Santi & Lupe

Fue así: en un momento me acerqué a la barra para comprar un gin tonic, viste que el bar estaba estallado. Justo quedé al lado de un flaco, Andrés. Cruzamos un par de miradas y me preguntó qué iba a tomar, la típica. Igualmente buena onda, pero atajate esta: ES CIENTÍFICO. Mega KEEE. Cuando me lo dijo pensé que me estaba boludeando porque: ¿y dónde están tu guardapolvo banco y tus lentes ñoños, científico? Pero no, un pibe re normal, onda así como cualquiera. No te dabas cuenta.
La cosa es que es becario del CONICET y labura haciendo investigaciones, me explicó pero imaginate que en situación de bar le entendí la mitad. Fue rarísimo, pero fue raro porque no fue raro. No sé cómo explicarte, sabe bocha de todo y me tiraba data re específica sobre las cosas pero no era aburrido. Me hacía cagar de la risa con boludeces, capaz empezaba a hablar de un tema re complejo pero me daba ejemplos super simples y te juro que era interesante. No me hizo ni una pregunta de las típicas, o un par, pero después estuvimos horas hablando de cosas que nada que ver con nosotros. Hasta hizo un mini experimento con un limón (¿?).
Cuando viniste a preguntarme si volvía con ustedes justo me estaba invitando otro gin tonic, la verdad es que no me daba irme. No le dije que eras mi ex novio por las dudas, para que no piense cualquiera. Estuvimos como hasta las seis de la mañana, después me acompañó a la parada del colectivo y chapamos, RE lindo beso. Yo no lo podía creer.
Me pidió el teléfono y ahora me está hablando, me invitó a cenar a la casa. ¿Qué decís que haga? ¿Voy? El flaco me cae super pero tengo miedo de que el bar haya hecho mucho por su imagen y que en realidad sea un embole. O peor, de quedar como una boluda, yo no sé nada de nada, soy lo menos culta que existe. ¿Mirá si digo cualquiera y quedo como una analfabeta?
¿Cómo cogerá? Tipo, ¿tirará datos sobre el látex mientras se pone el forro? No sé qué hacer, ayuda.

En noticias no relacionadas, Emma es hermosa. Me encanta verlos juntos y que se lleven tan bien. ¿Qué van a hacer para las vacaciones?

No sé ni cómo pero después de todo lo que pasó entre nosotros logramos tener una amistad, el mérito es enorme. Estoy muy feliz.

Ahora decime qué hago con Andrés.

Besote,

Lupe.


 

“Fue raro porque no fue raro”. Se te cayó el estar hasta las pelotas en esa oración.

Mi consejo o como quieras llamarle es que salgas a comer con él pero no vayas a comer a la casa. No sé, por las dudas, si es un ganso te podés ir más fácil de un restaurant que de su living.

Me gusta leerte enganchada y a la vez me resulta raro saber tanto de esta parte de tu vida. A ver, no me revuelve sentimientos ni me hace reconsiderarnos, me gusta ser tu amigo y tenerte de amiga, me gusta que te puedas llevar bien con mi chica y todo; pero no sé si soy el más idóneo para orientarte sobre qué hacer con otro chabón. No quiero pecar de sobreprotector o posesivo y no me quiero ortivar con el tema tampoco.

Es rara la posición y la disyuntiva. El punto es que capaz es mejor que sepamos en qué anda el otro y esté todo recontra bien pero no nos consultemos sobre nuestras vidas amorosas. No me termina de cerrar sabernos con otros tan abiertamente, como si nunca nos hubiéramos querido de otra manera que no fuera la que logramos hoy. Una parte de mí está convencida de que es faltarnos el respeto como ex novios, otra le dice que se calle, que si así estamos bien para qué chistar. Qué sé yo.

Igual, quiero saber cómo sigue esta historia y si el pibe se cree que con datitos de la tabla periódica te va a levantar o pone algo más sobre la mesa.

Decile que sí y andá con el pelo suelto, no seas gila.

Beso,

Santi.

PS: Por las dudas, a Emma le dije que salíamos hace 4 años, me pareció que iba a ser polémico contarle que cortamos en abril. No metas la pata.


 

Creo que en el afán de consolidar una amistad verdadera me extralimité con los detalles y las preguntas. Tenés razón, Santi. Te pido disculpas por estirar nuestro vínculo a la fuerza para que ceda hasta quedar holgado, nunca vamos a tener una amistad típica, nos amamos mucho. Nuestro enorme pasado limita los alcances a futuro, nos mantiene conscientes, me gusta ese tope. Y más me gusta que me lo hayas hecho ver, quiere decir que te interesa prolongar nuestra relación aunque ya no seamos pareja. No podría perderte, te quiero en mi vida aunque el título haya cambiado, lo que sos como persona va más allá de un beso en la boca o en el cachete.
Estoy haciendo un laburo enorme para poder surfear esto y cada segundo se hace más fácil. Hubiera sido una locura erradicarte de mi vida por no ponerle voluntad a racionalizar que, simplemente, ya no nos deseábamos. Y que no es tan grave. Y que sos un tipazo.

Vos querés saber y yo te quiero contar de la noche con Andrés, voy a tratar de ir a lo interesante esquivando el faltarnos el respeto como ex novios:

Al final fui a la casa porque pensé que conociéndolo en su hábitat iba a ser más fácil decidir si poner segunda o doblar en U, iba a tener más información. La conversación la inició con un: “¿Sabías que los pájaros son dinosaurios?”

¿¿¿¿¿¿¿¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿¿¿¿????????????!!!!!!!!!!!????????

Igualmente fue gracioso, me dieron ganas de saber más. El departamento era bastante normal, dos ambientes, sencillo. No había nada que gritara científico psicópata, excepto unas muestras de experimentos que tenía en la heladera. Uno al lado del Casancrem tiene la mermelada, él tiene experimentos. Bueno. También tenía muchos discos de música y una guitarra, me contó que tocaba y eso le sumó unos cuantos puntos.
Me cocinó unas milanesas con ensalada, me gustó que la comida no fuera rebuscada ni tuviera grandes pretensiones. La ensalada la tenía a medio hacer y las milanesas en el horno, me ofrecí pero no me dejó ayudar. Todo riquísimo.

En un momento me preguntó quién era el que me había ido a buscar a la barra del bar para irme la otra noche (creo que algo sospechó) y le conté que eras mi ex novio. No sé, me surgió, le dije y ME PUSE A LLORAR. Te mencioné y se me empezaron a caer las lágrimas. Le tuve que dar un marco a la situación así que le expliqué que nos habíamos separado en abril pero que decidimos quedar como amigos, que era reciente pero no tanto y que yo todavía estaba intentando pegar mis últimas partes. Mientras hablaba me sentía una boluda, y ese fue un lindo indicio de que Andrés me estaba importando y que no quería que me viera así.
Por suerte me alcanzó una Carilina y me hizo un chiste sobre el pH de las lágrimas y mi piel (que fue más halago que chiste) y eso rompió la incomodidad. Recién a partir de ahí me pude empezar a relajar por completo. Me había pegado el porro, eso también. Tiene planta.

Creo que los detalles llegan hasta acá, el resto estuvo perfecto. Quiero volver a verlo, lo invité a ver una peli.

Quedate tranquilo que no meto la pata con Emma.

Perdoname si estoy escribiendo algo que no corresponde, los límites los vamos estipulando a medida que avanzamos. Avancemos.

Besote,

Lupe.


 

Mirá, Loop, voy a dividir esta respuesta en partes, la primera como tu ex novio, la segunda como tu amigo. Soy la misma persona pero no es el mismo rol y no puede serlo.

Estoy seguro de que nos queremos mucho y perder al otro sería incluso peor que seguir en una relación que ya no nos hacía felices. Perdernos conceptualmente, no saber dónde estamos ni quiénes somos sin el otro. Por suerte nos pusimos firmes y determinamos que eso de ninguna manera iba a pasar. Y nos tenemos, como podemos pero nos tenemos. El tema es que nos sabemos mucho más como pareja que como amigos, y creo que es cuestión de tiempo aprender a ser amigos, y con todo esto de salir en grupo y contarnos de nuestras parejas o no parejas o lo que sean, lo estamos forzando y lo vamos a terminar rompiendo. Yo todavía hablo de vos como mi ex novia, no como mi amiga. No sé cuánto va a llevarme cambiar eso. El escenario que supongo se está dando es que en vos está pasando más rápido y yo me quedo un poco atrás. Puede pasar. Supo pasar. Suele pasar.
No pretendo que desaceleres si aprendés más rápido que yo, sólo que entiendas eso, que yo voy a otro paso.

Ahora bien, con respecto al pibe: me causa mucha gracia todo el análisis en torno a la comida que hiciste cuando en realidad, siendo pibe yo también, debo decirte que no sabe cocinar. Y entonces, dentro de esa ignorancia, hacer milanesas es infinitamente mejor que servirte patitas con papas de sonrisa. Hay más pasos e implica más esfuerzo. Vos, de todas formas, hiciste la lectura inversa “me sirvió milanesas, no se rompió el lomo, me parece bien”. O no sabe cocinar y le vino bien tu visión, o es un RE estratega y está 3 pasitos adelante. Le pongo fichas y agradezco por haber sabido sortear el llanto, eso habla recontra bien del chabón. A veces nos ponemos incómodos cuando las minas se sensibilizan, más si es a partir de recordar a un ex; es como querer mirar el reloj todo el tiempo y tener la muñeca desnuda, no cooperando para nada.

Parece buen pibe y me alegra que estés con un buen pibe. De verdad. Pero no te entregues -otra vez conceptualmente- entera de una, preservate un poquito, sólo por las dudas. Sólo teniendo en cuenta que hay un escenario alternativo de no-funcionar que estaría bueno que, si se diera, no te tomara de sorpresa.

El finde no estoy, me voy a Cariló y vuelvo el martes.

Cuidate loopa,

beso.


 

Estás siendo muy injusto, Santi. No quiero exaltarme ni hacer un planteo fuera de lugar, pero tampoco puedo dejar pasar con liviandad tu: “El escenario que supongo se está dando es que en vos está pasando más rápido y yo me quedo un poco atrás.”

Nos separamos a fines de abril y para mediados de agosto ya me presentabas a Emma. En ese entonces a duras penas si había dado nuevos besos y me era imposible pensarme teniendo sexo con otro cuerpo que no fuera el tuyo. Traté de ser comprensiva, respiré hondo, apelé a la racionalidad para cortar de cuajo cualquier impulso que me llevara a enojarme y hasta forcé un alegrarme que eventualmente se tornó sincero.

Recién ahora, recién en noviembre pude darme el lujo de tener una cita. Y me puse a llorar hablando de vos. Creo que la que viene atrás y zigzagueando en este duelo soy yo.

No quiero que esto se torne una competencia, por favor no lo interpretes así. No pretendía darte celos ni hacerte sentir incómodo. Quería compartirte un pedacito de este nuevo logro, me suena el celular de nuevo, como a vos te viene pasando hace meses con tu chica. Obviamente que no voy a comparar, a esta altura ya se deben haber dicho “te quiero” y yo solo compartí unas milanesas, un porro y unas sábanas. Pero esto, para mí, es un montón.

Gracias por los consejos y por seguir cuidándome -conceptualmente-.

Quizás nuestra idea de amistad sea más compleja de lo que esperábamos, pero mi postura sigue siendo la misma. No te quiero perder. Ya no sé si es negación o valoración, pero te necesito en mi vida.

Esta noche lo veo a Andrés, hoy mientras arreglábamos por audio de fondo se escuchaba “Gris” de Los Piojos. Otro poroto adentro.

Mucha suerte en Cariló!

Besote!

Lupe.

P.d. la noche que conocí a Emma coincidimos en el baño y me pidió si le podía abrochar el corpiño que se le había soltado mientras hacía pis. Tiene la espalda blanca con pequitas y algunos pelos rubios, finitos, entre la cintura y la cadera. Perfecta, digamos.
Esto no fue fácil para nadie pero te juro, te juro, que vos llegaste a Mar del Plata y yo todavía no armé la valija.


 

Dejemos de discutir quién lo lleva peor y seamos felices. Solos y con/por el otro. Hay una realidad que sobrevuela y es que mejores amigos tampoco podemos ser. Yo no puedo ser ‘tu amigo varón’ y vos no podés ser la mía.

Realmente me alegra que estés con alguien, no es mi intención tirártelo abajo. Por ahí los dos nos fuimos de boca explorando este laberinto esquinoso que es la amistad con un ex.

Quizás tengamos que ser amigos de grupo, de esos que todo bien en las juntadas pero no hablan tanto uno-a-uno. Todo lo que te escribo a vos, me lo digo a mí. Me mambea esta situación, Lupe. Me cuesta terminar de estar bien con otra persona. Creo que lo mejor sería tomar algo de distancia, por lo menos un tiempito, porque es realmente imposible llevar adelante este laburo de superar si lo hacemos juntos. Es como cortarse e intentar que cicatrice tirándole sangre.

No sé, creo que por ahí por unos meses podríamos probar que esté todo bien pero no tengamos tanta relación tan cercana. Te felicito por poder verme a los besos con otra chica sin irte del lugar muy triste, pero tu fuerza de voluntad o capacidad de separar las cosas no es parámetro. Yo, por ejemplo, no podría, no voy a poder. Y no está mal tampoco. Yo te besé mucho tiempo y ahora, lógico, te besa otro porque así son las cosas; pero me quiero tomar el tiempo que necesite para naturalizarlo, no quiero empujarme a eso porque me va a matar.

Es raro pedirte un tiempo, es como si fuera una manera de mantenernos en el plano de pareja, pero por lo menos yo lo necesito.

Lamento que así sea, pero lo necesito.


 

La fuerza de voluntad o capacidad de separar las cosas no son misterios mágicos, cualquiera les gana la batalla si realmente quiere mejorar. No todos pueden lo mismo pero tampoco hay que acomodarse en el asiento de las especulaciones, siempre podés más de lo que creés.

Pero bueno, seamos amigos de grupo. Estuve meses acomodándome a Emma para que aparezca un Andrés y me impidas tener una relación cercana. Perfecto. Quizás realmente sea lo mejor y yo haya perdido mucha perspectiva de tanto tratar que nuestra separación no me destruya.

Que seas muy feliz. Y casi que lo digo en serio.

 

Este intercambio se imprimió y se cosió a varios otros que podés encontrar en nuestro primer libro.  Conseguilo hasta el 6 de junio acá.

Anterior

Bryson & Amalia, la continuación.

Siguiente

Patricio & Malena

7 Comentarios

  1. MartinS

    Porque la vida adulta tambien puede ser tan genial y complicada como la adolescente. Me gusto mucho. Es muy preciso o al menos hizo que me resonaran muchas sensaciones muy conocidas. Gracias por eso. Que bueno que volvieron con febrero

  2. CC

    Menos mal que volvieron. Hacían falta en este caluroso inferno porteño.

  3. Micaela

    Entre anoche y hoy, me leí todo.
    Esta es mi preferida, me leí en Lupe.
    Es muy raro zigzaguear dentro de una “nueva amistad” con alguien que amás (te) un montón. No hay transparencias. Y siempre queda latente la contradicción de habernos dejado ir y no querer perdernos. Ouch.
    Leerlas es como sentir una mini pimmer adentro del corazón♡. ¡Gracias!

  4. Marco

    Hola Gente como anda?? Y bueno que les digo.. la verdad que encantan las cosas que se escriben por acá. Me gusta mucho la pagina y nada quiero mandarle un saludo desde Bariloche para todos Uds. Sigan adelante! Les mando Abrazos!!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén