No me Olvidé de Vos

Cartas entre personas que todavía creen en las cartas.

Nicolás & Valentina(s)

Todo lo que quiero que se vaya a la concha de su madre se llama Valentina. Así que a ustedes dos, mujeres imposibles, les deseo buen viaje.

Bien parecidas, aparte de tocayas, resultaron ser. Las dos chetas de zona norte, las dos con remeras de bandas y zapatillas flúo, las dos completamente vendehumo. Capaz hasta tienen gente en común y se ven en reuniones y se ríen de este pobre infeliz. Las imagino, bien agudas y tomando tragos con pepino. Suerte que ya no tengo que soportarte, Valentina. Ni escuchar esos grupos emergentes que te gustan porque (no) están de moda. Qué paja me daban tus amigos y sus jeans XXS. Tu siempre estar espléndida y tu siempre estar despeinada. Tu promedio de 10 y tu carrera crónica porque te dedicaste a otras cosas.

Valentinas, ahora me libré de ustedes y ustedes de mí; más bien ustedes de mí. Les deseo que se conozcan, las aliento a buscarse en facebook y juntarse a tomar un licuado. Una tiene la juguera y la otra, una verdulería al lado. No se priven de ustedes. No dejen pasar esta oportunidad de mirarse en un espejo empañado.

Y, lo más importante, júntense para retroalimentarse y así dejar de contaminar de mierda al resto. La gente como ustedes tiene que quedarse juntita y en el lugar, porque si no va dejando una estela de peste por donde pasa. De verdad, ¿no te sentís ni un poquito mala leche?

Hoy fui al baño, descargué bocha, miré el inodoro y a esa obra de arte le puse tu nombre.

Chúpense una pija, Valentinas.

*****

Nicolás, salimos solo ocho meses hace más de tres años, pensé que para estas alturas todo el despecho y resentimiento que demostraste cuando te dejé te lo había curado el mismo tiempo. ¿Recién ahora te libraste de mí? Me encantaría sentirme afectada por tus palabras pero, para serte sincera, tu opinión me es completamente intrascendente.

Lamento que hayas corrido a los brazos de una chica con mis mismas características para tapar la ausencia que te dejé, pero solo vos sos responsable de haberte suministrado un reemplazo de mí. Lo bueno es que pudiste comprobar en dos personas distintas que no funcionamos. ¿Viste? Siempre tuve razón.

Doy por finalizado este asunto. Valentina, es una lástima que te hayas topado con Nicolás y que ahora recibas esto. Espero que sus palabras no te generen ningún tipo de rencor y que tengas tu historia con él tan superada como yo.

Cada persona es única, una remera de una banda y un par de zapatillas no definen la totalidad de una personalidad. Locales de Complot hay en todos lados y la juguera se me rompió. A mi novio le encantan mis tragos con pepino.

Que tengan una buena vida.

 

Enviado desde mi iPhone

*****

Siempre supe que era el clavo que sacaba a otro clavo, pero pensé que casi tres años de noviazgo habían logrado posicionarme en un lugar de privilegio en la vida de Nicolás. Ya veo que no, que siempre fui eso, la reemplazante de alguien que le rompió el corazón. Un chivo expiatorio, una réplica barata.

Valentina, Nicolás quedó destrozado cuando lo dejaste, y ahí fue cuando lo conocí, en un recital Camaradas Pop. Lo primero que me dijo fue: “a mi ex le encantaba esta banda, vine con la esperanza de verla”. Vos nunca llegaste, yo estaba ahí y me llamaba como vos, pim pam pum, terminó durmiendo conmigo esa noche. Y así, en ese pantano asqueroso que es un corazón cuando apuesta y pierde, nació nuestra relación. Pero no tuvo nada de flor de loto. Al principio se comportaba de formas extrañas, por momentos era insoportablemente cariñoso y a veces pasaba días sin responderme. Yo entendía que atravesaba un duelo amoroso por eso me las banqué todas, todas. Me gustaba y aposté. Error.

Nicolás, nunca pudiste verme. Siempre fui la sombra de alguien de quien sí te habías enamorado, un regalo incompleto. Y si te dejé fue porque, básicamente, no estabas enamorado de mí. Cualquiera hubiera hecho lo mismo. No quería pasar un segundo más en la negación en la que viví durante tanto tiempo. Tus abrazos nunca me pertenecieron, tenían el nombre de una Valentina anterior. Todo lo que hacía no te alcanzaba porque, en definitiva, estabas esperando que fuera ella.

¿Sabés cuál es tu mayor problema? Para vos somos las dos lo mismo, y yo vengo siendo la extensión de la tarjeta. En tu cabeza nos igualaste porque así lo quisiste, pero dudo que ella se me pareciera en cada aspecto. Dudo que ella hiciera todo lo que yo hice por vos.

Si hubieras podido ver a la Valentina que soy, probablemente hoy todavía estaríamos juntos, porque yo sí te quería con pasión. Ni siquiera tuviste la dignidad de mandarme a la mierda a mí sola.

Dejá de hacerme sentir el plan B de tu vida, de nuevo.

*****

Valentina, esto es para vos sola. ¿Cómo vas a ser tan hija de puta? Es como si con cada palabrita quisieras reforzar lo mucho que no te importo, que nunca te importé.

No busqué a alguien igual que vos, la encontré. Es distinto.

Me arruinaste para otras chicas y quizás, por tu culpa, dejé pasar al amor de mi vida.

Ojalá que a tu novio no le moleste lo mal que te limpiás el culo.

Sé feliz. O no. Qué carajo me importa.

 

Valentina, esto es para vos sola. Perdoname por no haberte dado el lugar de reina que te merecés. Ahora entiendo que me cagaste y me lo contaste para llamar mi atención, para que yo quisiera estar con vos con cada centímetro cuadrado de mi cuerpo. Te fallé. Pero ese día yo sentí que algo, lo que sea que fuera se había roto. No creo tener toda la responsabilidad en que lo nuestro se haya disuelto. No nos supimos querer. O estábamos desencontrados. O las dos cosas. Ojalá me perdones por seguir descuidándote hasta el mail anterior. Yo sufrí mucho con tu partida, se me voló el techo y de repente por dentro me cagaba de frío. Y nunca más me contestaste un mensaje, nada. Entiendo que era para preservarte, pero 3 AÑOS ES MUCHO TIEMPO PARA DE REPENTE DEJAR DE EXISTIR.

Sé feliz.

Ya, basta de ustedes dos. Una me hizo sufrir. La otra me hizo sufrir. Sabrá cada una rellenar ese significante.

En fin,

fin.

*****

Me causa hasta gracia que hayan pasado diez días y Valentina (la original, la colonizadora, la que siempre tuvo que haber sido) no te haya respondido. No lo va a hacer, Nicolás. No le importás. Pero no te preocupes, no todos pueden valorar lo que realmente somos ni darse cuenta de la incondicionalidad que manejaríamos si nos dieran la posibilidad. Lo aprendí a la fuerza, tuve un gran maestro. Lamentablemente es así, hiciste todo lo que tuviste a tu alcance tanto para amarla como para olvidarla y nada funcionó. Somos tocayos en ese sentido, mi ella sos vos.

Recibo tu pedido de perdón con los brazos abiertos así como vos perdonaste mi infidelidad en su momento, pero es exageradamente injusto cargarme a mí con un desencuentro. Yo estaba ahí, lista, dispuesta, me tenías servida en una bandeja pidiéndote a gritos que me lleves a tu mesa. Pero pasaste de largo, no me elegiste. Ya tenías el plato completo con una historia anterior.

Desaparecí porque los duelos los proceso así, desapareciendo. Necesito distancia, toda la distancia que pueda. Dar por muertas a personas que siguen con vida es la forma que encontré para neutralizar el dolor que me genera cada ruptura amorosa. No es la más acertada ni la más coherente, ni siquiera es conveniente o aconsejable, pero es lo que puedo en este momento. Respeto mis limitaciones por sobre hacerme la superada y pregonar una falsa cordialidad. No está todo bien entre nosotros, no merecés que te responda los mensajes. Me sentí usada, insuficiente y disminuida durante demasiado tiempo; y el broche de oro fue este mail en donde ella es la destinataria y yo la “con copia a”. Soy la “con copia a” de tu vida.

¿Sabés qué? Me fui a la concha de su madre a donde me mandaste y la estoy pasando mejor que con vos.

Sé feliz, Nicolás. Hay muchas Valentinas en el mundo.

*****

Ojalá que no sea la de Valentina. Todo por ahí huele mal.

 

Anterior

Agustina & Milci

Siguiente

Berenice & TeDigoLaVerdad

10 Comentarios

  1. Felicitaciones una vez más… me encanta como siempre buscan innovar, es genial. Sé que no es lo más importante tal vez, pero los detalles me encantan, como “Soy la “con copia a” de tu vida.” o “Enviado desde mi iPhone”.

  2. MartinS

    Bueno si alguien hace del despecho una obra de arte se gana un aplauso, un abrazo o una rica porción de asado de tira con fritas. Vaya todo eso desde aca

    • Nos quedamos con todo y agradecemos esa porción de asado de tira con fritas, no más que el aplauso o el abrazo, pero sí mucho. Nos alegra hacer más llevaderos tus viajes en colectivo ♥

  3. Helen

    Leo, vuelvo a leer y cada vez me gustan mas… ♡

  4. Sergio R

    “Somos tocayos en ese sentido, mi ella sos vos”
    Era temprano para ponerse a llorar, 09:20 AM. Lean, par de genias; la remilputamadre, muy temprano.
    Saludos.

  5. Josefina

    Tendría que mostrarle esto a mi primer novio. ¡Es el calco!. Yo sería la Valentina “original, la colonizadora”, pero en este caso, Josefinas. Igualmente él repitió historia con tres josefinas, no dos. Y ahora, como se quiere alejar, pero no tanto, anda con una Jimena.
    Josefina 2 al principio, en su época de novios, me odiaba. Después terminamos estudiando lo mismo y participó trabajando en mi último cortometraje. Hasta nos megusteamos en facebook.
    Él, (vamos a escracharlo, se llama Galo. Sí, Galo así como suena) ahí andará con Jimena.
    Hermosos todos los textos, gracias.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén