No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Clara & Paula

Clari, te escribo por acá como la cagona que soy porque te tengo que decir algo y no encuentro la forma. Ya sé que ésta no es, pero no la encuentro. Hace cosa de dos meses estoy viéndome con Tomás.

Los dos tratamos de resistirlo pero la verdad es que me gusta mucho.

No entiendo cómo pude haberme fijado en el ex de una amiga, pensé que era algo que jamás me iba a pasar. No es una calentura, no voy a poner en juego nuestra amistad sólo por un par de encuentros. También quiero dejarte muy en claro que esto POSTA arrancó hace dos meses. Antes, cuando ustedes estaban juntos, a duras penas sabíamos el nombre del otro.

No te voy a pedir perdón como en su momento no te pedí permiso tampoco. No es algo de lo que me arrepienta, si no claramente no seguiría. No la voy a caretear por ese lado. Pero ocultártelo me parece de peor persona, si es que se puede serlo.

No sé, tenés todo el derecho del mundo de darme vuelta la cara y no hablarme nunca más. Ojalá podamos seguir siendo amigas, es mi mayor deseo. O si querés tomate un tiempo para pensarlo. Obviamente que no tengo ni aclararte que para mí sos de lo más importante y si no fuera porque realmente siento que hay algo fuerte, te pondría primero por sobre cualquiera.

Te adoro y me duele mucho ser quien te haga sufrir hoy. Voy a hacer lo que me digas para que sigamos las dos de pie y juntas.

Besos,

Pau.


 

Paula, todavía estoy esperando que me digas que esto es una cámara oculta para algún programa pedorro de esos que se burlan de la gente. Todo esto está tan mal que no sé ni por dónde empezar.

¿Un mail, Paula? ¿UN MAIL? ¿A vos te parece que este tipo de confesiones se hacen por el mismo medio que un spam te ofrece Viagra? No hay una forma exacta para decir lo importante pero lo tácito es que jamás se utiliza la virtualidad. Se da la cara. Se enfrenta la situación, se ponen los ovarios sobre la mesa, se actúa con valentía. No digas que sos cagona, “cagona” podría sonar hasta simpático. SOS UNA COBARDE. Repetí esa oración hasta el cansancio y fíjate si te queda tan cómoda la etiqueta que te adjudicaste con tanta liviandad.

No te cogés al ex novio de una amiga. Simplemente no lo hacés, está mal, con eso no se juega.

“Los dos tratamos de resistirlo”, “No es algo de lo que me arrepienta”, “Siento que hay algo fuerte”. Por favor, Paula. Hasta Mia Colucci de Rebelde Way diría que escribís como una pendeja. ¿Cuánta voluntad pusiste para que no suceda? Te conozco, dos líneas de conversación y ya abrís las piernas. No le debe haber costado mucho, se juntaron la puta necesitada de afecto y el fabulero romántico pelotudo.

Estuve saliendo con Tomás durante dos años y vos fuiste parte de un modo indirecto de todo eso. Se te debería caer la cara de vergüenza al darle un beso. Yo ya no siento nada por él pero sí por vos y me estás fallando. Me ponés en un lugar de mierda, incómodo, que no merezco. Logré erradicarlo de mi vida después de todo lo que sufrí por su culpa a costa de llorar sangre y ahora vos lo traés de nuevo al panorama.

No se hace eso. Una verdadera amiga no hace eso. ¿Qué pretendés, traerlo a mi cumpleaños? A mí con la gilada del amor y la atracción física no me vendés pescado podrido, yo me cosería la concha antes de dejarme tocar por el ex de una amiga. Si no querés, no lo hacés. No es tan difícil, se trata de no ser una mierda de persona.

Doy por terminado nuestro vínculo en este mismo momento. No quiero saber absolutamente nada de vos de ahora en más y para siempre.

Que se casen y tengan hijos. Lo conozco, te conozco, no van a durar ni seis meses. Cuando te encuentres sola y te des cuenta que priorizaste una pija por sobre una amistad, llamame. Nunca más voy a estar para vos. La venganza es un plato que se come frío. El tiempo te va a ubicar la soledad por sobre la calentura.


 

Cla, te toqué el timbre durante 40 minutos. Te dejé, ¿qué? ¿serán 25 llamadas perdidas? Entiendo que no me quieras ver pero estoy tratando de hacer las cosas bien después de haber hecho las cosas muy, muy mal. Quiero decirte todo en persona, como tendría que haber sido cuando me supe enganchada, o incluso antes, cuando lo miré. No tendría que haberme pasado nada con él, pero me pasó. Y entiendo que estaba en mí combatirlo o ignorarlo y elegí seguir y eso me hace la peor amiga, la peor persona del planeta. Pero juntémonos y hablémoslo personalmente. Y si querés mandarme a la mierda, me mandás a la mierda y no sabemos de la otra nunca más.

Yo sé que sufriste por él pero también sé que hoy no te importa, que ves una foto suya y no te pasa nada. Quizás prioricé eso a la hora de sentir. No sé, no me quiero excusar. Hago pésimo en estar con él, y sin embargo.

Sos mi mejor amiga y de ninguna manera quiero ponerte en el medio de la situación. Quiero responsabilizarme por completo de mi cagada, no pretendo ni a palos decir que “no puedo, por Clara”, cuando debería ser “no quiero, no me va a mover un pelo jamás, para mí no tiene jeta”. No quiero que quedes en el medio para que yo pueda victimizarme tranquila así que no te voy a usar de escudo jamás. Tengo que ponerme al hombro toda la situación.

Estuve pensando y si vos me decís que no querés que esté más con Tomás, no estoy. Creo poder vivir sin él pero no sin vos. Le digo que estoy en otra, no le cuento nada de nosotras.

Por favor pensalo. Yo sé que ya se craqueló nuestro vínculo pero es muy fuerte y quizás lo podamos recuperar.

Esta semana fue la peor de mi vida lejos. Estabas en todos lados porque pasé por el lugar de las fundas de celulares donde compramos las de envase de birra, me llegó la RS a tu nombre a casa, la gata se durmió encima del saco que dejaste la otra vez. No sé, clari, te juro que no sé para qué me metí en esta. La verdad es que Tomás me gusta mucho pero no supe lo que era perderte hasta esta semana y no puedo. Siento que sin vos, mi mejor amiga, no puedo.

Por favor, pensalo y veámonos.

Pau.


 

Paso sólo una semana, Paula. Me estás pidiendo una comprensión que me excede, y además pretendés que me haga cargo de la ruptura de un vínculo (con él o conmigo) como si cualquier resultado no fuera a dolerme. Ahora te odio pero jamás voy a desear tu infelicidad, así se acciona sobre los amigos que te fallaron.

Creo en la sinceridad de tus palabras, pero pasó una semana.

No me corresponde romper tu relación con Tomás pero sí tengo en mi poder la llama de la nuestra y voy a dejar que se extinga. No quiero saber nada con vos. Vos hacé lo que quieras con él, no me corresponde interferir.

El tiempo dirá si puedo digerir esto sin que me caiga pesado y eventualmente logremos que todo vuelva a una nueva normalidad, desde otro lugar.

Ahora solo sos mi mejor amiga que se coge a mi ex, para poder lidiar con esto necesito que seas otra persona, verte con otros ojos. Y eso solo sucede con el tiempo.

Todo lo que tengas mío lo podés guardar en una caja y hacérmelo llegar, yo voy a hacer lo mismo.

Cuando te haga falta pedile a Tomás que te contenga, él da hermosos abrazos. Ja.

Anterior

María & Emilce

Siguiente

Bryson & Amalia, la continuación.

15 Comentarios

  1. Anónimo

    ¿Puede ser que Clara es Juli? Admito que esta vez se me confunden, escriben muy parecido. Genias como siempre 👏💜

  2. Naty

    Le mando un abrazo a Clara.

  3. MartinS

    Bueno salio una piña a la boca del estomago de egoísmo y claro duele un montón. El momento que mas me llego de Vírgenes suicidas es la voz en off diciendo “the outrageousness of a human being thinking only about himself” la atrocidad de un ser humano pensando solo en si mismo. Ahora nadie aclara como pensar en el otro que cuando me enamoro de su ex, cuando se enamora de mi ex. Tal vez no hay mapas para confiar y solo quede esperar y ver si el tiempo puede ser un ungüento chino que cura todo o solo un placebo para Paula y Clara y para todos lo demás tambien

  4. Si tu mejor amiga piensa que sos una puta necesitada de afecto y que su ex es un romántico pelotudo se merece todo.

    El texto está muy bien escrito, aunque la idea ética que se deja leer entre líneas es “nunca salgas con el ex de una amiga” y no está mal, pero ¿a partir de cuánto tiempo se puede considerar a una pareja un ex? ¿Una noche, dos meses? Dos años, en este caso parece razonable.

    Siempre me pregunté cómo hacían las mujeres de Sex in the city para conseguir tantos novios, amantes, candidatos, a sus cuarenta años, en un lugar tan frío como Manhattan y que nunca hubieran coincidido antes con ninguna de las cuatro. Y tené en cuenta que Samantha Jones sola lo hizo con media ciudad, y que Mr Big era un depredador sexual.

    • Hay un capítulo en el que Miranda sale con un ex de Carrie (que conoce en un funeral) y ella lo permite, pero le avisa que el flaco es un idiota. El flaco termina siendo un idiota y Miranda, que al principio estaba fascinada, termina dándole la razón a su amiga. El resto es subjetivo, pero nunca está demás ponerse una camisa nueva 😉

  5. Periférica

    Sea una noche, una semana, un mes, años, los hombres no se tocan. No solo por una cuestión territorial, también para evitar esto, kilombos. Puterío. Y tantas cosas dañinas que te hacen replantearte estos vinculos con amigas que siempre das por sentado.

    Me tocó estar de ambos lados de la vereda, me tocó ser Paula hace unos años y este año me tocó ser Clara. Ninguna de las experiencias fue totalmente agradable, pero me hizo entender el egoísmo con el que nos manejamos. Y que tanto te puede llegar a doler ser Paula y ser Clara. Ahora ser Paula se elige y hasta me animaría a reconocer, se busca. Ser Clara no, dos personas te encajan una situación y vos tenés que tragartela como campeona y ver que hacer, con los dos. No es nada fácil.

    Ser Paula fue una cagada pero ser Clara se sintió para la mismisma mierda. Más por ser una amiga a la que basicamente crié, es mas chica que yo y siempre le advertí sobre el fulano (que dicho sea de paso no fue un novio, fue un toque, pero aún así, es jodido) en cuestión, cuando me viene a contar sentí que algo se quebró y para siempre. Intentamos sobrellevarlo, intenté hacerme la superada, pero duele, duele como la reconcha de la madre (me tocaron una fibra sensible) y no se si lo peor fue que su reacción era como que no había echo nada malo y ahí empecé a entender que por mas amigas que fueramos, no teníamos los mismos valores. No compartíamos las mismas creencias. Me planteó lo mismo, dejar de verlo, le dije que si, que lo dejara de ver aun sabiendo que no lo iba a hacer (si ella lo buscó), dicho y echo, fue una segunda decepción.

    Ahora ya está, después de un año de dar vueltas con esto creo que tengo que dejarlo ir. Pero es una experiencia mas y si bien duele que como se dice en el mail, se valore mas una pija que una amistad, te hace darte cuenta del tipo de persona que tenías al lado y quizas es para mejor que se vaya.

    Pd: hace unos meses el fulano, después de andar con mi amiga, me buscó e intentó algo conmigo. Le dije que no, por que no podría, jamas estar con el mismo pibe que se garcho o garcha a mi amiga…
    Hoy siguen juntos.

    • Mas allá de la historia en sí, nos alegra muchísimo que nuestro intercambio haya llevado a todas estas reflexiones. Muchísimas gracias por compartir con nosotras un pedacito de tu vida y, por sobre todo, estar ahí 🙂

  6. Agus

    Quiero tanto a nomeolvidedevos.

  7. Anónimo

    Cuando sacaron este, lo leí y no supe entender a Clara. Hoy me toca ser ella. Gracias por siempre ponerle las palabras al quilombo que tenemos en nuestras cabezas.

  8. Lourdes

    Fui clara tantas veces que conozco de memoria lo que se siente, la bronca, la impotencia, lo plasmaron mejor que nadie. Las quiero, nunca dejen de escribir <3

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén