

Les adoro y ya huelo mi fama, señores.

Ari.


Ya sé que vengo estancado, pasa que no siento ganas de estar en serio con nadie. No es que me refugio en ustedes, me da paja salir exclusivamente a conocer gente y que me aprieten la mano o me miren ‘asì’ cada vez que pasa una mina. A ustedes no les gustan todos los tipos, a mí no me gustan todas las minas. Por eso me la paso en mi casa o con mis amigos y, oh casualidad, ustedes son mi casa y mis amigos. Te juro que muero por querer conocer minas, pero estoy como asexuado boludo. ¿Nunca te pasó? Cuando las cosas se pudrieron con Leo y decidieron -¿decidió?- que mejor ser amigos; ¿rebotaste del piso así de una y te reincorporaste a la vida? Para mí cada día son 100 metros llanos, no sé, no puedo ver la maratón, no me imagino mi futuro con nadie pero me aterra morir solo.

Es terrible la presión que siento de estar en pareja otra vez. Todos me preguntan por las minas, con quién salgo, que seguro tengo algún filito que no quiero revelar. Estoy más solo que el productor de tu obra con olor a chivo.

Ya se me va a pasar. Es cuestión de despertarme un día, abrir la persiana y no pensar en ella. Un click, que le dicen.

Por acá todo bien gordito, te adjunto foto de la casa, vas a pensar que saqué una captura de la web de Harpers Bazaar.

Te extrañamos y las sábanas no se cambian solMENTIRA.

Está el hippie tóxico en la otra habitación pero no te hagas drama que cuando se vaya tiro Lysoform.

Weee re lleno de chivos este mail. Filtralo a ver si alguien nos pone guita.
Beso gordo, te queremo.


Leí gordo y dije WHAT pero era el beso, OK MEJOR ASÍ porque mi figura sigue tan esbelta como siempre <— drama queen.

¿Yo? ¿Asexuado? Mi cielo, de pendejo tenía acné, ahora no me puedo dar el lujo de estar asexuado después del hambre que pasé. Te entiendo pero no te voy a palmear la espalda, no de nuevo. Ese click que necesitás no va a suceder mágicamente si no te ponés los huevos que te olvidaste en la mesita de luz de tu ex. Esto no es menor, empiezo a preocuparme. No tenés que imaginarte un futuro con nadie, PARÁ UN CACHITO, con que salgas una noche a desempolvar la pija basta y sobra. Se sigue adelante sobre la marcha, vas a cogerte mil errores hasta que alguna te despierte ese: “le voy a escribir para ver qué hace”. Pero tenés que hacerlo. Nadie superó a nadie mientras se acomodaba en la tristeza y esperaba un milagro. Ah no ESTOY INSPIRADÍSIMO, te hice mil goles en el sentido común.

CHIRUZA A MI NADIE ME DEJÓ NUNCA OKEY? A Leo lo hice volar yo, ¿ESTAMOS? Bueno, ya me como un caramelito a ver si me calmo. Con Leo tuvimos una ruptura inevitable después de millones de batallas que desgastaron la relación hasta pudrirla, ya ni sé quién dejó a quién, cualquiera de los dos lo hubiera hecho tarde otro temprano. Los primeros seis meses NOS ABORRECÍAMOS, nos hicimos la vida imposible. Yo no paraba de llorar y él me llamaba para insultarme todas las noches. A medida que fue pasando el tiempo pudimos decantar la mierda y quedarnos con lo mejor. Al año me quedé sin trabajo y no tenía cómo mantenerme, estaba desesperado, no podía pagar ni la pensión en la que vivía. Fui a pedirle plata para volver a San Juan (él era lo único que tenía en Buenos Aires) y me vio tan flaco y desmejorado que me invitó a vivir con él, como amigos. Yo acepté porque la idea de volver a mi pueblo me coagulaba la sangre (él lo sabía). No sé ni cómo pero logramos adaptarnos. Bah, sí sé cómo: VOLUNTAD, GANAS, FUERZA, ATENCIÓN. Nos pusimos al servicio de cumplir un objetivo: llevarnos bien. Y OH CASUALIDAD, funcionó. Ahora le cocino al hippie, QUIÉN TE HA VISTO Y QUIÉN TE VE.

Vos, sentado en el sillón pensando en que un día te vas a despertar curado, estás desperdiciando tu vida. Ponete a laburar en tu bienestar, Juan José.

Me puse re serio, GUÁCALA.

Vi la foto del departamento y los felicito. Podría criticar varias cosas, pero de todas formas me sorprendió el trabajo. Se ganaron un peteNI LO SUEÑEN, CARIÑOSITOS.

Te juro que los extraño, extraño todo eso que odiaba, son un mal necesario.

Te dejo que anoche al director se le ocurrió filmar una escena que no estaba en el guion A LAS TRES DE LA MAÑANA y nadie quería ir pero la gauchita sanjuanina siempre dispuesta dijo AQUÍ ESTOY JEFECITO PA`SERVIRLE y me colgué maquillándole moretones a la protagonista. Pobre piba, le hicieron levantar una rama cuarenta veces. Qué drogadictos que son los cineastas. Muero de sueño.

Te amo. ¿El otro sigue vivo? Que dé señales, POR FAVOR CAMBIEN EL REPASADOR QUE YA PASÓ UNA SEMANA.

Ariel Corazón Incansable wwwwwwwwweeeeeeeeeeeeeeee


Bueno, mañana ya llega la yuta y tengo que ponerme a limpiar pero igual te cuento que el sábado voy a comer con Emilia, la que tuve el quilombo de mismo código de retiro en OCA; ¿te acordás?
Le escribí una boludez porque no sé no decir boludeces si alguien me interesa.
En fin. Tampoco es que volví a creer en el amor, pero le estoy dando la cabida que puedo.

Gracias wachito.

Te espero con budín****
*no casero
*comprado
*en Coto
*anteayer

Naaa, te hago alguna pavada rica que las comidas en los sets son como para incurrir en la bulimia.

Abrazo!


Ya estoy en viaje pero NO ME AGUANTO, ¡¡¡NO ME AGUANTO!!! ¿Tanto voy a exagerar? SÍ.

Resulta que mientras empacaba #empacaba me llama un asistente y dije AI NO QUÉ HICE, SOLO LE SOSTENÍA EL PORRO A MI AMIGO SEÑOR JUEZ. Me lleva hasta el tráiler del director y adentro estaban teniendo una reunión, -missing scenes-, conclusión: están tan conformes con mi trabajo que me ofrecieron sumarme al equipo de la nueva película de Diego. Les dije: lo voy a pensar.

NAAAHHH les dije SÍ, ¡¡¡OBVIAMENTE!!! La pre-producción está en marcha por lo que empiezo a laburar YA, voy a coordinar la parte de maquillaje y efectos (es la adaptación de un cuento de hadas), NADA DE CHE PIBE, VOY A PODER OPINAR ¿ENTENDÉS? Onda sacale esa sombra celeste que la protagonista no atiende en una peluquería de barrio.

Estoy que se me sale el corazón por la boca, literalmente estoy llorando en este instante. LA ARIEL HACIENDO ESCENAS DE LLANTO EN LUGARES. Mientras me decían las condiciones y lo que iba a cobrar solo podía pensar en mi mamá y hermanitos, voy a poder traerlos para que conozcan Buenos Aires, les voy a cumplir el sueño. Tengo las manos transpiradas y los ojos estallados, no sabés lo que significa esto para mí, le llegó la oportunidad al sanjuanino comebarro.
Amores voy a poder pagarles lo que les debo, por fin, eso me llena de felicidad y orgullo.

Esta noticia hace que todo lo que atravesé para llegar hasta acá valga la pena.

En unas horas los veo y qué bueno que llego antes de tu cena del sábado porque sos capaz de combinar jean con jean.

Los amo,

Ariel. Acabo de suspirar muy profundo.

 

Este intercambio se imprimió y se cosió a varios otros que podés encontrar en nuestro primer libro.  Conseguilo hasta el 6 de junio acá.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén