Luciano & Macarena

No te entiendo, Luciano. ¿No se te para la pija dos veces y entonces resolvés no hablarme más? ¿Posta pensás que así se solucionan las cosas?

Yo te dije que para mí no era importante, no pasa nada, no me molesta no coger; pero quería que te quedaras a dormir o por lo menos a comer.

Y si no es eso lo que te molesta, si es que no querés estar más conmigo más allá de lo que pasó, plantate y decímelo como corresponde. Tenés 27 años, no sos un nene, no se manejan así los problemas.

Me enoja que todo lo encares ignorándome hasta que yo reaccione y te ultime. Me da bronca, me pone triste también. Todo me molesta más que que no se te pare un par de veces. Y si tenés algún otro problema por fuera de nosotros también me gustaría que me contaras, así puedo ayudarte o por lo menos escucharte, contenerte.

Ya estuviste en pareja, no te estoy pidiendo nada de otro mundo, sólo que te abras y podamos hablar las cosas. Y que si no querés estar más conmigo, tengas los huevos bien puestos y me lo digas. No creo merecer menos.

No creo merecer estos desplantes.

Así que cuando quieras hablar, tenés mi mail, número, dirección, llave, todo.

No te borres, no seas un pelotudo.


 

No sé qué me pasa, Macarena. No sé. No todos tenemos esa claridad mental de la que te jactás constantemente para descifrar (como si fuera un problema matemático) qué nos molesta, de qué forma y cómo podemos hacer para solucionarlo. NO SÉ.

No me quiero separar pero la relación me hinchó los huevos, no tengo ganas de hacer nada, estoy harto de todo. Me iría a la mierda pero al mismo tiempo solo espero que pasen los días rápido. ¿Para qué? Para nada.
No sé qué explicación darte, estoy mal y punto. Es una etapa, qué se yo.

No te voy a arrastrar en esto conmigo. Dejemos de vernos por un tiempo. Encima te ponés en investigadora y es peor, ¿nunca te pasó de desconocerte adentro de tu cabeza? ¿Que todo te parezca aburrido? ¿Que nada te llame la atención?
Me llena de paja tener que andar dándote motivos cuando ni yo sé por qué me despierto así.

No hay otra mina, no hay un problema grave, nada me pasa, me pasa todo.

Estoy cansado. O triste. Es lo mismo. 


 

Descreo de los tiempos. Dejemos de vernos y punto. Lamento que estés cansado o triste o las dos, pero no es justo que me trates así por un mambo tuyo. Me podrías haber dicho esto de bastante mejor manera, y a ver si podía hacer algo para ayudarte.

Pero elegiste mandarme a la mierda y quedarte pensando solo en todo lo que te molesta, te fastidia, que no sabés ni siquiera qué es. No me pasó pero no me parece descabellado. Y me encantaría estar para vos, que me dejaras entrar.

Te llena de paja así que tranqui, no te rompo más las bolas. Yo ésta la miro desde casa, Luciano.

No es un momento ni un episodio. Siempre estás amurado para conmigo. Respiro y ya te hinchás las bolas. Te propongo salir y te jode, te propongo quedarte y te jode.

Esto somos. Sos.

Ojalá puedas resolver todo. Te lo deseo genuinamente. Yo, repito, no merezco esto.

Que seas muy feliz. No me hables nunca más.


 

No puedo lidiar con tus enojos, con tus decepciones, con todo lo que debería haber hecho de tal forma porque “tal forma” es la correcta.

¿Qué querés? ¿Una separación de manual? Yo siento esto entonces vos sentís esto y bla bla bla. Ni siquiera sé si me quiero separar.

Hoy fui a jugar al fútbol y perdimos. Me puse a llorar en el vestuario. Me chupa mil huevos haber perdido.

Bancar los trapos al otro es otra cosa, Macarena. Si tantas ansias de iniciar tu soltería tenés, andá y enamorate del primero que se te cruce, como hacen todas las nuevas solas con separaciones medio flojas de papeles. Cogé con alguien que sí se le pare y sé feliz. Creete el cuentito de que no me necesitas mientras pensás en mí y se te achica el estómago.

Mientas tanto yo voy a seguir en esta.

Capaz no te lo dije pero que me acaricies la boca era lo único que me hacía bien en este infierno que es mi vida ahora.

No sé qué es abrirse, no sé qué estás esperando que haga, no me voy a enrollar en tu acolchado de mariposas a hablar de mis sentimientos. Pero lo que sí sé es que yo NUNCA te hubiera soltado la mano en un mal momento.

Ojalá que el próximo pelotudo te haga feliz, háblale del pelotudo anterior que no se abría. Como si fuera tan fácil.


 

Vivo intentando acercarme y vos vivís maltratándome. Seguís maltratándome.

Cómo podrías soltarme la mano si nunca me la diste.

Te deseo lo mejor, pero hasta acá llegamos.


 

Estoy yendo para tu casa. Si me vas a dejar definitivamente, decímelo en la cara.

 

 

Anterior

Luis & Silvina

Siguiente

Chini & Liz

12 Comentarios

  1. Paula

    YYYYYY? que pasa despuéss?

  2. .

    “Estoy yendo para tu casa. Si me vas a dejar definitivamente, decímelo en la cara.”

    Me rei en esa parte. Me encantó. Es ahí cuando los sentimientos se cagan de risa de las redes sociales. ♡

  3. Suerte a Luciano, nunca es tarde para aprender a hablar de los sentimientos… yo aprendí a los 33 y ahora se me complica callarme… asi que si alguno tiene tiempo para un café me avisa 😉

  4. Sergio R.

    “La mujer debe sonreír y callar” dice el dueño de uno de los cerebros más quemados por ácidos de pésima calidad. Ojalá Maca aprenda que el silencio es a veces la mayor elocuencia, y Lucho entienda que las patadas en el culo duelen pero siempre empujan para adelante. Sabe Dios que ambas cosas me costaron y me cuestan.
    Gracias por otro viaje genias!

  5. Muy bueno. Tendrían que haber puesto las fechas de los mails por la sencilla razón de que si entre el primero y el último hay dos días o quince la cosa cambia.

    Primera vez que no funciona: ok, tiene un problema. No pasa nada.
    Segunda vez -seguida- que no funciona: Se calentó con otra pero no quiere soltar a la chica segura.

    Pasan quince días: la otra lo plantó por pelotudo. Corre a la casa de la posible ex para recuperarla.

    Ojo, va a ir con artillería pesada y no va a escatimar las frases hechas del repertorio amoroso. Desde luego el “decímelo en la cara” es parte de su estrategia.

    Lu

  6. maria

    Necesito que hagan la continuación de este cuento como con el de Bryson y Amalia.
    Se los pido por favor!

  7. Mafi

    Ufff, hace casi un año que estoy con un “no sé”, pasando una crisis existencial a sus casi 40 años. Nunca mejor retratado la desesperación y hartazgo de estar con alguien que sabe que quiere pero que quiere todo.

  8. Agostina

    Las descubrí hace un tiempito y no puedo dejar de leerlas. ¡ES HERMOSO LO QUE HACEN! simpleza y complejidad en una sola. A esta particularmente la tuve que imprimir, identificada de pies a cabeza.
    Nunca dejen de escribir! vuelen alto ❤️

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén