Guillermo & Valeria

“Si la noche se mordiera a sí misma, al menos el veneno calmaría este insomnio” dice una de mis canciones favoritas.

Es muy goma mandar esto, pero estoy medio jugado. Me gustaste mucho. Creo que la pasamos bien y poco tuvo que ver con la cantidad de alcohol, la situación de desenfreno que siempre brinda el sexo casual y la posibilidad de hacer cualquiera porque, total, podíamos no vernos nunca más la cara.

El caso es que son las 3.17 am y extraño a ‘Malena Rosebar’. No te conozco, voy a tratar de no explicarme ni atajarme en cada línea, pero tengo ganas de estar con vos. O con la idea que me hice de vos. No sé, ¿querés que salgamos algún día de estos?

A tu favor, ya me viste desnudo y borracho, que es mi peor yo. Espero no haberte recordado nada que hayas estado estos dos días intentando mandar al fondo del fondo de tu cerebro.

Qué mensaje largo, qué gede, dirás. Y pido perdón por eso. Pero no tenía tu mail y sí mucho que contarte.

En fin, sigo no durmiendo.

Beso, MR.

(Si querés, también, decime tu apellido.)


Guillermo, me mata decirte esto pero Male te dio mi número y MENOS MAL porque llegaba a recibir lo que le escribiste y el novio la decapita. Le mandé una captura de pantalla y le parecés muy dulce pero para ella terminó todo esa noche. El detalle del novio lo había omitido, ¿no? Siempre hace lo mismo.

Me llamo Valeria Rosen, estaba en Rosebar “esa” noche pero creo que no te vi en ningún momento, no te recuerdo. Si querés agregame a Facebook que me gustaría decirte algo sobre la canción y por WhatsApp es una paja escribir largo.

P.D. Cualquiera extraña a las 3 AM


Guille, gracias por agregarme! Tu mensaje de madrugada me resultó una sorpresa así que me gustaría explicarte algunas cosas sobre nosotras, para que tengas la información completa (la que no te dieron) y no desperdicies un extrañar en lo que no lo vale.

Malena, yo y otras cuatro chicas formamos un grupo como si fuera una hermandad, una sororidad. En la noche nos conocen como “las vampiros”, nos movemos siempre juntas y tenemos un lema principal que nos rige: la que se enamora, pierde. Hicimos un pacto de amistad de sangre tácito, sostenemos nuestros principios entre todas y cuidamos con mucho recelo nuestra unión.

Las seis tenemos vidas bastante parecidas: nacimos en familias acomodadas, accedimos a la mejor educación tanto nacional como internacional y eso nos abrió las puertas a trabajos que nos permiten mantener nuestros propios departamentos, manejar nuestras camionetas, vestir la mejor ropa y pagar nuestros viajes por el mundo. Nuestro próximo destino es Ibiza, el mes que viene. Luisana conoce a los dueños de Pacha y nos invitan siempre, cada vez que vamos en un descontrol. Lo tomamos como un entretenimiento para pasar el rato mientras organizamos Egipto, que es el destino del año. Todos los años tenemos un destino principal y algunas semanitas de fiesta en la playa, si nos coinciden los tiempos. Y Bariloche en el invierno, cuatro días por lo menos hay que ir. En Grisu ya tenemos una mesa con nuestros nombres.

Somos minas que vamos por todo, nos podés encontrar el jueves a la madrugada agitando Rosebar y el viernes dando una presentación en inglés para accionistas intencionales. Funcionamos como un equipo. Pero tenemos una diferencia enorme que nos hace ruido y yo prefiero omitir en virtud de nuestra dinámica: el amor.

Todas tienen novios pero viven como si fueran solteras, a mí eso no me va. Yo me mantengo así porque hoy en día me sería imposible conservar una pareja estando rodeada de tantos estímulos, y no quiero caer en la que caen ellas. Se burlan del romance, del compromiso. Sus relaciones son pantallas, las engañan y ellas son conscientes de eso pero, a su vez, se cansan de engañar. Tienen una situación sentimental para los papeles y otra para manejarse en la vida.

Te voy a ser sincera: a Male no le pasé tu mensaje. Le dije que me habías hablado y casi no se acordaba de vos, le llegaba a decir que le escribiste una frase de una canción y se hubiera reído a carcajadas, lo hubiera compartido en el grupo y hubieras entrado directamente a: “las nenas de mamá”, una lista de flacos que se emocionaron rápido con nosotras, de los que nos burlamos a diario. En el podio está Juan Cruz, que le puso a Mica un pasacalle después de un garche.

No te digo que esa lista me llene de orgullo, pero me divierte. No sé por qué te quise cuidar a vos de eso, quizás ya no me cause tanta gracia, o quizás seas vos.

No tiene sentido que me sincere así con un extraño pero si lo estoy haciendo debe ser porque lo necesito y no tengo con quién hablarlo. Les llego a decir que estoy flaquendo sobre nuestro lema y sería un problema de estado. Temblarían las bases de nuestra amistad. Pasa que me aburrió este modo de proceder, yo sí quiero enamorarme.

Perdoname por vomitarte mi verdad.

¿Canción nocturna de verano, no? ¿Te gusta León Rogani? ¿Cómo lo conocés?

“Saludando con el cuerpo a un verano sin mí”, mi favorita del caso.


Hola Valeria.

Bastante boludas parecen, con el permiso que supongo me concediste al contármelo.

Incluso vos, que a primera vista sos distinta y sabés decantar lo que es diversión pasajera de lo que de verdad te forma como persona, te atraviesa. No te cabe nada pero hacés todo, raro.

Gracias por sincerarte tanto, con lo de tu amiga y con todo lo demás.

Ahora, lo que no entiendo es: ¿por qué, si no estás a gusto con esos ‘estímulos’ y quisieras eventualmente formar pareja, seguís en esa?

Las imagino bastante pendejas, escandalosas, borrachas, gritonas y ya me agoto mentalmente. Pero, sin toda esta información, se ve que somos varios los pelotudos que caemos. Malena pintaba una piba que te deja hablando boludeces en la cama -comprobado- y al mismo tiempo podés llevarle a mamá y papá. Una gema. Pero bueno, viví 28 años sin ella, no creo que sea el punto de inflexión de nada.

Había escuchado hablar de ustedes, alguna, no sé quién, quizás hasta Malena o vos, se cogió a un amigo mío. Salta le decimos, y lo echó muy temprano porque iban a ‘hacer el hidrolaqueado del piso’. Esa excusa dio. Un sábado a las 8 de la mañana.

No conozco Bariloche, mucho menos Ibiza. Brasil para mí es una calle en Constitución. Viajo mucho a Chile por trabajo y un par de veces a México por un proyecto que ya terminó. Soy de Córdoba y me gusta mucho volver siempre que tengo unos días; y entre eso y los viajes de laburo, irme más lejos es una idea postergada. Antes por (in)solvencia económica, hoy un poco más por cosas irresueltas puertas adentro.

A León lo escuché por primera vez en Rosario, tocó con Los Commoners, dos pibitos que me encantan de allá, y flashié sarpado. Como punto de apoyo de todo lo goma que fui en el mensaje a tu amiga, diré que cantautor con guitarra es mi género favorito. Desde esa noche, evento que toca evento que voy.

¿Cuántos años tenés/tienen?

Si querés, algún día tomamos un café. Esto no es una invitación a tomar un café como si vos fueras una chica y yo un chico y no nos conociéramos y a ver qué onda. Es sólo un café. Entre una chica y un chico que no se conocen. No sé qué onda.

Gracias por no mostrar mi mensaje. Habría desbloqueado un nuevo nivel de sentirse un pelotudo.


Creer que te concedí el permiso a tratarnos de boludas me parece absurdo. No me obligues a pensar que sincerarse es exponerse a que te insulten o desacrediten, ya tengo a cinco amigas jugando en esa categoría. Me enoja tu comentario pero voy a omitirlo porque asumo que parte de un impulso de tu patriarcado más genético que electivo, del pobre Adán al que le sacaron una costilla y después lo usaron para coger.

¿Por qué sigo en esa? Los cambios no se dan de la noche a la mañana. Empiezo a entender que necesito algo más, otra cosa, que todo estuvo bien pero ya no me conforma, no me alimenta, no me hace feliz. Es claro que lo que me divierte dejó de ser la vida que venía manteniendo, pero del otro lado tengo a un grupo de amigas a las cuales amo y no quiero perder. Son mi mundo, mi sostén; nunca podrían ver con gracia que me aparte y no quiero decepcionarlas. En todos mis mejores recuerdos están ellas. Su discurso ya no me representa y su accionar me parece cuestionable, pero el amor que siento me hace pensarlas como hermanas.

Quizás algún día separe la crema de la espuma y pueda hacer funcionar tanto una pareja como mi amistad con ellas, pero me voy a dar tiempo. Romper la relación con un grupo de pertenencia que dejó de apegarse a tus mismos valores es el peor exilio.

Sí, “hacer el hidrolaqueado del piso” es una excusa recurrente. Yo no estuve en Salta, en la provincia tampoco. Nunca los dejamos quedarse a dormir. El mejor pretexto lo puso una vez Luisana: “tengo que llevar al caniche al oculista.” Un domingo, a las 7 AM.

Me intriga saber más de tu trabajo y de tus cosas irresueltas puertas adentro. Soy muy curiosa. Además me lo debés, me hundí en sinceridad con vos por segunda vez con estas líneas. Sigo sin saber por qué te cuento todo esto, pero tampoco me estoy frenando.

Tengo 29 años, tenemos entre 28 y 32.

No, no quiero ir a tomar un café, me parece una propuesta insulsa y aburrida. Pero bueno, yo te parezco una boluda. El viernes que viene toca León, no recuerdo en dónde, pero a la noche, tipo diez. Me tendría que fijar en el evento. ¿Vamos? Bah, calculo que vos vas a ir o por lo menos lo tenías pensado. ¿Me puedo sumar? Me encanta su música, me lo recomendó hace un tiempo mi primo que tocó con su banda en una misma fecha que él, y nunca lo vi en vivo.

Si me decís que no voy a terminar en la fiesta electrónica que organizó un amigo en su quinta. Digo, por si andabas con ganas de salvarme.


Sí, toca en Vuela el Pez.

Sí, los cambios se dan exactamente así, de un día para el otro. Todo se da de un día para el otro, es parte de un engranaje mezcla de dado mezcla de cultura que llamamos ‘tiempo’ y relativizamos cuando conviene. Hoy no (me) conviene.

Si tus amigas no son lo boludas que dije, sabrán entender que creciste y te interesan otras cosas que emborracharte, viajar y romper corazones sin ningún tipo de atadura emocional. No por eso, si bien entiendo que implica una distancia sustancial, van a dejar de quererte ni ser tus amigas. Ningún vínculo sano se sostiene sólo con tener el mismo estilo de vida.

Si no, insisto, bastante boludas.

También es raro que sean todas exactamente iguales, como salidas de una fábrica. Siempre en los grupos hay territorio en común, pero cada quien es cada cual. Bah, qué se yo, capaz es entre pibes.

Hasta si tuviera turno en el proctólogo te diría que me acompañaras con tal de zafarte de la fiesta electrónica.

Nos vemos el viernes.

PS: Sí, sincerarse es eso, exponerse. Hay que bancar lo que haya que bancar y admitir algunas otras cosas, también. Pero esto lo hablamos cuando te abra la puerta a mis irresueltos.

(Esta última oración es una perlita que te regalo para ‘Las nenas de mamá’.)


Todavía no puedo creer el haberme mandado sola a Vuela el Pez, no sé cómo pero de alguna manera logré encerrar a todos mis prejuicios en un sótano con el candado más fuerte, el de animarme.

Que hayamos tenido tanta buena onda de entrada es algo que sigo sin comprender, como si nos conociéramos de toda la vida, no existió ni un mínimo de incomodidad. Gracias por no decir nada sobre lo demasiado vestida “de fiesta” que estaba, no pensé que las plataformas fucsias iban a estar tan fuera de territorio.

Tampoco puedo creer que hayamos visto un recital con esa magia, las incontables cervezas posteriores, el otro bar, las más cervezas, los besos en el medio de la calle, la eterna búsqueda de mi camioneta; todo para terminar amaneciendo con un abrigo hecho de tus brazos que no me soltaron en toda la madrugada.

Menos que menos puedo creer que no usé la excusa de mis clases de arquería para echarte, o el desayuno con mi abuela, o el seminario intensivo de tap.

Ahora son las ocho de la noche de un sábado en el que te acabás de ir y, contra todos mis pronósticos, voy a decir lo más increíble de todo: avisame cuando llegues.


No entiendo cómo puede ser que me gustes tanto.
(Llegué, nena de mamá.)

 

Este intercambio se imprimió y se cosió a varios otros que podés encontrar en nuestro primer libro.  Conseguilo hasta el 6 de junio acá.

Anterior

Iván & Caterina

Siguiente

Agustina & Milci

27 Comentarios

  1. Dario

    Clap Clap Clap

  2. Intensa

    La imagino leyendo el mensaje y abrazando el celular, al mismo tiempo que larga una carcajada genuina y causada por los nervios. Hablo desde la experiencia. Las adoro.

  3. MartinS

    Conocía de nombre un grupo de amigas asi super noventoso (paraban en El Dorado o un boliche asi) una de sus integrantes era una modelo pelirroja re flaca de nombre Fausta o simil.
    Bueno volvieron a creer en el amor y en los finales felices. Ya lo dije antes sigan.

  4. sol

    Lo vi todo cuál pelicula. Que divina lectura. Aplausos!

  5. China

    Ni se imaginan con la ilusión que espero cada nueva historia.-
    Chapeaux.- ♥

  6. Marianela

    Cada día mejor chicas, sigan así. Las felicito!

  7. Jc

    Las adoro con este intercambio de amor.

  8. Chinita

    Esperaba una no respuesta de él. Que sea ella esta vez la del corazón roto a modo de “justicia” por todos los caídos.
    Pero me gustó más este final, donde todos enseña que cometemos errores y donde siempre, siempre el amor vale más.
    Las adoro siempre <3

  9. Lala

    Navegando por las mareas de twitter llegué hasta acá, leí dos o tres historias y ya no me pude mover. Me dieron ganas de enamorarme de nuevo. No se si las quiero o no. Escriben una hermosura. Gracias por compartirlo.

  10. Agus

    Amo el amor y amo los cambios. Gracias

  11. Me encantó pero no entendí por qué firma MR si se llaman Guillermo y Valeria.

    Descubrí que existe el cantautor León Rogani.

    Qué buen nivel de lenguaje y qué bien resuelta esta historia.

    Felicitaciones.

  12. Melania G

    Las leo desde haces unas semanas, me encantan( llegue acá por el gato y la caja). No sabia donde comentarselos, porque todos Las historias me encantaron. Pero que mencionen a “vuela el pez” me pudo. No paren, por favor.

  13. MiMe

    Feliz de descubrir esta página… Tarde pero estoy tratando de ponerme al día. Este texto es uno de los que más me gustó… Creo que los que tienen algo que ver con musica son mis favoritos! No dejen de escribir nunca!

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén